La respuesta es «no»

El otro día vi un anuncio de Movistar en la televisión -Telecinco, justo antes de CSI-. Era una especie de documental -no sé cómo llamarlo- donde hablaban de las ventajas que tenía para las mujeres autónomas un determinado plan de precios. Viendo las imágenes parecía que lo que estaban anunciando era un plan específico para ellas, ya que les permitía «concordar la vida familiar con la vida laboral», claro, porque los hombres no pueden hacerlo, evidentemente, y menos los autónomos, ¿no? En ningún momento del spot dijeron cuáles eran las medidas específicas que habían puesto en marcha para conciliar la vida familiar con la laboral, claro que quizá, si eres mujer y contratas ese plan de precios, Movistar te manda a casa un tipo que lleva las blusas a la tintorería, te corta las puntas, te pone los garbanzos a remojo y prepara el biberón del bebé, ¡ah!, y te trae a casa todos los catálogos de chucherías femeninas -el Cosmopolitan, por ejemplo- para que puedas echarle un ojo mientras estás respondiendo a los últimos correos electrónicos que te manda tu contacto en Shanghai, mientras estás consultando la cotización del dólar canadiense y mientras lees el último estudio sobre el impacto económico de la bajada de los precios del caucho brasileño en el sector de la hostelería, siendo que el maromo está currando en el taxi, que bastante tiene, el pobre. De esa manera, cumples con el jefe, con la familia y te realizas como mujer.

El anuncio, de unos tres minutos o más, terminaba con la pregunta de la actriz que hacía de mujer empresaria -que había recibido una llamada de un proveedor y otra de su pareja en la ella que se conformaba con ir a recoger ella a los niños al cole, no él-:

¿Hace falta ser mujer para contratar este plan de precios?

La respuesta, obvio, era «no«.
¿Tú también lo viste? ¿Te pareció tan ridículo e indignante como a mí?
Sin que sirva de precedente y para ver si funciona, aquí unos cuantos anuncios de 1980. Algunas cosas cambian, otras no. Atención al último. ¡Tarda en cargarse!

0 opiniones en “La respuesta es «no»”

  1. Yo no ví el anuncio de marras, así que no puedo despellejarlo…snif, pero si hubiera una linea de teléfono que hiciera posible la conciliación domestico-laboral habría bofetadas a la puerta de la operadora fijo!! /guiño/
    Y después de ver el video…me sorprende lo bien que hemos llegado a esta edad después de haber vivido los ochenta!! Por cierto….. en mi casa nunca en la vida se apuesto una lavadora con agua caliente….y vamos todos super limpios!! :))

  2. Sí, ¿y como le han dado la vuelta a la tortilla? Es que es una chorrada como la copa de un pino lo de la conciliación laboral por una tarifa de teléfono. Es que no hay por dónde cogerlo. Eso sí, ¿tú sabes la pasta que se habrán dejado en la contratación del anuncio? Es pa matarlos.
    Lo de los anuncios, algunos ya estaban con el asunto de la cosa sana y otros son exactamente iguales a los de ahora, solo que han cambiado las modas, los colores y la música. Tienes razón con lo de que, a pesar de haber vivido los ochenta, seguimos aquí, la mar de majos.

  3. La vida de los publicistas es muy dura, porque no saben como enfocar los temas para vender lo invendible. Mucho conciliar el trabajo y la familia, pero a la hora de la verdad o curras o a la calle. Tambien las jornadas son de 40 semanales y me rio yo de eso en la empresa privada.
    Yo no vi el anuncio asi que mucho no puedo opinar pero la idea tiene bemoles :))

  4. De mi comentario: se apuesto una lavadora con agua caliente…Ves Osacr como afecta al cerebro ver anuncios de los ochenta!! :(( Ahora veo «apuestas» hasta las lavadoras…lavirgen!!

  5. Muy sexista el comercial jeje. Aunque me gustaría ese plan nada más que le cambiamos el “cosmopolita” :)) por alguna otra que lea yo, no leo revistas feminista sólo cuando voy a cortarme el cabello ahí me entero del mundo de la farándula /guiño/

  6. Muy sexista el comercial jeje. Aunque me gustaría ese plan nada más que le cambiamos el “cosmopolita” por alguna otra que lea yo, no leo revistas feminista sólo cuando voy a cortarme el cabello ahí me entero del mundo de la farándula /guiño/

  7. hola! probando, probando… voy a ver si los comentarios funcionan mejor que algunos operadores de telefonía movil,, al menos esta mañana los comentarios no me entraban.
    Oscar help!!!!

  8. Mil perdones, se habían colado en la bandeja de SPAM. ¿Por qué? Misterios de la cienciaaaaauauauaua…
    IxcheL, lo del Cosmopolitan era un ejemplo, que me consta que de feminista tiene lo que yo de matador de toros.
    Jordi, el tuyo ha pasado con normalidad.

  9. lo de las ayudas a las madres me parece hasta una burla… es que auqnue te den 1000 euros, ¿¿¿saben a caso lo que cuesta mantener a un hijo? y que es durante míonimo 18 años, que siempre son veintitantos…. a veces hasta 30…. me parece de risa las ayudas,.. tendríamso que mirar a europa.. Dicen que los jovenes se han vuetlo cómodos y no quieren tener cargas, ¡¡¡pero si no hacen más uqe subirnos todo de precio¡¡¡¡¡ como vamos a mantener tmabién un hijo… tengo una amiga que tiene uno, quisiera tener otro, pero no pueden….. que nso suban los sueldos y ya se vería….

  10. Ana, he estado buscando cuál es la cantidad exacta que otorga la Generalitat Valenciana a las mujeres cuando han dado a luz, pero no la he encontrado. Me suena que son unos cien euros, así que, ya sabes, si quieres tener un hijo, que sepas que con cien euros vas apañada. ¡Hay que joderse!
    De todas formas, he encontrado una cosa bastante graciosa. Son los indicadores para el control de publicidad no sexista de la capital del Turia:

    1. Lenguaje NO sexista
    * Cuando la mención a las mujeres no parece explicitada en el anuncio publicitario y quedan ocultas bajo el falso genérico masculino.
    * Anuncios dirigidos solo en femenino a las mujeres, aunque el producto o mensaje pueda ir dirigido tanto a hombres como a mujeres.
    * Utilización de términos cuyo contenido semántico sea discriminatorio cuando se utiliza en femenino.
    2. Agresión contra la dignidad femenina
    * Publicidad con claras connotaciones machistas.
    * Publicidad manifestada en imágenes, donde se utiliza el cuerpo femenino de modo que se priorizan los atributos físicos sobre los intelectuales.
    * Anuncios en que se utiliza el cuerpo de la mujer y del hombre como mero objeto erótico o sexual para promocionar productos que nada tienen que ver con la imagen mostrada.
    3. Roles y estereotipos de género
    * Anuncios en los que las mujeres aparecen como seres dependientes tanto económicamente como en su capacidad decisoria.
    * Anuncios que transmiten la idea de que las tareas domésticas y cuidado de las personas dependientes son casi exclusivas de las mujeres. Anuncios que parodian, niegan o devalúan el trabajo que las amas de casa realizan en el hogar.
    * Anuncios en los que las mujeres aparecen desempeñando profesiones o trabajos de menor relevancia social que los hombres o dependientes de los mismos, condicionando el triunfo profesional de las mujeres únicamente a su atractivo físico. Anuncios en los que continua la división del trabajo por género.
    * Anuncios que presentan a las mujeres con unas características de personalidad determinadas tópicamente femeninas. Anuncios que presentan una serie de defectos en las relaciones entre el género femenino como patrimonio exclusivo de las mujeres.

    Habría que revisar todos y es un tema que da para mucho, pero me llama la atención lo de Anuncios en los que las mujeres aparecen desempeñando profesiones o trabajos de menor relevancia social que los hombres o dependientes de los mismos, condicionando el triunfo profesional de las mujeres únicamente a su atractivo físico. Anuncios en los que continua la división del trabajo por género. ¿En qué anuncio no depende el triunfo de una mujer de su atractivo físico?

  11. Lo de la publicidad no tiene nombre. Pero tampoco hay que irse tan lejos. La última vez que miré los anuncios de empleo en los periódicos españoles, se siguen pidiendo hombres o mujeres para determinados trabajos de forma totalmente abierta y sin ningún tipo de eufemismo si quiera. Además de pedir currículos con foto por supuesto. Corregidme si me equivoco, esto sigue igual, ¿no?

  12. Por cierto, el anuncio del que hablas parece que era un «publirreportaje». No los soporto… ¿te he dicho ya que la principal razón por la que no veo la tele son los anuncios?

  13. a ver, los publireportajes son odiosos, tragarse los mismos anuncios una y otra vez es para tirarse de los pelos y hay anuncios que merecen que todos los que lo han perpetrado sean fusilados, sin formación de causa, al amanecer, pero a mí me gustan los anuncios. Es decir, como no veo la tele normalmente, cuando la veo todos los anuncios son nuevos, así que los veo sin la rabia esa de «ooootra vez el anuncio este, ya se están pasando, no?» y hay algunos que son verdaderas obras de arte, minihistorias muy buenas o simplemente divertidos. Otras preguntas son a) si cumplen su función -muchas veces recordams el anuncio, pero no la marca o b) si son políticamente correctos. Está claro que este de la conciliación familiar no lo es, pero hay muchos que no lo son y a mí me divierten. Luego sale gente protestando y siempre me pregunto ¿Pero no tienen sentido del humor o qué?

  14. Sí, en eso estoy de acuerdo. Los publirreportajes son un asco de mucho cuidado, pretenden disfrazar la publicidad vulgar con información supuestamente objetiva y verificable “científicamente”, cuando no dejan de ser horrores del mismo tipo que el Kalia Vanish Oxiaction Multi (qué nombre más flipante).
    Sihaya, yo entiendo que alguien que no ve habitualmente las televisión –me consta que en tu caso es cierto, aunque parezca mentira que hoy alguien pueda no ver la televisión–, bueno, que digo que puede ser divertido ver los intermedios porque no los ha visto nunca y te resultan todos nuevos, así que como curiosidad puede entretener y todo, pero cuando has recibido millones, repito, millones de veces el estímulo condicionante de que la publicidad interrumpe el “visionado” de la película justo en el momento en el que el tiburón se ha lanzado como una fiera sobre la bella doncella de tetas grandes o cuando vas a enterarte de lo último que ha dicho la Pantoja a propósito de los púlsares y demás cuestiones del espacio exterior, al final, como el perro de Pavlov, desarrollas un horror y una rabia a la publicidad incontenibles y en cuanto aparece el logotipo de la cadena amiga empiezan los espumarajos. También es verdad lo que dices de que algunos colectivos, como se les llama ahora, están excesivamente sensibilizados con algunas chorradas –al menos a mí me lo parece– cuando otras cosas más importantes pasan todos los filtros sin ningún problema. Deberían tener un poco más de sentido del humor y del rigor para retirar unos anuncios sí y otros no.
    Y también es cierto que hay verdaderas micropelículas en algunos anuncios.
    Esto cada vez va más lento o me lo parece a mí. Por cierto, Sihaya, si Lunatic ve esto, que le digas que he tenido un error 500 del servidor de no sé qué y todavía estoy recuperándome, que parece que esté recién levantado, que me acabe de tomar un café y que me haya enchufado el primer cigarro. ¡Qué gorrino estoy!

  15. Por cierto, antes de que se me olvide, el anuncio en cuestión ha vuelto a salir hoy a las 16.00 (aprox.) en cuatro, exactamente el mismito. Lo llaman algo así como «Top-M de la semana».

  16. a mí también me ha dado un error 500 y me ha dicho Internes que te avise :D, pero creo que lunatic (por cierto, él siempre lo escribe con minúscula, vaya ud. a saber por qué, parece importarle) sabe poco de errores wes. De todas maneras, le preguntaré

  17. A mí me gustan los anuncios en programas sobre anuncios, tipo «los mejores del 2007», «los leones de oro de Cannes», pero NO en su función normal cotidiana de 1)interrumpir la programacion y 2) lavarnos el cerebro. Este mundo sería muchísimo mejor sólo con que los anuncios de juguetes no fueran tas descaradamente sexistas. Creo.

  18. Sí, a mí también me gustan esas recopilaciones, pero hace tiempo que no pillo ninguna. El otro día, en una conversación no recuerdo sobre qué tema, alguien recordó esos programas. Los hacían en Canal + pero nunca más se supo (que yo sepa).
    Y los anuncios de juguetes son horrorosos, primero porque son sexistas a más no poder y segundo porque los mismos juguetes –o la mayoría– son poco ingeniosos y se aprende más bien nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *