Toc, toc

-¿Quién es?
-Tu muerte.
-No te esperaba tan pronto… me pillas en mal momento, me queda mucho por hacer.
-Si lo prefieres vuelvo en otro momento. ¿Cuándo te viene bien?
-No sé, ya te llamaré yo.
-Sabes que eso no es posible.
-Hm…, bueno, pues cuando haya terminado todo.
-¿Y cuándo será eso?
-¿Y yo qué sé?
-Bueno, qué susceptible estás.
-Es que me pones nervioso.
-Vale, pues me marcho, ya volveré otro día.
-Avisa antes.
-¿Con qué?
-No sé, con algo que no duela.
-¿Como qué?
-…