Ciencia + ficción = ¿mierda?

Que la ciencia-ficción no entre en el canon, es algo que me molesta. Que a alguien le pueda sonar a marcianito verde, a Xena y a Expediente X, vale. Pero sí hay buena literatura de ciencia-ficción, sí hay temas nuevos y sí hay lectores críticos.
Es cierto, claro, que los comentaristas y críticos de esta literatura suelen ser parciales y valoran los textos según la complejidad de sus argumentos, como en los best-sellers. La mayoría de las reseñas que leo caen en los tópicos de siempre: el suspense, el dichoso planteamiento original, los personajes perfiladísimos y ese tipo de frases, lo que, a mi entender, denota que están sujetos a los patrones del Babelia o del Qué leer y no saben ver más allá.
Evidentemente, si tomamos la ciencia-ficción como punto de partida para poder explorar situaciones que, a priori, no pueden darse en la realidad actual o pasada, es evidente que no podrá valorarse de igual modo a Huxley, a Ballard, a Le Guin o a Aldiss que a Dostoyevski, a Irving o a Houellebecq, porque son incomparables.
Por otra parte, el hecho de que salga un marciano no le quita verosimilitud -recordemos a Dante o a Homero, por poner dos ejemplos-, ya que está en la destreza del autor la capacidad de hacernos tragar esa realidad con una lógica atada y bien atada.
Que hay mierda en la ciencia-ficción, sí, como en el Premio Planeta, por ejemplo, y en el 70 % de lo que se vende en España.
Os recomiendo a Ballard, de lo mejor que he leído últimamente y en ciencia-ficción en particular.

Comentarios

hukes dice:

De Ballard sólo he leído un cuento sobre «corridas de toros», pero el toro era un automóvil. La película de «Crash» de Cronemberg está basada en una historia de él.
Si las grandes obras de la literatura son ficción, el hecho de que se le añada ciencia –en mayor-o-menor y mejor-o-peor grado– no significa que deje de ser una buena o gran obra.
La fantasía, aunque también menospreciada, no lo es tanto como la ciencia ficción. Y qué mejor forma de desarrollar la imaginación que una buena historia con una generosa dosis de fantasía y «ciencia» (entrecomillada para aceptar también la ciencia ficción suave).
Otros ejemplos, a mi parecer, de buena ciencia ficción y literatura: «Crónicas Marcianas» de Bradbury y «Dunas» de Frank Herbert.

DeLiA dice:

😛
Uy vaya…
Listo… Ballard…
Dato anotado en la libretita azul… esa que no se pierde como los cientos de «papelitos» con datillos importantes que luego, y como acto de misteriosa desaparición, deben ir a dar a una especie de cementerio de papelitos y que nunca vuelvo a encontrar 😛
Yo creo, y dejo constancia que es una opinión propia de alguien a quien no se le da mucho la palabra leida, que es precisamente el hecho de que la ciencia ficción abunde en los llamados «lugares comunes» lo que puede llegar a hacerla, para mi, no tan atractiva…
Bueno, el suspenso me mata… sin embargo hay ciertos factores que logran que llegado un instante tenga que dejar un libro porque se transforma en un palabrerío «intragable»…
Alguien me dijo por ahi alguna vez que : «la ciencia ficción es como el caviar… no necesariamente le gusta a todo el mundo»
Yo creo que… depende del caviar, ¿no?
Bueno, puede que me eequivoque…
A todo esto, ¿cual es el blog de Sihaya para preguntarle aquello?
😉
Nos leemos

Óscar dice:

Sí, Hukes, en realidad los cuatro ejemplos que he puesto en el artículo no pretendían ser una lista… que luego nos empezamos a dejar a éste y a aquél y la liamos.
Bradbury, claro, Herbert… no sé, la verdad es que hay párrafos que yo tacharía enteros.

Óscar dice:

Delia, te has adelantado a mi comentario a Hukes.
El cementerio de papelitos pertenece a la misma clase de lugares misteriosos, como la cuarta dimensión de la lavadora, en donde se encuentran los millones de calcetines que desaparecen diariamente en el mundo.
Tienes razón, en la ciencia-ficción abundan los lugares comunes, más que en otros temas / otras temáticas (¿alguien puede resolverme la duda? A mí lo de temática me suena a problemática, palabro que odio). Cuando leas en una contraportada lo de una nueva aportación, un giro lleno de originalidad, ¡huye!
Sihaya no tiene blog, pero se pasea por aquí, así que nuestra encontradora de libros oficial resolverá nuestras dudas.
Me ha encantado lo de que la ciencia-ficción es como el caviar. ¡Con el asco que me da (el caviar, claro)!

sonia dice:

Yo leo de todo, lo malo de la ciencia ficcion es que a veces no la puedo seguir ni con un mapa. Besos

Óscar dice:

Esta te gustaría, Sonia.

DeLiA dice:

Omanero :
Perdona que se me fue el comentario anterior con un único «Omanero»… que leído así solito suena como tajante y como que hasta te voy a dar la reprimenda de tu vida, ¿no?… 🙂
Jejejeje…
No encuentro el lugar para eliminarlo…
Es que el dedo se puso malo y le di al enviar comentario sin querer…
«Dedo malo, dedo malo… eso no se hace…»
Ya le di su reto… que no vuelve a suceder 😉
Yo tambien odio el caviar… quizás es por eso mismo que no soy millonaria y no tengo para comparlo a destajo y hartarme de él hasta que me acostumbre a su sabor…
Jajajajaja…
😛
Si, temática suena a problemática
:-S
¿Me equivoco mucho si decimos que como temática es idem que decir el tema y problematica es el equivalente a decir el problema podríamos extrapolarlo a dilemática en vez de el dilema y asi per secula seculorum?
Jajajaja…
O ya es mucho, ¿no?
😉

sonia dice:

Gracias Omanero, lo tendré en cuenta. Besos

sonia dice:

Oye, ¿y que pasa con la ciencia ficcion española?

Psikke dice:

La ciencia ficción española: La Mayte Zaldívar esa, y el ex y la futura ex, todos para el nuevo casting de Star Trek.

Brixta dice:

No puedo opinar ya que no he leido mucho de ciencia ficcion. Ya te conte que lo mas ciencia ficcion es H. Murakami……
Pero anote tu lista de libros y a ver si me los regalan para navidad.

Óscar dice:

Delia: No hay botón de borrado, pero, si quieres, lo puedo eliminar manualmente desde el panel de control. Lo de «problemática», espero poner hoy un post a propósito del tema.
Sonia: Pues yo de la ci-fi española, poco. Recomendable totalmente, el premio UPV de 1995 (ahora lo están vendiendo de saldo en Valencia), El coleccionista de sellos de César Mallorquí, una ucronía sobre la guerra civil. Te la recomiendo.
Psikke: Eso, lamentablemente, no es ci-fi, sino realidad pura y dura.
Brixta: Pues los dos Murakami(s) (Haruki y Ryuchi) son recomendables del todo. Y lo del regalo de navidad… ¿tú haces carta a los Reyes?

gurb dice:

Yo a la ciencia ficción le devo que fue el genero que me desvirgo en el mundo de la lectura (de pequeño me lo leí casi todo de Issac Asimov, y asi me he quedado). Y hay grandes obras universales que pertenecen a ese genero…1984, Farenheit 451, Un mundo feliz… a todas estas se las puede considerar ciencia ficción, no?
Si se me permite, recomendar una peli: The Cube (ciencia ficción, simple pero directa y contundente)
Lo de los calcetines, eso si es ciencia ficción, con un poco de suerte se pondra de moda llevar un calcetin de cada color y asi un servidor quedara «supercool».

Óscar dice:

Sí, las novelas que mencionas son ci-fi, de la mejor.
De las últimas, recomiendo Código 46 y de las clásicas, El tiempo en sus manos, una adaptación estupenda de La máquina del tiempo.

Responder a hukes Cancelar respuesta