Toc, toc

-¿Quién es?
-Tu muerte.
-No te esperaba tan pronto… me pillas en mal momento, me queda mucho por hacer.
-Si lo prefieres vuelvo en otro momento. ¿Cuándo te viene bien?
-No sé, ya te llamaré yo.
-Sabes que eso no es posible.
-Hm…, bueno, pues cuando haya terminado todo.
-¿Y cuándo será eso?
-¿Y yo qué sé?
-Bueno, qué susceptible estás.
-Es que me pones nervioso.
-Vale, pues me marcho, ya volveré otro día.
-Avisa antes.
-¿Con qué?
-No sé, con algo que no duela.
-¿Como qué?
-…

Comentarios

sonia dice:

El deseo de cualquiera.

sonia dice:

No viene al caso, pero ¿te he dicho lo mucho que me gusta lo de pinchar en normalizado e ir a la página principal? es que mira que es cómodo, me encanta.

malayerba dice:

Me recuerda al cuento de Woody Allen, «Para acabar con Ingmar Bergman.El séptimo sello».Lo siento, seguramente el tuyo es en serio, pero me he acordado en seguida de Nat Ackerman jugando al rummy.

sonia dice:

Pues a mi me recuerda a Terry Prachet.

Yo lo continuaría. Curiosamente, también otra amiga bloguera de ambos habla hoy del mismo tema bajo otro enfoque: http://cuadernodesilicio.wordpress.com/
Un saludo muy cordial.

sonia dice:

Y es un tema del que se puede hablar en el foro. 😉

In I Go dice:

¡Por Dios, Omanero! ¿Me lees el pensamiento?

Óscar dice:

Malayerba: No lo sientas, malayerba, me halagas diciéndome que te recuerda a Woody Allen.

Sonia: Claro que sí, éste tema y otros tantos.

Doctor: Ahora mismo lo recomiendo. Por cierto, tu última entrada, tiene miga.

In I Go: Pues si leo pensamientos, In I Go, estamos listos… ¡No lo quiero ni pensar!

In I Go dice:

Omanero, normalízate, que me lo has llenado todo de charcos.

Óscar dice:

¡HORROR!
Procedo a cortarme las venas, In I Go. Gracias por el aviso.

IxcheL dice:

Como ahora ya no quieres nada
ni arrebatarme el cuerpo
ni ver mis ojos ni guardar mi corazón
voy a morir, voy a morir, voy a morir
para que guardes mi muerte con tus
manos…
Saludos 😉

Ana2 dice:

No creo en las coincidencias pero sí en la causalidad: Estoy leyendo, entre otros, «Veronika decide morir» de Paulo Coelho….
A mí..sinceramente me gustaría que me pillara por sorpresa.
Saludos y Sonrisas!!

Ana2 dice:

Omanero…In I Go : Es más «poético» decir que te lo llenó de lagos, en vez de charcos!!

In I Go dice:

Tienes razón, Ana2, pero charcos era más críptico. Soy así de rebuscado y, a veces, bocazas.

Óscar dice:

In I Go, de bocazas nada, esas cosas hay que decil-las.
Y no abro más la boca, que ya he tenido bastante por hoy, me vuelvo a mi cubículo, a rasgarme las vestiduras.

Jazlima dice:

A mi me hizo acordar al gran libro de Saramago «Las intermitencias de la muerte». Si no lo leyeron, vayan ya mismo a comprarlo a su librería amiga.
(Jua, ni que Saramago me pagara por hacerle publicidad).

Deja un comentario