Raticulín

Lunes, ¡arf!, y eso que no tengo que levantarme corre-que-te-casco para ir a trabajar. Tópico al canto.

Hoy empezamos a comentar la novela de Carmen Laforet, así que si os interesa, podéis contribuir con vuestros comentarios aquí. A diferencia de lo que hicimos con la novela de Neil Gaiman, esta vez vamos a dejar que cada uno haga los comentarios que le dé la gana. Los motivos: copiar / redactar las preguntas es un trabajo extra y no parece que dieran para mucho. Quizá la novela tampoco tuviera tanta enjundia como para hacer un análisis profundísimo sobre la condición humana, quizá las preguntas fueran un asco, quizá ambas cosas. En cualquier caso, tenéis vía libre para comentar lo que os salga del pirri.

Tengo que decir que para mí sí hay una grandísima diferencia entre esta novela y la anterior. En primer lugar, no hay que andar con una libreta anotando lugares y estaciones de metro, es bastante más fácil de leer, más lenta y las reacciones de unos y otros son más naturales, aunque la protagonista parezca una cursi. En segundo lugar, el argumento está bastante claro aunque el pasado de los personajes queda en el aire, como en el caso de Angustias y la relación entre Juan y el canalla de Román. De todas formas, hay bastante más material para discutir que en Neverwhere.

Antes de que se me olvide. Más información sobre Carmen Laforet, aquí.

2.jpg

Y a propósito de la suciedad de Londres, Ayma nos ha enviado esta imagen de la basura acumulada en las calles de esta ciudad además de un vídeo de un raticulín no identificado circulando sin pudor por el andén de una estación del metro.

Sin más, me despido por ahora.

PD: Se me olvida mencionar que he descubierto un blog de esos que merece la pena seguir. Pertenece a un estudiante alemán que acaba de aterrizar en Valencia en plenos preparativos falleros, como podéis ver aquí. Claro, está completamente desubicado, alucinado y muerto en la bañera. Habrá que estar atento.

Comentarios

Sonia dice:

En cuanto a la foto de Ayma (que esta muy bien) esta claro que en todas las casas cuecen habas y del video, ¡¡ay que ratoncito más mono!!.
El blog alemán, pues si, tiene unas fotos muy chulas que es a lo más que llego.

IxcheL dice:

Bien me interesa los datos de la novela ¿alguien que me los facilite? Quiero adquirirlo.
¿Basura? Si yo te enseñara fotografías te horrorizas.
Mirare el blog que recomiendas ya necesito aire fresco de otros blogs.
Saludos.

IxcheL dice:

Excelente no se nada de aleman =( sólo inglés y francés. Jajaja ni hablar

Óscar dice:

IxcheL, la novela está en la editorial Destino y en otras muchas ediciones de bolsillo, no tendrás problema para encontrarla allí.

ayma dice:

Sí que era mono el ratón, y no se asustaba ni a la de tres.
Intentaré poner algún comentario que otro en el blog que recomiendas, con la condición de que no os riáis, por piedad, que no acierto los géneros ni los casos ni harta de pepsicola light -por no hablar de la gramática y el vocabulario… que lástima de clases, ánde habrán ido a parar…
Por cierto, que esta vez no he conseguido leer la novela y me voy a perder el comentario. Qué rabia más grande.

Óscar dice:

Pero, chiquilla, ¿entoavía no lo has recibido? Lamarequeva, a ver si se puede hacer algo con eso, que sé que tú lees a la velocidad del rayo. Y además éste tiene más pinta de discutible y opinable que el anterior.

IxcheL dice:

Ok, voy más tarde a la librería y ya te cuento más tarde.
Gracias niño.

IxcheL dice:

Ok, voy más tarde a la librería y ya te cuento.
Gracias niño.

Óscar dice:

Ayma, acabo de leer tu comentario en el blog de Valencia y dein Deutsch ist gut genug, habe ich beim Nachbarn schon gesagt.
Voy a enlazarlo, mira tú.

In I Go dice:

Eso era una rata con todas las de la ley.

sihaya dice:

Pero si no llega a un cuarto de la zapatilla del tipo, es un ratoncillo monísimo! 😀

ayma dice:

Era un ratoncito, de los que hay miles por el metro, mono, sí, pero sucísisisisismo. Negro como la pez. Había por lo menos otro en el mismo andén pero más asustadizo, y tenía el rabo cortado, me imagino que se habrá vuelto más cauteloso por algún motivo.
A las ratas es más fácil verlas en plena calle y a plena luz del día que en el metro.

Sheba dice:

A propósito de NEVERWHERE, ya conseguí leerla y me gustó muchísimo, engancha de principio a fin. Gracias por la recomendación.
NADA la leí de jovencita y recuerdo que me encantó, habrá que releerla.Espero poder participar en los comentarios. Salud.

Óscar dice:

Si participas en los comentarios de «Nada», que sepas que serás muy bienvenida.
A mí «Neverwhere» no me gustó tanto como yo esperaba, quizá fueran las expectativas que me había creado, como me pasa muchas veces cuando me hablan tan bien de una novela o de una película.

Deja un comentario