A los treinta…

El foro está en pruebas. Cualquier comentario será bienvenido.

**********************************

Más. El País ha cambiado el diseño de su página en internet. Me llaman la atención dos cosas:

  1. Se parece enormemente a la página de El Mundo.
  2. Anuncian a bombo y platillo la participación de los lectores, weblogs incluidos.

Hoy no se puede navegar decentemente por las páginas del diario -ya lo advirtieron- el buscador de la página no encuentra las noticias antiguas que he buscado en el archivo. Espero que se solucione pronto.
A otra cosa. Santiago Roncagliolo dice:
A partir de los treinta años, cuando la vida de la gente se estabiliza, las historias de amor se convierten en eso. Dos personas saben que se comunican de un modo especial. Saben que quizá, en otras circunstancias, todo sería diferente. Pero las circunstancias son las que son. Y ambos han tenido sexo suficiente como para entender que no es eso lo que buscan. Hace cincuenta años, en una sociedad represiva, se habrían ido a la cama. Pero ahora vivimos en una sociedad solitaria. Es más difícil encontrar alguien con quién hablar que con quién follar.

Comentarios

hukes dice:

Y terminamos blogueando.

Salarino dice:

La falta de sexo (compartido) se puede paliar con una paja (iba a poner «masturbación» pero me sonaba a consultorio). La falta de conversación, por continuar con la analogía, si la mitigas hablando solo te puede llevar a pasar las tardes al sol con una mantita en una clínica psiquiátrica (lo cual, pensándolo fríamente, no es tan mala opción).
Recuerdo haber leído hace tiempo a Maruja Torres que el gran error de nuestra cultura era el empeñarnos en salir con los amigos y vivir con la pareja, cuando lo más sensato era lo contrario: vivir con los amigos y salir con la pareja. Yo, hasta hace poco, hubiera suscrito su teoría, pero conforme me alejo de los treinta y me acerco a los cuarenta (los rozo, querido público), cada vez me da más pereza salir, sea con amistades, pareja o con mi madre al cortinglés.
Y termino mis desvaríos con un viejo dicho popular que más o menos viene al caso: a partir de los treinta, los tíos son como los servicios públicos. O están ocupados o llenos de mierda.

sonia dice:

Contestar a los blogs, ¿se le puede llamar conversación?. A veces yo creo que si. Yo pienso que es como esas partidas de ajedrez en la distancia, el juego es mas lento pero lo hay.
De todas formas la opinión de este señor imagino que variará según te haya ido en la vida.
Salarino: Tú puedes ser uno de los que los ocupe y además la mierda se puede limpiar. Besos y animate a salir y a darle la oportunidad al mundo de que disfrute de ti.

Salarino dice:

Sonia, agradezco tus buenas intenciones, pero lo de «darle la oportunidad al mundo de que disfrute de mí» me ha sonado un poco fuerrrte. Que no soy Beyoncé 😉

Óscar dice:

🙂
Salarino, ¿no cabe la posibilidad de ambas a la vez?

sonia dice:

Todo el placer que pueda tener la Beyoncé lo tienes tú con tu conversación. Físicamente no puedo opinar, pero te aseguro que siempre es un placer saber de ti.

Ana2 dice:

Creo que es cierto en parte : hoy en día es tan facil encontar a alguien con quien hablar como con quien follar. Otra cosa es encontrar a alguien que esté en tu misma sintonía para ambas cosas. Hablar es facil, el sexo es facil…lo dificil es que sea especial!!
Salarino si te sirve de consuelo….yo estoy como tú..que ya no salgo ni en defensa propia!!
P.D : Beyonce está en la veintena….y yo desde la veintena he pasado de «reina de la noche» a «reina de la almohada»!!

sonia dice:

Pero reina al fin y al cabo. Besos.

Deja un comentario