Series

Hoy no va a ser un gran día, lo presiento. La verdad es que hay pocos grandes días en la vida de uno que merezcan la pena ser narrados. Muchos dicen que uno de ellos es cuando te casas. Otros, que el más grande es cuando naces. Otros, que cuando te mueres. No quiero ponerme trascendente, ni mucho menos, pero estaba pensando yo, dale que te pensarás, que prefiero no ser consciente de que me estoy muriendo, a no ser que me marche con la conciencia muy tranquila y con los deberes hechos, y dudo que yo sea capaz de hacerlo antes de morirme, supongo que el tránsito no será fácil si uno es consciente de que está sucediendo.

Eso me pasa por ver demasiadas series de médicos y de muertos.

Comentarios

Yago dice:

Pues mira, a mi si que me apetece ser consciente de ese momento. Soy un ateo practicante, y como tal estoy convencido de que después de eso no hay «na de na», asi que quiero enterarme bien de lo último que me va a pasar.
A menos claro está que esté sufriendo a lo bestia, en ese caso que me rematen rápido por favor.

Nika dice:

Pero Oscar… ¿qué te pasa? Si es que no puede ser buena tanta serie.
Yo estoy intentando eso de no pensar en el futuro y vivir el día a día y aprovechar cada minuto que vivimos. Dicen que depende de la actitud que uno tome frente a las cosas que nos suceden, pero a veces es imposible no pensar en lo que puede pasar mañana.
Tampoco tengo un buen día creo 🙂 Besotes

hukes dice:

Óscar,
¿Pasa algo?

Sonia dice:

Si presientes que no va a ser un gran dia, no te rindas e intenta que sea todo lo contrario. Que lo presientas no quiere decir que tenga que ser así. Un besito.

In I Go dice:

Vale, tú lo has querido. Pincha, pincha.

Jazlima dice:

Que linda forma de levantar el ánimo In I Go! 😀

Ana2 dice:

Si lo pienso friamente, creo que cada día que vivo estoy más cerca de la muerte, pero esto para mí no es una visión pesimista, es una realidad:lo único que tengo claro desde el instante en que nací es que algún día tendré que palmarla!! Por otra parte, imagino que la vida es como la cesta de la compra, unos días la llenas con tus comidas favoritas, otros con lo que te viene bien comer, y los más con lo que buenamente puedes. Los días corrientes sirven para que valores más los días grandes, y los días realmente malos sirven para que aprendas con qué debes llenar la cesta de tu vida!! Así que si el día de hoy no ha sido grande, analiza por qué y no te preocupes, sigue intentándolo mañána!!

In I Go dice:

Me gusta tu filosofía, Ana 2.
La muerte… todos pensamos en la muerte, salvo los niños, hasta que tienen consciencia de ella. Hoy he pensado bastante en la muerte por temas personales. Mañana, probablemente, también. Sin embargo, conozco gente que se ‘arrepiente’ de haber nacido y de haberse casado, pero a nadie que se arrepienta de haberse muerto. Haya lo que haya después (yo creo que poco, por no decir, nada), no debe ser tan terrible cuando nadie ha vuelto.

Sonia dice:

In I Go, espero que se te pase pronto, un beso de ánimo si estas pasando un mal momento.

In I Go dice:

Gracias, Sonia.

jordi dice:

y yo lo acabo de ver a estas horas!!!!
A mi no me gusta pensar en la muerte, igual que tampoco me gusta pensar en muchas cosas como pagar la renta, el seguro del coche o que se me termine el helado de avellana que tengo en la copa ahora mismo. Solamente que las cosas suceden cuando van a suceder , y todo empieza y todo se termina.. pero oye Oscar…por ver House no deberia entrarte depresión sino mas bien mala leche.
Mi telef está abierto.

jordi dice:

el dia ya ha terminado, qué tal ha sido? ¿Estás mejor?

IxcheL dice:

Te percibo decaído espero que el día de mañana sea mejor.
Un abrazo Óscar.

In I Go dice:

Domo arigato, Jazlima.

Óscar dice:

Chiquillos, perdón por no contestar, ayer estuve todo el día por ahí, despegado del ordenador.
El comentario no venía por haber visto House ni por estar deprimido ni nada por el estilo. Vi un capítulo de «Six Feet Under» en el que un tipo, al que le habían diagnosticado cáncer de páncreas, contrata unos servicios funerarios y, al final del capítulo, le llega el momento estando él plenamente consciente. Las imágenes, por cierto, son bastante más violentas que cualquier película de sangre y vísceras, tengo que decir, y me quedé con la copla y por eso escribí este post.
🙂

Deja un comentario