I pledge

Todos los días, los niños de la escuelas públicas de EE.UU. deben recitar el siguiente juramento:
I pledge allegiance to the Flag of the United States of America, and to the Republic for which it stands: one Nation under God, indivisible, with Liberty and Justice for all.
(«Juro fidelidad a la bandera de los Estados Unidos de América y a la República que simboliza: una nación unida bajo el mando de Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos»)
Lo hemos visto mil veces en las películas. ¿Os imagináis lo mismo en España? ¿No da miedo? ¡Brrr!

0 comentarios sobre “I pledge”

  1. A mí, más que miedo y repelús, me acojona.
    No acaban de superar sus orígenes masónico-teístas. No hay más que mirar un dollar: In God We Trust. (yo creo que le falta una ‘l’)

  2. Pero hay una pequeña diferencia: Holanda en una monarquía y USA nació república. Las monarquías han sido tradicionalmente de derecho divino y se puede entender que perduren ciertos arcaismos.
    Con Franco, en las pelas, ponía «…por la Gracia de Dios».

  3. Efectivamente Mr. Watson, Holanda es aconfesional y lo de la moneda de 2 titos (vaya, no conocía ese término) es una verguenza. La religión y el estado están separados pero esa moneda demuestra -una vez más- el poder de la Iglesia (y cierta hipocresía).
    Ya de paso, y tras mi tercer intento de dejar un comentario reiterar que la foto es un horror, que cuando veo las películas americanas donde aparecen niños con voz de peta zetas recitando eso se me revuelve hasta la tenia.

  4. Mejor me lo pones, Psikke, que cuando ha dicho In I Go lo de la monarquía me ha hecho pensar que era un estado no laico. Lo que tú dices, me parece una vergüenza.

  5. Me suena Inglaterra y Suecia tienen religión oficial. He sumado y dividido por dos y me ha salido Holanda. 🙂
    España se supone que es aconfesional, con un pero. Que se lo pregunten a Rouco.

  6. Exacto In I Go, España tampoco es un ejemplo porque la movida que tiene la iglesia con las escuelas concertadas y las clases de religión no es normal. Sin ir más lejos yo en mi cole, de monjas pero concertado ergo pagado por todos, rezaba no sé qué por la mañana, más tarde el ángelus (las aulas tenían unos altavoces en plan gran hermano y cortaban a las 12 para conectar con la COPE – afortunadamente Joméinez Losantos aún no estaba) y antes de salir, el rosario. Así que quién esté libre de adoctrinar que tire la primera piedra…

  7. Y los que quedan todavía, Macorina, y los que quedan, muchos de ellos concertados y, afortundamente, mixtos, que hasta hace poco todavía había colegios donde los niños estaban separados. Y luego se echan las manos a la cabeza cuando proponen asignaturas de religión islámica, por ejemplo.

Responder a Óscar Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *