Las calorías del cámember

Supongo que casi todos los que participáis en la lectura sincronizada habréis terminado de leerla. Recordad que empezamos el 23 a comentar cosas. El mismo día 23 abriremos la lista de propuestas para la segunda lectura. Los candidatos deberán ser:

  • Mujer
  • No inglesa
  • No ciencia-ficción / fantasía

He pensado en estas condiciones para dar un poco de variedad al asunto. Decidme qué os parece.
Más cosas. El foro está abierto a todos los que conozcáis la novela, así que cualquiera puede participar, aunque no la haya leído recientemente.
A otro asunto. La polémica en Inglaterra por el asunto del racismo en Gran Hermano. Bueno, pues me parece muy bien. Lo que no me explico es que hayan esperado a que fuera la audiencia la que expulsara a esta centolla. ¿No debería haber intervenido la dirección de la cadena? De EL PAÍS de hoy:
La joven se siente avergonzada por sus expresiones racistas aunque reconoce que no era su intención ofender a nadie. «Shetty fue víctima de abuso y racismo» dice después de ver en pantalla lo que hizo dentro de la casa y que hirió a la comunidad hindú en Reino Unido. «Me impactó ver la manera como actué, sentí una sensación de aversión hacia mí misma».
A buenas horas, mangas verdes. Eso se piensa antes, chata, no ahora. Total, que con polémica o no, esta menda está fuera. Pero creo yo que todo este asunto no sirve para nada si seguimos teniendo una televisión de mierda, empezando por los programas y terminando por los anuncios como los de unos cereales –en los que se nos muestra a una chica bastante delgada cuidando de su figura–, los de créditos dudosos, los de coches –en los que las mujeres hablan del confort y la elegancia y los hombres de la potencia, eso sí, sin que lo vean ellas–, los de los desodorantes que las vuelve locas, los de bollería –los donuts light tienen 333 calorías por 100 g, y se quedan tan panchos con lo de “bajo en calorías”– y otros muchos.
Copio de CONSUMER.ES
Sólo se pueden considerar alimentos light o ligeros, atendiendo a los criterios de la CIOA (Comisión Interministerial para la Ordenación Alimentaria), los Donuts light normales y bombón, ya que reducen un 30% su contenido calórico. Esto no significa que se puedan considerar alimentos bajos en calorías, ya que por 100 gramos aportan una cantidad de grasa muy elevada (14 y 21 g por cada 100 g en el donut light y bombón light, respectivamente); casi el doble que la misma cantidad de un paté bajo en calorías en el caso del bombón light.
Y también dicen:
Es verdad que su aporte de calorías por lo general es menor respecto a los alimentos convencionales a los que imitan, pero esto no los convierte en adelgazantes. La reducción en el aporte energético de estos alimentos suele hacerse a expensas de los hidratos de carbono y de las grasas, reduciendo la cantidad de estos o bien sustituyéndolos por sustancias como edulcorantes y sustitutivos de grasas respectivamente. La mayoría de los consumidores que leen en el envase los citados mensajes cree con seguridad que se trata de un alimento con un aporte energético considerablemente inferior, pero si se abusa de la cantidad de consumo, sus efectos resultan completamente contrarios a lo que se busca, produciendo incluso aumento de peso. Así mismo, se ha comprobado que no en todos los casos el valor energético de estos alimentos es tan bajo como cabría esperar.
Vamos, que la televisión sigue siendo una mierda. Me quedo con el queso cámember de toda la vida.