Los ovispos

A vueltas que te estarás con las faltas de ortografía, en EL PAÍS DIGITAL de hoy he leído un artículo del Defensor del Lector que me ha dejado de piedra. En él se dice que Antonio Jiménez Molinos avisó al diario de una frase que aparecía en una viñeta de Matt ilustrando un artículo de Antonio Martínez en la columna “El enredo” del cuatro de marzo:

Los ovispos elejirán a los profesores de religión.

Esto sí es espanto y no el bombardeo de Kabul. En el artículo se viene a decir que la viñeta estaba revisada y se le había dado el visto bueno para la publicación. Excusa al canto:

Tratándose de obispos y educación, entendí que se habían introducido adrede y en clave irónica, no en vano se trataba de una viñeta humorística y el tema de fondo era la enseñanza.

¡Qué bueno! Para que luego el autor de la viñeta diga:

¿Ovispos? ¿En qué estaba pensando?… ¿En avispas quizá?… No entiendo, no tengo nada en contra de las avispas…

Antes que nada pido disculpas a todos aquellos que se han sentido agraviados por mi causa. Habiendo hecho la primera comunión, mi madre tampoco entendería semejante falta. ¡Si hasta debe ser pecado! Puede que luego de esto pierda muchos lectores, pase a ser una persona non grata para la Real Academia Española y, peor aún, un hereje para la iglesia.

Después de la caricatura de Mahoma, quizá ésta haya sido la provocación más grave hecha por un humorista gráfico y, por ello, juro y prometo no volver a escribir obispo con v.

Horror y espanto.

PD: El corrector ortográfico de mi ordenador se ha puesto como loco, he tenido que volver a arrancar el ordenador y WordPress no admitía este post.