Cibercocretas

Decididamente, en la RAE deben de haber fumado algo en mal estado.
Estoy a favor de que sean incorporadas todas las palabras nuevas que son de uso común, siempre que aporten un significado nuevo. No me molesta, por ejemplo, la inclusión de blog, ya que designa correctamente a algo que hace diez años no existía. Tampoco me asusta que sea justamente así, blog, pero si entras en el Diccionario Panhispánico te encuentras que remite a la palabra bitácora. Hasta ahí, todo correcto.
Entro en bitácora y me entran los sudores.
bitácora. ‘Armario, junto al timón, donde está la brújula’. Se emplea a menudo en la locución cuaderno de bitácora, ‘libro en que se apunta el rumbo, la velocidad, las maniobras y demás accidentes de la navegación’. A partir de esta expresión, se ha tomado la voz bitácora para traducir el término inglés weblog (de web + log(book); abreviado, blog), que significa ‘sitio electrónico personal, actualizado con mucha frecuencia, donde alguien escribe a modo de diario o sobre temas que despiertan su interés, y donde quedan recopilados asimismo los comentarios que esos textos suscitan en sus lectores’. La equivalencia (cuaderno de) bitácora se halla bastante difundida en español y traduce con precisión el término inglés log(book): «Los corresponsales de guerra italianos ofrecen nuevas perspectivas del conflicto iraquí a través de sus cuadernos de bitácora en Internet» (País [Esp.] 2.9.04); «No es cosa de broma esto de las bitácoras, como también se conoce a tales webs» (Luna [Esp.] 14.3.03). Para hacer más explícita su vinculación con Internet (como hace el inglés weblog), podría usarse el término ciberbitácora o, como ya hacen algunos, ciberdiario ( ciber-): «Como en otras ocasiones, no le quedó otra opción que publicar el hallazgo en su ciberdiario» (Mundo@ [Esp.] 25.4.02); no obstante, este último término tiene el inconveniente de que también se emplea como equivalente de periódico digital.
Obsérvese que en la entrada correspondiente a ciber- se dice que el cibercafé es un disco-bar.
¿Alguien dice ciberbitácora? ¿Y ciberdiario? Vale que lo de diario electrónico es inexacto, ¿¡pero ciberdiario!? Y dicen que email es innecesario, pero cibercorreo, ciberdirección, cibermensaje -propuestas por la RAE- me parecen de juzgado de guardia. ¡Maldito prefijo ciber-!
Puestos a buscarle los tres pies al gato, me encuentro con que cocreta -incorrecta- remite a croqueta.
El próximo cibercorreo que envíe ciberagradeciendo cualquier ciberayuda, lo ciberintroduciré así:
DE: Ciberomanero
PARA: Ciberamig@
TEXTO:
Estimado ciberamigo:
Como muestra de mi agradecimiento, adjunto me complace remitirte cibercocreta virtual.
Cibersaludos.
PD: No te olvides de visitar mi ciberbitácora.
Y yo me pregunto, ¿es obligatorio lo de adjunto? ¿No sería adjunta, ya que estamos hablando de una cibercocreta? ¿Es un adjetivo o es un verbo?
Misterios insondables.