Fadista

Amália RodriguesSé que puede sonar a banderita rojigualda, entre otras cosas porque no puedo dejar de asociarla con Imperio Argentina, por ejemplo, pero me da lo mismo. Amália da Piedade Rebordão Rodrigues (1920-1999) fue la cantante de fado más importante del siglo pasado y una de las personas que hicieron que esta música fuera conocida en el mundo entero. Y yo creía que el fado era algo relativamente antiguo. ¡Error! Parece que nació a mediados del diecinueve pero se estableció como hoy lo conocemos a principios del veinte. Fue acusada de colaborar con la dictadura de Salazar hasta que se descubrió que había apoyado económicamente al Partido Comunista de Portugal en la clandestinidad.

Las grabaciones que más me gustan las tengo en un cedé que compré en Lisboa –y que se pueden adquirir en todos los FNAC de España, pero parece que mole más comprárselo in situ– con sus primeras canciones. Muchas de ellas se oyen fatal porque están tomadas de unos discos de pizarra fabricados en Brasil en los años cuarenta. Los últimos discos de ella son canciones rescatadas de archivos, homenajes o actuaciones en directo de los años ochenta y noventa, pero pierden bastante en comparación con las primeras, aunque éstas se oigan tan mal, entre otras porque su voz ya no era la que había sido. Si buscáis en YouTube encontraréis unas cuantas actuaciones suyas e intervenciones en películas, algunas en castellano.

En Portugal parece que escuchar fados sea equivalente a decir aquí que te gusta la Pantoja, y conste que yo no escucho a ninguna folklórica. Ahora bien, si dices que te gusta Hedningarna, los cantos tradicionales de los pueblos de Mongolia Exterior, la nueva ola de cantantes argelinos o el kabuki quedas entre rojeras y moderno, pasando por jipipiji o cultureta. Pues yo reivindico el folklore portugués, a las folklóricas portuguesas –presentes y pasadas, que no hay tantas, las futuras, ya veremos– y los buñuelos al curry que te puedes zampar en la Baixa. Eso sí, las sardinas asadas: KK.

Si vais a Lisboa, hay una tiendecica de discos dedicados al fado de la que salen la Momia y el Nessy de la mano, pero que merece la pena. Si entras al Rossio por la Praça dos Restauradores, la primera a la derecha, en la Rua Âurea está. Si te pasas por la zona de la Rua das Escolas Gerais (Alfama) hay un par de bares donde no te cobran entrada –pero pasan el gorro, el cavaquinho y lo que haga falta– y puedes escuchar fados en directo sin gastar mucho o por el morro directamente. Si te vas a la Casa do Fado y similares, prepara eurazos. Eso sí, sobredosis de folklore garantizada y alemanes a montones. Y yo que oí en plena Lisboa a dos alemanes que dijeron en alemán, claro, pa que nadie les entendiera, que los españoles éramos una plaga y que se nos podía encontrar en todas partes. Es que somos muy de turisteo. ¡Idiotas!

Carreira 28, Alfama (Lisboa): ¡Cuidado con el culo!En Coímbra hay que callejear para encontrar una actuación conimbricense –que es el gentilicio de los habitantes de Coímbra, ¡tócate la nariz!–, que es diferente al lisboeta: los grupos salen como las tunas a la calle y el público canta. Algo así como un “Clavelitos” pero menos cutre, diría yo.

ARTLUSAY para terminar con esta modernez, la empresa ARTLUSA hace unas camisetas bien de precio y bastante originales –el índice derecho en el hombro izquierdo–, eso sí, tipo suvenir de “yo también estuve en París y me acordé de ti” pero bastante más graciosas. Se pueden pedir en internet en la página de esta empresa, aunque las imágenes son pequeñas y no se ven bien. Recomendadas: la fadista –que es la que tengo yo y es mi camiseta preferida, la imagen está abajo, pero la mía tiene mangas– y la del tranvía descarrilando. Hablando de tranvías. Obligado el viaje en la línea de la Sé, cuando llega a la parte alta del barrio de Alfama. Te sientes como Indiana Jones en la secuencia de la vagoneta.

Comentarios

Ana2 dice:

La verdad es que tengo muchísimas ganas de conocer Portugal. He estado un par de veces en las típicas visitas que se hacen desde Extremadura y Galicia, en plan..Comemos en Portugal? Pero entiendo que no tendrá nada que ver..Eso si, yo los fados..los tengo atravesados ( me ha quedado pareado)..ja, ja

macorina dice:

Ay Omanero! Qué nostalgia, mi niño! O ya que estamos: tanta saudade… Me has recordado a mis tiempos de Lisboa y me he emocionado (snif, snif)
Pues a mí me mola Amalia Rodrigues aunque la tenía como media fachona así que me ha sorprendido mucho eso que cuentas de que financió al partido comunista. Ya me cae más simpática la mujer, fíjate. Hay un sitio de fados en el barrio alto (Adega do Ribatejo, creo que se llama) donde te dan de cenar en mesas corridas y donde, además de un par de cantantes profesionales, canta el camarero y la cocinera. La cocinera es un punto. Sale de la cocina sécandose las manos en el delantal y se arranca por fados con su redecilla en la cabeza y todo. Nada que ver con el fado, pero ¿conocen a José Mario Branco?, un puntal el hombre. Una especie de Javier Krae pero con más fondo político. Látigo de fachas y de progres. Muy bueno, el tipo.

Óscar dice:

Ana, pues Portugal merece la pena, de arriba a abajo, y Lisboa, más. Reconozco que los fados no son precisamente lo más moderno del mundo mundial. Sé que los fados, si fueran en castellano, no me gustarían.
Maco, lo de la colaboración con el PC, yo tampoco lo sabía, pero me he puesto a buscar cosas de esta mujer y sale en alguna parte, incluso en la web de la Agrupación de Profesionales de Madrid sale como recomendada –¡tócate la nariz!–. Y también he leído esto:
Amália é assim conotada com um dos Fs e, por isso, mal tratada por alguns militantes da esquerda mais radical (alguns deles emigrarão mais tarde para partidos de direita). Muitos desconhecem a sua generosidade e até a sua contribuição para a Comissão Nacional de Socorro aos Presos Políticos durante o fascismo, «da mesma forma apaixonada e talvez ingénua com a qual agradeceu aos donatários salazaristas que lhe proporcionaram, a ela, rapariga do povo, os palcos, os microfones» escreve o deputado comunista Rubens de Carvalho.
Pero también dicen:
A democracia portuguesa acaba por lhe prestar as maiores e mais sinceras homenagens. Em 1980 é condecorada com o grau de oficial da Ordem do Infante D. Henrique pelo então presidente da República Mário Soares que a considera «uma mulher conservadora, crente e naturalmente apolítica mas que soube conviver bem com a Revolução dos Cravos»
Supongo que la cosa tendrá su miga y que ella también haría por desvincularse de la dictadura. Al parecer, la sospecha de fachona viene de dos cosas:
1. que después de la Revolución de los Claveles pasó un tiempo fuera de Portugal.
2. que siempre se dijo que los pilares de la dictadura eran las efes: fado, futbol y Fátima.
Así que nos quedamos con el misterio.

iwi dice:

ya dije en una ocasión que me encantaba Amalia Rodrigues, y las mejores las canciones antiguas, totalmente de acuerdo, qué maravilla.
y Portugal y sobre todo Lisboa, merecen la pena un montón. Lisboa, para mi gusto está en el primer dentro de las capitales europeas interesantes. Se nota que controlas, Óscar, yo hace tiempo que no me paso por allí y cualquier día me decido.

Óscar dice:

Tanto no controlo, sólo he estado dos veces en Portugal, y las dos veces me he quedado con la boca abierta.

JJ dice:

Amalia Rodrigues tenia de fascista lo mismo que tiene el PP de democrativo, vale decir NADA!!! Soy chileno hijo de valenciana y portugues, recuerdo que cuando ella actuó en Chile en 1981, la dictadura del criminal de pinochet (con minúscula siempre) aprovechó la ocasión para invitarla, agasajarla, etc., por aquel rumor de sus supuestos vínculos con Salazar.. ella se negó con firmeza y argumentó saber lo que eran los militares en todo el mundo pues portugal y la cercana españa lo habian vivido por decadas, y que venía a cantarle al pueblo chileno pues conocía a muchos exiliados, etc, etc, … ese comentario dejo perplejos a los que la creian facha. Curioso que no se supiera antes, allá al menos, sus vinculos con el PC.

spaguit dice:

Creo que antes de escribir sobre algo hay que documentarse, el fado no es folklore, es una musica portuaria, urbana y de caracter universal, es una fusión natural que recibe influencias de mas cosas que el folklore portugues.
El folklore es generalmente monotematico, viene de una sola direccion amen de pequeñas influencias.
Craso error tambien vincular a la politica con la música, como el de postergar a la musica detras de otras disciplinas -nunca hay que olvidar que es el mayor de los artes – en españa estamos muy acostumbrados a que a los fachas les guste rafael y julio iglesias, a los progres ana belen y victor manuel…podria seguir….
La cuestion es que pocos tienen un gusto musical en si mismo sino que obedece a otras necesidades y la musica deberia estar por encima de ellas.
El fado lo han hecho los fadistas, otra cosa es que el regimen se aprovechara de esa inercia -eso sucede tambien hoy en dia, los gobernantes abanderan movimientos musicales, y algunos “musicos”(?)se prestan al sol que mas calienta, sin ir mas lejos unos que nombré antes fue promocionado en su dia por la mujer de franco, despues fue comunista y en las ultimas generales salió como abanderado del psoe, quizá en un futuro no muy lejano lo veremos con el pp – Pero repito, la música es mas que eso, hay que ser lo suficientemente inteligentes como para oirla sin pensar en otra cosa.
Un saludo.

Deja un comentario