2006

Os explico mi plan de hoy. Después de la siesta nos pondremos a cocinar un asado con verduritas, muy rico –espero–, después a casa de un amigo, que organiza una mini-fiesta. Las uvas no sé si en casa o ya en la segunda sede, eso ya lo veremos. Es posible que terminemos en una disco, pero como el plan no es seguro y tampoco es que me vaya mucho lo de la discoteca en nochevieja, puede que a las dos ya esté roncando. ¿Quién sabe?
Para acabar el año hemos tenido dos noticiones de los de titulares bien gordos. Los dos nefastos, eso sí. Me dan vergüenza la web de la CNN y los comentarios en los foros –decidí pasar de ellos, sinceramente–, mientras la mención al aniversario del tsunami, por ejemplo, se ha limitado a unas imágenes por televisión de los memoriales, como se les llama ahora, sin una palabra sobre la situación de miserable en la que todavía se encuentran los habitantes de las zonas a las que llegó el maremoto, que en muchas ocasiones es exactamente la misma que el día de la catástrofe. Mientras, fotos a todo color de George Lucas con Harrison Ford porque van a rodar otra vez Indiana Jones. Todo está como siempre, más o menos.
Me estoy enrollando. Resumiendo el 2006: El mayor descubrimiento de este año, Isabel Clara-Simó, lo peor, la mujer desnuda, ya sabéis a quién me refiero, :. . Otras cosas importantes y nuevas para mí: el blog y la cibercomunidad, mi nueva condición de parado y el perro -aunque éste aterrizó por aquí en noviembre del 2005–, el horno, que ya manejo con soltura y last but not least, la familia y los amigos, que más o menos van tirando todos. No nos falta nadie, afortunadamente.
No os emborrachéis. Nos vemos el día 2.