Pasen y lean (2)

  1. En el Cuaderno de Silicio, coincidencia de temas: la muerte.
  2. En El Jardín Cerrado, la entrada titulada Los peligros de internet. Pablo Herrero ha cazado un artículo en El País de hoy. Leedlo, merece la pena.

Aquí entraréis al foro en pruebas. He colgado una opinión de The Queen en la sección CINE, pero sois libres de añadir cualquier tema que os parezca. Recordad que es mejor registrarse para usar siempre el mismo nick, pero también podéis hacerlo de manera anónima. Los datos quedarán registrados en la base de NORMALIZADO.COM, pero no haré ningún tipo de uso a las direcciones. La plantilla está por modificar, pero podéis hacer cualquier sugerencia, ya lo sabéis.
Buen fin de semana.

0 opiniones en “Pasen y lean (2)”

  1. Hace unos minutos atrás me di de alta en el foro. Espero que mi credencial sea la 0001 😛
    Muchas gracias por incluirme en tus recomendaciones y a lado de alguien como Pablo; que honor.
    PD. Me ruborice…

  2. Sustituyendo que por eso es muy fácil.
    Me dijo de que estaba mal.
    Me dijo de eso: Incorrecto.
    Me dijo que estaba mal.
    Me dijo eso: Correcto.
    Me alegro de que vengas.
    Me alegro de eso: Correcto.
    Me alegro que vengas.
    Me alegro eso: Incorrecto.
    Ojo:
    Me alegró que vinieras.
    Me alegró eso: Correcto (el sujeto es que vinieras).

  3. Cuando se es futbolista, torero, floclórica o similar es obligado utilizar el de que. Y empezar siempre con: ¿Sí, bueno, no?
    Ejemplo:
    ¿Sí, bueno, no? Estooo… Pienso de que…
    Nota: el Estooo no es imprescindible, pero sirve para enfatizar.

  4. Creo que…
    Sí, bueno.
    ¿Seré folklórica? Futbolista y similar, no.
    Gracias Omanero, gracias por responder a mi pregunta, si leíste el comentario de ayer -el del Instituto Cervantes- comprenderás muchas cosas. Entre ellas, que olvidé mi lengua materna, mi orgullo. Mi orgullo, por los suelos.

  5. Es aquello que te domina.
    A más a más me pidió si podía regar las plantas.
    Los días de cada día me despierto y veo las hojas de mis orquídeas.
    Osti tú, me has dejado de piedra.
    A las horas no les pidas mangas verdes.

  6. Ahí va:
    Estoy hablando a solas con el mar
    y le pregunto yo al mar
    de que adónde estás tú.
    Y tú me prometiste de volver
    mota a caballo en un corcel de mar
    o en un taxis azul, como el mar.
    Dime marinero, si la vistes, marinero,
    con su traje azul marino como el mar.
    Qué feliz mearías si sabieras marinero
    replicar a mis demandas con afans.
    Contra más lo pienso me parece una Etiopía
    realizable de que yo la pueda hallar,
    me es inverosimil de que la gente murmure,
    de que ocurra lo que pasa me da igual.
    Marinero no te embarques, marinero
    en negocios sucios como el mar.
    Marinero, qué pocas luces tienes, marinero,
    como el mar.
    Andé un cacho de trecho detras de ti
    y aunque hacen años de que regresé
    no me satisfació, devolver.
    Mi errar jamás te produció dolor
    y prefiriste el querer de amor
    de uno de sangre azul, como el mar.
    Dime marinero…

Deja un comentario