Goebbels resucitó (ACTUALIZADO)

Los Goebbels

La televisión matinal es fantástica, no cabe duda. Informa del último grito del mundo de la música –Operación Triunfo mediante, claro está–, realizan entrevistas con sensibilidad y rigor informativo –pregunta fundamental a la madre de una de las víctimas de un psicópata: ¿sabía usted que su hija se dedicaba a la prostitución?–, te cuentan lo más relevante del día –que Isabel Preysler estaba en estado cuando se casó con Julio Iglesias– e instruyen a la audiencia en campos como la medicina y la salud. Lo mismo que con los periódicos. Cumplen su papel de informadores y creadores de opinión y ayudan al pueblo a recordar episodios históricos ya olvidados:

De EL PAÍS de hoy:

Según el rotativo, el ministro nazi se aislaba de los asuntos oficiales durante meses en la mansión, que disponía de una sala de cine donde Goebbles controlaba la producción del semanario informativo cinematográfico Wochenschau y un salón principal de cien metros cuadrados.

En 1953, Goebbles, su esposa y sus seis hijos se trasladaron desde Berlín a su propiedad en el Bogensee.

Dos años después, cuando las tropas aliadas se cernían sobre Berlín, los ocho miembros de la familia se refugiaron en el búnker de Hitler y se suicidaron un día después que el líder nazi, el 1 de mayo de 1945.

Sí, sí, se refiere al Goebbels nazi, no cabe duda. ¡Pues sí que estamos bien! Salgo a la caza de la información en BILD –diario riguroso donde los haya–, fuente de la información, pero no la encuentro. Le doy a Google News y, ¡oh, sorpresa! El mismo texto, el mismito, en LA VANGUARDIA.

Y yo me pregunto, ¿se trasladaron a Berlín en alma o también en cuerpo? Si es lo primero, malo, si es lo segundo, peor, ¿tú sabes el tufo que harían? ¿O después de tantos años lo único que quedaba era el esqueleto? ¡Brrr! Para mí lo inaudito no sería la venta del edificio, sino que la familia Goebbels se trasladara a Berlín ocho años después de muerta. ¿Y se han dado cuenta ahora? ¿Y el Pardo? ¿Estará habitado? No quiero ni pensarlo.

PD: Os recomiendo El hundimiento.

ACTUALIZACIÓN

A las 15.10, el dato aparece corregido en EL PAÍS. Ahora únicamente falta que corrijan el nombre. Avisados están, así que no tienen excusa.

Comentarios

Óscar dice:

Por cierto, este es el texto número cien. ¡Invito a ganchitos y a trinaranjus!

Psikke dice:

SRES. NO OLVIDEN DE PONER LA PALABRA MÁGICA, QUE NO VEAN UDS. COMO SE LAS GASTAN POR AQUÍ.
Der untergang, buenísima -aunque no me he leído el libro 😉 –
Ganchitos y trinaranjus, te veo muy naranja hoy.

Jazlima dice:

Como dicen ustedes: enhorabuena por el número 100!!
Como digo yo: omedetou gozaimasu!!

Óscar dice:

En LA VANGUARDIA podéis seguir viendo la cagada.

sonia dice:

Pues menos mal que ha sido un error y no se ha hecho realidad la famosa frase de “si …. levantara la cabeza”, porque si les da a todos por pasearse nos puede dar algo. Con lo bien que estan donde estan.
¡¡Felicidades y gracias por el piscolabis!!

Jose dice:

¡Gracias por la merendola! Ma’ que me gustan los ganchitos. Y sí, ¡cagada cagada!

Jose dice:

¡Jo! Por un momento me he sentido como Betty la fea, que llega a casa del duro curro y se pone a hablar con sus amigos los internautas. Pero, que conste, que no soy tan feoooo. Sólo era un comentario que me ha pasado por el serebrito.

Nika dice:

Creo que no se suicidaron todos voluntariamente, sino que fueron él y su esposa los que enveneraron a sus hijos, pero ya se sabe, y como él mismo acuñó: “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”
¡Gran maestros de todos los que trabajamos en el mundo de la publicidad y derivados! ¡Qué pena! A veces me pregunto por qué habré elegido esta profesión, sino me pega nada… claro que mi ilusión era ser copy (osease redactora publicitaria).
Gracias por la merienda, me ha alegrado el día 😉

Nika dice:

Creo que no se suicidaron todos voluntariamente, sino que fueron él y su esposa los que enveneraron a sus hijos, pero ya se sabe, y como él mismo acuñó: “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”
¡Gran maestro de todos los que trabajamos en el mundo de la publicidad y derivados! ¡Qué pena! A veces me pregunto por qué habré elegido esta profesión, sino me pega nada… claro que mi ilusión era ser copy (osease redactora publicitaria).
Gracias por la merienda, me ha alegrado el día 😉

Nika dice:

Uppss… que le he dao dos veces! perdón, es que voy acelerá!!

Óscar dice:

😀 No te aceleres, Nika. Sí, era un maestro, él y el equipo que tenían. No creo que nadie los haya superado hasta el día de hoy, afortunadamente. Tienes razón con lo de los hijos. Según Rochus Misch, fue Magda, la madre, la que les dio a los hijos chocolate caliente con un somnífero (he leído también que podía ser morfina) y, cuando los niños ya estaba dormidos, les metió una cápsula con cianuro para que murieran. En el fondo da lo mismo qué grado de implicación tuvo ella en la muerte, porque, en definitiva, lo consintió, no me importa si fue ella la que les dio la cápsula o no. En la película “El hundimiento” sale la escena. Os la recomiendo (no solo por el asunto de los Goebbels).
Jose: eso sería porque no había nadie en ese momento, pero aquí no se discrimina a nadie por ser fea/feo. Fíjate en Sonia, y aquí está. 😉
Psikke: ¿Te ha caído la ira de WordPress? 😀

Ana2 dice:

Las erratas dan vidilla a la prensa, y generalmente no nos damos cuenta de lo que escribimos hasta que no lo leemos, y a veces ni eso!! Por cierto que ayer un presentador que hablaba de la Preysler se corrigió a si mismo en la maravillosa frase: En el próximo programa veremos como Isabel contrae matrimonio por tercera vez con Miguel Boyer, es decir, por tercera vez en su vida y primera con Boyer….Sin comentarios porque dando la vuelta a la frase hubiera podido seguir rectificándose a sí mismo sine die…

sonia dice:

¡¡Calla, calla!! no le asustes. No solo no se nos discrimina a los feos si no que además se nos quiere, ¡¡¡que lo se yo!!. 😀
Jose, deja a tu cerebrito que comente lo que quiera, que hace muy bien, y de aquí al foro.

malayerba dice:

Pues a mí tampoco me gustó tanto, “El hundimiento”, la verdad, pero me pasa con tantas pelis consideradas geniales en plan unánime que debo ser yo, que tengo una tara…

macorina dice:

A mí me preocupa lo de la noticia, no por esta cagada en concreto que no tiene tanta importancia sino por lo que significa que una agencia, o alguien, elabore una noticia, la distribuya y se publique así tal cual en varios medios. No sé qué de la pluraridad… en fin.

iwi dice:

tiene razón macorina, últimamente lo he visto en varias ocasiones, y eso que tampoco leo tanto la prensa, así que lo que debe haber por ahí…
Óscar, espero que descanses en tus vacaciones y vuelvas renovado.

Deja un comentario