La arquitectura del concepto

Ya hace un buen rato que me he levantado y todavía tengo la cara arrugada cual recién nacido. El despertador del teléfono móvil ha empezado a sonar a horas indecentes, pero como estaba a unos dos metros de la cama, ¿os creéis que he sido capaz de levantarme? La respuesta, evidentemente, es no. Y ha sonado y sonado y sonado y sonado… claro que no podía dormir, pero como soy más de Belfagor que el propio Lucifer, he romanceado hasta que el cuerpo ha dicho basta. Con las pesadillas que he tenido, cualquiera se levantaba a esas horas (las nueve de la mañana, ¿qué pasa?). ¡Qué de angustiosos ensueños! No sé si por la cena, que fue abundante, o por una de las cosas que escuché en la televisión a propósito de las imágenes de Escher:
No es una arquitectura construible, es una arquitectura del concepto.
Lo de “construible” me nubla el cerebro, pero demos un voto de confianza, no sea que la frase vaya a tener enjundia y nos la perdamos por una tontería. Bueno, no soy una lumbrera en cuestiones arquitectónicas, en absoluto, pero me explique lo de “arquitectura del concepto”, porque, si mis conocimientos de castellano no me traicionan y el DRAE tampoco, “arquitectura” quiere decir “arte de proyectar y construir edificios”. Suponiendo que el entrevistado se pusiera metafórico, entonces entenderíamos que los dibujos de Escher no se pueden construir, sino que “proyectan y construyen conceptos”. O voy mal o sigo sin entender nada. Que en los dibujos de Escher aparezcan edificios que no pueden ser construidos, vale, pero que este buen hombre se dedicara a construir conceptos, pues me lo creo menos. En fin.
Antes de que se me olvide y de cambiar de tema, he descubierto un blog que me ha llamado la atención. A ver qué os parece.
Y ahora sí, cambio de tema. Os dejo abajo el enlace a un artículo de EL PAÍS sobre una mujer que quiso poner fin a su vida. Padecía una enfermedad degenerativa. También os dejo el manifiesto de apoyo a la despenalización de la eutanasia que he encontrado en la página web de la Asociación Derecho a Morir Dignamente.

…………………………………………

MANIFIESTO

  1. El respeto a la dignidad del ser humano exige el respeto a la libertad de cada individuo para decidir sobre su vida y sobre la forma de finalizarla.
  2. Cuando, debido a las circunstancias, la persona enferma no se pueda expresar se deben respetar las voluntades anticipadas, el denominado Testamento Vital.
  3. Toda persona que sufre una enfermedad irreversible o incurable debe tener acceso a los recursos asistenciales necesarios para aliviar su sufrimiento y su dolor, especialmente a los cuidados paliativos.
  4. La eutanasia o acortamiento voluntario de la vida de quien sufre una enfermedad incurable para poner fin a sus sufrimientos es un derecho humano fundamental que todo estado laico, plural y democrático debe garantizar.

Por todo esto,
reclamamos la aprobación urgente de una ley que despenalice la eutanasia con los debidos controles y así se garantice el respeto a la libertad y el derecho a morir con dignidad.

…………………………………………

ENLACES

  1. Artículo en EL PAÍS.
  2. Asociación DMD.

¡Al horno con el pollo!

Después de un buen rato ocupándome de la guía de lectura de Neverwhere, resulta que tengo las neuronas consumidas –y eso que normalmente tampoco rinden mucho– y ya no sé qué escribir con dignidad. Acabo de volver a abrir el procesador de texto –Nisus Writer, muy bueno, Word, KK– y voy a escribir lo primero o lo segundo que se me ocurra, porque hoy no pienso echar pestes. ¿O sí? Que sea lo que la Entidad Suprema quiera.

Me he dado cuenta de que he estado leyendo la novela intentando destriparla bien. Así que no la he disfrutado. He estado tomando notas a partir de la página 73, tengo todo el libro lleno de cruces, signos de interrogación y marcas varias, las esquinas, dobladas –ya sé que eso no se debe hacer y muchos se rasgarán las vestiduras, pero era un libro de trabajo– y un montón de cosas que he impreso. ¡Ja!, el programita no me deja escribir i m p r i m i d o, el muy malandrín, que la RAE nos pille en su gloria, pero eso es otra historia, que diría Ende. A propósito de i m p r i m i d o, ¿vosotros habéis freído las patatas o las habéis frito? No me atrevo a meter la mano en la sartén, soy un cobarde, así que cuando me asaltó la duda existencial sobre las frituras, decidí que jamás freiría patatas o huevos y que me pasaría al maravilloso mundo del horno –no microondas, pordió, que me acojonan más que el fin del mundo–, que parece que da más clase a un vulgar pollo: por cierto, si le ponéis un poco de Avecrem y una rodaja de limón por encima, un chorro de agua y otro de aceite y lo tapáis durante media hora, antes de darle el toque final pa curruscarlo, sale de chuparse los dedillos. Volviendo al tema de las impresiones y las fritangas, yo intento evitar esos participios, terribles cual tren de la bruja, y los sustituyo:

  • ¿Has i m p r i m i d o / impreso ya la página? = ¿Has sacado ya la página?
  • ¿Lo has f r e í d o / frito? = ¿Cómo lo has hecho? ¿En aceite?

Y me quedo tan pancho, y eso que me consta que no son hitos expresivos, ni mucho menos. Y no sé por qué me dan esos tembleques, que la RAE lo dice bien claro en el DPD:

imprimir
. ‘Marcar sobre papel u otra materia [un texto, un dibujo, etc.] por medios mecánicos o electrónicos’ y ‘dar a alguien o algo [un determinado carácter, estilo, etc.]’.
Tiene dos participios: el regular imprimido y el irregular impreso. Aunque existe hoy una clara tendencia, más acusada en América que en España, a preferir el uso de la forma irregular impreso, ambos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica: «Habían impreso en su lugar billetes de a cien» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); «La obra […] circulaba dos años después de haber sido impresa en una ciudad protestante» (Trabulse Orígenes [Méx. 1994]); «En total se han imprimido 35 000 carteles» (Mundo [Esp.] 11.11.96); «Esta obra ha sido imprimida por La Torre de Papel» (Prensa [Nic.] 21.10.97). En función adjetiva se prefiere en todo el ámbito hispánico la forma irregular impreso: «Contempló una vez más la imagen impresa en la tarjeta postal» (Martini Fantasma [Arg. 1986]).

freír
. 1. ‘Guisar [algo] en aceite o grasa hirviendo’. Verbo irregular: se conjuga como sonreír (→ apéndice 1, n.º 55). Sobre la acentuación gráfica de las formas del pretérito perfecto simple o pretérito frio/frió y del presente de subjuntivo friais/friáis, → tilde2, 1.2.

2. Tiene dos participios: el regular freído y el irregular frito. Ambos se utilizan indistintamente en la formación de los tiempos compuestos (he freído/he frito) y de la pasiva perifrástica (es freído/es frito), aunque hoy es mucho más frecuente el empleo de la forma irregular: «Le he frito también un par de huevos» (Olmo Iglesias [Esp. 1984]); «Aparte se habrá freído el tomate […] con cebolla, todo muy despacio y removiendo bien» (Toharia Setas [Esp. 1985]). En función adjetiva, sin embargo, solo se usa la forma frito, que puede ser también un sustantivo (‘alimento frito’): «Un bar en el que hacen unas sardinitas fritas que te mueres» (Zarraluki Silencio [Esp. 1994]); «Evitar en lo posible los fritos» (Pirolo/Pirolo Dietas [Arg. 1990]).
3. La materia que se utiliza para freír se expresa mediante un complemento precedido de en o con: «Los pejerreyes […] se fríen en aceite bien caliente» (Huneeus Cocina [Chile 1989]); «Las [sartenes] antiadherentes […] serán muy útiles siempre que se quiera freír con poco aceite» (Expreso [Perú] 1.10.91).
4. En varios países de América existe, con este mismo sentido, el verbo regular fritar.
Vamos, que i m p r i m i d o está igual de bien que impreso. Lo que pasa es que desde que la RAE admitió lo de influenciar, le quitó la tilde a casi todos los solo (=únicamente) y dejó de diferenciar el pie del verbo piar y pie de pinrel, pues que ya no me fío de estas damas y caballeros, que parece que piensen aquello de pa lo que me queda en el convento, me cago dentro.

Hijos míos, normalizados todos, ¿qué queréis que os diga? Pues que al final he vuelto a despotricar.

Lamarequevá.

The Tube

Cuando elegimos NEVERWHERE para la lectura sincronizada –recordad que empezaremos a comentarla la semana que viene–, estaba claro que había que escribir algo aquí sobre Londres y su metro. Bueno, pues ahí va:

El METRO DE LONDRES es la red ferroviaria que funciona en el área del Gran Londres –condado que incluye la ciudad de Londres, Westminster y 31 distritos más y tiene una población de más de siete millones de personas– y, en algunos tramos, circula por la superficie. Es el metro más antiguo del mundo –fue puesto en funcionamiento en 1863– y comprende más de 400 km de líneas en actividad, con 274 estaciones abiertas. Los túneles discurren a unos cinco metros de profundidad media, aunque algunos llegan a los 20 metros. Una de las curiosidades del metro de Londres: es uno de los pocos en el mundo que necesita cuatro raíles para circular: dos se usan para las ruedas de los trenes, uno, entre estos dos, funciona a -210 voltios y otro, a la derecha de estos tres, a 420, por lo que los trenes no tienen pantógrafo –el cacharro del que toman la corriente de la catenaria–, como los metros y las locomotoras eléctricas españolas.

Durante los años de funcionamiento del metro, algunas estaciones fueron cerradas al público. Entre ellas está la que recibe el nombre de BRITISH MUSEUM y que aparece en NEVERWHERE. Fue inaugurada en 1900 y cerrada 33 años después, aunque sirvió de oficina administrativa para el ejército durante los años 60. Muchas otras sirvieron como refugios antibombas durante la Segunda Guerra Mundial y otras, como archivos.

Algunas páginas tienen más información sobre las estaciones cerradas:

A los que estéis participando en la lectura sincronizada, os recomiendo que las visitéis, ya que hay un montón de imágenes que os pueden ayudar a imaginaros las andanzas de Puerta y Richard por el subsuelo de Londres.

Lo último. En la novela aparece NIGHT’S BRIDGE, el Puente de la Noche. Al parecer, el nombre parte de la calle y la estación KNIGHTSBRIDGE, donde están los grandes almacenes HARROD’S –¿recordáis el primer mercado flotante?–. Bueno, pues los túneles para la estación fueron construidos de tal manera que no cruzaran el terreno donde se encontraba una fosa común en la que yacen los restos de cientos de víctimas de la plaga de peste bubónica que asoló la ciudad en el siglo XVII. Aquí la foto de la entrada:

Os recuerdo que esta semana tenéis que ir terminando la novela para que, a partir del martes que viene, podemos comentarla todos.

¿No os suena de algo?
Pronto, más información.

Mensajes de suicidio

Navegando por estos mundos de Yupi me he encontrado con esto. Ya no sé si habría que intervenir –como en el famoso caso de las Princesas de Porcelana– o simplemente hay que dejar las cosas como están. Si se cierran las páginas y los foros que fomentan la anorexia, ¿por qué no con los de suicidas? En ocasiones he leído mensajes en foros en los que alguien explicaba su situación y expresaba su deseo de suicidarse. Lo que sí es cierto es que, a pesar de que una de las mejores cosas de internet es que cada uno puede decir lo que piensa –y menos mal que existe un medio como éste– corremos el riesgo de que algunas personas puedan encontrar en estos foros el apoyo necesario –que no tendrían de otra manera– para acabar con su vida. Por otra parte, también hay ejemplos de aquellos que quieren suicidarse y, gracias a los mensajes de apoyo de otras personas, deciden no hacerlo. Y además me pregunto hasta qué punto hay una voluntad firme y meditada detrás de estos mensajes.

En fin, que no sé qué pensar.

Sonrojo

Escribo esto un poco más tranquilo porque no quiero que este blog se convierta en una narración de mis desventuras con la justicia. Únicamente quiero decir al respecto que el hecho de aceptar la presunción de inocencia del denunciado no implica que el denunciante sea un delincuente. Porque así fue como me sentí ayer después de declarar ante el juez de instrucción del Juzgado nº 21 de Valencia. ¿Cuántas veces insistió en el tema de que es un delito decir falso testimonio? ¿Cuántas veces me preguntó si estaba seguro de que yo no había salido del coche para insultar al que me golpeó? Hay gente que me conoce que dice que la mala uva se me ve en la cara antes de que yo abra la boca. Pues digo yo que se tuvo que dar cuenta de que se estaba pasando de rato largo con las preguntas, lo percibí claramente. Además, supongo que el denunciado habrá declarado que fui yo el que le golpeó a él. En fin. Que se va a quedar en juicio de faltas y que voy a tener que ir al forense otra vez porque se han iniciado dos procesos diferentes –uno en Paterna y otro en Valencia–, así que voy a tener que perder otra mañana. Y con esto acabo porque se me llevan los demonios, que dicen por ahí.

A otra cosa. He leído en EL PAÍS que el precio de la vivienda en Valencia ciudad ha subido un 253% en cinco años. En Madrid, un 138% y en Barcelona, 170%. Así que ahora, el metro cuadrado cuesta una media de 3.800 € del ala en la ciudad de la ribera del Turia. En el barrio de L’Eixample cuesta 7.956 € y en Ciutat Vella, 7.289 €. EL PAÍSLas causas de la subida parece que son: el AVE, la Copa América, la falta de suelo y el aumento de la población. Bueno, me da igual por lo que sea. Si la inflación sube un 3,5% al año, ¿qué precios son los que bajan para compensar esto? ¿O es que la vivienda no entra en el cálculo del IPC? ¿Será que en otros lugares ha bajado y yo sin enterarme? No sé cómo funciona el cálculo del IPC, la verdad es que, por mucho que lo expliquen en la televisión, nunca lo he acabado de entender. Yo suponía que se tomaban los datos de ciertos productos comprados en diferentes comercios, se saca la media y después se comparan los datos con muestras anteriores, ¿no? Si es así y la vivienda ha subido un 253% en Valencia ciudad, ¿cómo es posible que suban los precios úncamente un 3, 5%? No lo entiendo. Una solución quiero.

Más. Desde el último incidente con pedos que no eran los míos teniendo en cuenta que últimamente tengo que soportar que a Manolito le sienten fatal las legumbres –hago una llamada desde aquí a los escépticos que quieran comprobar el estado de la cuestión–, he decidido convocar el PRIMER CERTAMEN CREATIVO DE GASES DE LA COMUNIDAD HISPANOAMERICANA. Disculpen lo escatológico de la convocatoria, pero a la vista de que lo natural es bello, sano y recomendable, he llegado a la conclusión de que estamos muy atrasados en el estudio y análisis de estas actividades. Ya tuve mis discusiones cuando vivía en Alemania sobre la conveniencia o no de ser natural ante estas pOblemáticas fisiológicas y, aunque tenía en cuenta aquello de «allá donde fueres, haz lo que vieres», no conseguí acostumbrarme a que al gas natural hay que darle un provecho, igual que a lo del ahorro de agua en higiene personal y de la vivienda en general. Pero como tenemos que europeizar nuestras costumbres y Alemania es el motor de Europa, considero que tenemos que actualizar nuestro archivo COSTUMBRES SOCIALES v. 3.0 y dejar a nuestro cuerpo la libertad total que requiere. Ya sEmos europeos, ya se encargan de recordárnoslo todos los días.

EuropaEstoy harto de escuchar la cantinela de que tenemos que ser más europeos. Pues oiga, no. Hasta aquí hemos llegado. Que tenemos que trabajar con los mismos horarios que en Hamburgo, pues mirusté, denos el mismo sueldo y las mismas condiciones de trabajo que allí y yo vendré a trabajar a la hora que usté me diga. ¿Leemos poco? Pues sí, mirusté. Baje el precio de los libros y verá cómo compramos más. ¿Conducimos fatal? Pues sí, mirusté. Construyan carreteras como Dios manda, eliminen los puntos negros, hagan pruebas de verdad para los candidatos a la consecución del permiso de conducir, conecten de una vez Valencia con Madrid con un tren directo –y no vía Albacete, como en estos momentos– y dejen de echar la culpa de todo a los conductores. ¿No separamos la basura? Pues mirusté, me ponga contenedores en cada esquina, fáciles de abrir y cerca de cada casa y después hablamos. ¿Los Carmencitajóvenes no se emancipan? Pues no, no se emancipan. Con los alquileres que hay por ahí y los sueldos que cobramos, nadie lo tiene fácil. ¿Las españolas tienen pocos hijos? Pero, ¿cómo van a tenerlos si las despiden de sus trabajos gracias a las leyes éstas que tenemos? Y más cosas que no tengo ganas de mentar. Todos los días nos dicen bien claro que los españoles estamos por detrás con respecto a los europeos. Cualquier día de estos dejo de leer el diario, paso de las estadísticas de los programas de noticias de la televisión y me paso del diario al Hola, a despiporrarme con el encanto de la alta sociedad, a la los españolitos de a pie les consentimos que no paguen impuestos, como la familia de Franco, y encima les pagamos para que hagan el chorra bailando un vals en la televisión pública.

Y ya termino. He estado leyendo los comentarios y opiniones que habéis dejado en Blogissimo y me he sonrojado del todo. Mil gracias a todo el mundo.

Pedos a la gallega

Hoy he acompañado a una persona a hacerse una prueba al Hospital Clínico de Valencia. La prueba en cuestión acaba en –oscopia, con lo incómodas que son, porque parece que todo lo que acaba en –oscopia, da igual que empiece por endo–, colon– o lo que sea, siempre es para mondarse de la risa: que si no sé cuántas horas de ayuno, que si ahora líquidos, que si doce horas antes líquidos tampoco, que si ahora un tubito por aquí, una camarita por allá.
Bueno. Pues ARRESULTA DE QUE –dedo índice derecho en hombro izquierdo– los recién endoscopicados, bien molestos, salen por la misma puerta por la que entran. Eso no tendría la menor importancia si estuviéramos hablando de radiografías, tomografías o lo que sea. Pero en las oscopias no es de recibo. Vuelvo al tema. Harto de no poder leer el periódico porque había un hombre que estaba tan nervioso que se había puesto a dar voces a propósito de lo difícil de dejar de fumar –estupenda ocasión para dejar de fumar, por otra parte–, aprovechado el diálogo por otra paciente para exponer su teoría sobre la debilidad masculina y lo mucho que se quejan los hombres, decido levantarme para estirar las piernas y alejarme de tales discusiones. Para suertes, la mía. En cuanto me apoyo en la pared junto a la salida de los recién endoscopicados sale un sesentañero de aspecto digno y serio, hecho una furia, corbata de colorines, aseado y bien mozo. Se levanta una sesentera lozana de los asientos de la sala de espera, le pone la chaqueta al interfecto, que supongo que era el marido, y acto seguido el señor eructa con tanta fuerza que es imposible no recordar al león de la Metro Goldwyn Mayer. ¡Qué mal!, dice el (buen) hombre, ¡qué de gases!, ROOOOOT, otro eructo, van dos, PRRRRRRR, pedo al canto, sí, sí, un pedo a 100 decibelios. Eso es contaminación acústica y no lo de los 747. ¡Y la gente tan pancha! ROOOOOT, y van tres. Es que es muy de padecer de gases, informa la esposa para tranquilizar al respetable, PRRRRRRR¡qué mal, Señor, qué mal!, ROOOOT. Ante semejante fresco de neorrealismo ibérico, mi única preocupación es comprobar que mi pituitaria está suficientemente anestesiada por el ambiente hospitalario –ROOOOOT–, lo que afortunadamente ha ocurrido –PRRRRR–, me recompongo la camisa –ROOOOOT– pero tampoco me podía alejar por si la persona a la que había acompañado salía en ese mismo momento, PRRRRRR. Nuestro vivaracho pedorrero sesentón ha alcanzado una curiosa cadencia de eructo – ventosidad que se habrá repetido unas quince veces. La mujer ha explicado que prefería que su marido –teoría confirmada– se deshiciera de los gases lo antes posible porque si no, le esperaba en casa una buena. Sí, cuanto antes, mejor, confirma una tercera, recién salida de la peluquería –ROOOOOT–, sí, es que son muy molestos, dice la esposa del Sr. Erúctez –PRRRRRR–, es que cuando te mueven los “istentinos”, se lamenta una rubia platino –ROOOOOT–, y yo buscando un rincón porque me meaba de la risa. No recuerdo cuando he soltado la carcajada, lo cierto es que si llega a durar un par de minutos más, me tienen que ingresar en la UCI de un ataque de risa o en la unidad de psiquiatría.
Cuando el concierto ha finalizado me he puesto a meditar sobre la conveniencia de instalar junto a la sala de endoscopias un habitáculo –pongamos una SALA DE LOS AIRES o VENTÓDROMO– para que los pacientes dejen escapar sus gases en la intimidad, acompañados por sus familiares y compañeros de endoscopia. Así sería algo digno, se establecerían lazos de camaradería entre los pacientes y los demás nos evitaríamos el mal trago.
Cambio de tema. Leo en el diario LEVANTE-EMV:

La Generalitat pagará más de un millón de euros de la presentación de Fernando Alonso y McLaren-Mercedes que se celebrará el próximo lunes en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, cuyo coste global se eleva a los cuatro millones de euros. Según ha podido saber este periódico, el Consell [el gobierno de la Comunidad Valenciana] asumirá este importante gasto, que corresponde fundamentalmente al montaje del circuito urbano por donde se celebrará, a partir de las 20 horas del próximo lunes, la exhibición del piloto asturiano a bordo de un monoplaza de la escudería anglo-germana. El resto del presupuesto del evento -algo menos de tres millones de euros- lo pagará el Banco Santander, nuevo patrocinador del equipo McLaren Mercedes.

Que el Banco Santander pague lo que le salga del arco del triunfo, me parece razonable, pero que el Consell pague un millón de euros ya me toca bastante más las pelotas, teniendo en cuenta que esta institución es la responsable de que haya más de dos viajeros mueran al año en los trenes del Metro de Valencia, si nos ponemos a hacer cuentas, ése mismo que anuncia a bombo y platillo que han construido más de doscientos centros educativos –¡¡¡doscientos en cuatro años!!!, ¿alguien se lo creerá?– y el mismo que invitó al papa, y nosotros aquí, sin saber cuánto nos ha costado.
Lo último. Una carta de un lector en el diario ADN:

Solicito que me hagan un casting para hacer un desnudo en la revista Interviú y enseñarle al público lo mejor de mi físico. Soy hombre pero supongo que no habrá ningún problema. Tengo necesidad de dinero y a mi edad, 49 años, es difícil lograr un trabajo decente. […] Además, tengo una historia fantástica. no creo que la historia de la “gallega” detenida en Cancún sea mejor que la mía. […]

Lo he copiado tal cual. Me ha llamado tanto la atención, que no he podido resistir trasncribirla. ¿Lo de la gallega es ironía? Ni idea, oigan.
Y opinen sobre NORMALIZADO en BLOGISSIMO (sic.)

Personal e intransferible

Me he dado cuenta de que este blog está convirtiéndose cada vez más en un blog personal, las veces que hablamos de lengua o literatura son cada vez más infrecuentes. Al principio me ha sabido mal, la verdad. Pero después he pensado que me da absolutamente igual. En cualquier caso, esta bloguitácora –que decía yo al principio– está cada vez más bipolar y como no sé dónde tengo el puerto del litio y no han inventado un dispensador USB, pues aquí estamos, hablando de LO QUE ES el blog, y mira que me jode el tema.

Y para que no decaiga, aquí os dejo un joya que encontré el otro día. Vale, ya sé que la calidad no es la misma y que alguno me tirará de las orejas, pero está hecha con el móvil.

PRÓXIMA ABERTURA: CENTRO DE BRONZEADO

¿Es pa matarlos o no es pa matarlos? 😡

El forense del Juzgado nº 3 de Paterna

Este blog es candidato a los premios que concede el diario 20 MINUTOS. He añadido un botón en la barra de la derecha para que podáis votar. ¡OJO! Únicamente se puede dar un voto por blog inscrito, lo que quiere decir que no votan los lectores sino los autores de blogs y esto me parece un error, francamente. Ya tenía la campaña organizada en mi cabeza hasta que una lectora fiel me ha confirmado lo que se rumoreaba por los foros: que no se puede votar por el blog que uno lee, sino por el que uno cree que no va a ganar, como en Eurovisión. En fin.
Sabéis que en octubre recibí un puñetazo de un energúmeno en pleno centro de la capital de las flores -que huele a de todo menos a ídem–, conté la historia en el blog antiguo. Bueno, pues hoy he ido al médico forense a que certificara la naturaleza de las lesiones. El reconocimiento ha consistido en una transcripción del parte al juzgado de guardia que redactó el médico el día del incidente, sin más pregunta que cuánto me duró el moratón y, por supuesto, sin levantar la vista del papel. Ijjjnorante de mí, suponía que iba para que me hiciera un reconocimiento aunque entiendo que la señora poco podía ver del correspondiente edema a la vista del tiempo transcurrido. No sé cómo funcionan estas cosas porque, gracias a quien sea, no he tenido la necesidad nunca de que me reconociera un forense. Yo me pregunto si no sería más conveniente que la visita a este médico se realizara al poco de ocurrir la agresión. Del diez de octubre, poco queda.
La transcripción del post de aquel día la dejo al final de esta entrada.
Otra cosa. Hoy estoy que bufo, que se dice por aquí. Hoy me he enterado de que si una persona muere, estuvo casado, se divorció y se ha vuelto a casar, la pensión de viudedad se reparte proporcionalmente entre las viudas o los viudos, según la duración de cada uno de los matrimonios. Supongamos que Pepita estuvo casada quince años con Alfonsito –que era un cabrón y le daba a Pepita una paliza día sí, día no–, se divorció de él y comenzó una relación con Miguelito, que es una buena persona y la llevó en volandas el resto de su vida. Resulta que, después de diez años de relación, Pepita y Miguelito deciden casarse. Un año después del a boda, Pepita muere y Miguelito se queda viudo. Pues fíjate que Alfonsito cobrará un 15/16 de la pensión de viudedad y Miguelito un 1/16, según tengo entendido. Puede que yo haya captado malamente el contenido de la conversación y que no me haya enterado delamisalamitá, así que si no es como he dicho, explicádmelo, porque yo no le veo ningún sentido a que Alfonsito cobre más que Miguelito. Que la ley respalde a Alfonsito, me parece estupendo -también depende del caso-, pero las proporciones me parecen, sencillamente, un insulto, como otras tantas cosas en la ley de familia, que para mí es un culebrón.
Vamos, que no he tenido un día estupendo, como habréis observado. Os dejo la transcripción del post del día 10 de octubre. Espero no haber aburrido al respetable.

–ooOoo–

EPISODIOS NACIONALES
Os cuento:
Mi madre -ella conduce- y yo en el coche -Renault Mégane, centro de Valencia, 12.30 aproximadamente. Se nos planta una camioneta detrás pitando y sin guardar la distancia de seguridad. Nos adelanta por la derecha al grito de “mujer tenías que ser”. Vale, energúmenos hay en todas partes. A continuación, la calle se ensancha, pasamos por su lado, el tío hablaba por teléfono, bajo la ventanilla y le digo: “Tío, que está prohibido hablar por teléfono mientras conduces”. El tío, hecho una fiera, lanza la camioneta contra nuestro coche al más puro estilo Ben-Hur. Mi madre lo esquiva. Salimos al margen del río. Nos vuelve a embestir gritando “hijo de putaaaaaaaa”. Paramos porque estamos en el carril de dirección contraria. El tipo para la camioneta, baja y me da un puñetazo en la cara -yo tenía la ventanilla bajada. Vuelve a subir, arranca y se estampa contra el de delante. Nos arrimamos a la acera. El tío sale diciendo: “No te he tocaaaaaaaaaaado, ahora te vas a romper las gaaaaaaaaaaaaafas, no te he tocaaaaaaaaaaaaado”. A continuación llamamos a la policía, que acude a los cinco minutos. El del camión y el del coche, riéndose. Los policías nos aconsejan ir a un centro de salud para hacer un parte de lesiones. Después de la visita al médico vamos a comisaria. Prestamos declaración.
Y va y me entero que una pareja que pasaba por ahí ha declarado como testigos que no ha habido agresión.
Y no me extiendo más en hacer reflexiones porque llevo todo el día de mala hostia.
PD: No digo el nombre del malnacido en cuestión, porque no sé si es ilegal.