Rollitos de primavera

Vuelvo a estar operativo del todo.

Roman Giertych, ministro de Educación de Polonia, viceprimer ministro y dirigente de la Liga de las Familias Polacas, está elaborando una ley para perseguir a todo el que propugne o hable sobre homosexualidad en escuelas, universidades y cualquier otra institución académica. No sé exactamente qué querrá decir esto, ni qué consecuencias tendrá para los polacos, pero así, de buenas a primeras, pone los pelos de punta, qué queréis que diga. La Unión Europea ya ha dicho que le está entrando la risa floja y Human Rights Watch dice:

HIV/AIDS educators who address safer sex for LGBT people would be banned from schools, as would all LGBT organizations. Orzechowski also announced on March 15 that “teachers who reveal their homosexuality will be fired from work.” The legislation, which has apparently been fast-tracked, could pass parliament by the end of the month.

Vamos, que como el Vaticano: el mejor método de protección contra el SIDA es el método del duro, que decían, la abstinencia de toda la vida. Pues nada, a ver cómo se desarrollan las cosas y si se contagia la ley por toda Europa. Parece mentira que un país que ha sufrido tanto por culpa de leyes parecidas se ponga ahora a trabajar en un horror semejante. A todo esto, ¿no os dan risa los nombres de los partidos políticos de Polonia?

Entre tanta estupidez, me entero de que la jueza que instruye el caso del accidente del metro de Valencia, Nieves Molina, “culpa del accidente al conductor y exime de responsabilidad penal a FGV”. Hay que joderse bien jodidos. La culpa, del muerto, claro. En Las Provincias dicen que, para el juzgado, “no se constata la existencia de ningún fallo técnico” como causa del accidente, más allá del exceso de velocidad. El auto señala que el material objeto de estudio (cajas y bogies) se hallaban en “perfectas condiciones, sin fallos estructurales y dentro de los límites de tolerancia”. La magistrada se refiere también a las instalaciones ferroviarias –trazado, carril, traviesas y fijaciones–, de las que asegura que se encontraban “en un estado y condiciones suficientes para mantener las condiciones de seguridad de la marcha con la limitación de velocidad a 40 km/h prescrita por FGV”.

Cómo se nota que la jueza no tiene que coger el metro todos los días. Yo he pasado por el tramo del accidente en un tren a una velocidad de, así a ojo, 20 km por hora y tengo que decir que el tren salta cuando pasa por la curva, sí, sí, habéis leído bien: el tren pega un salto. ¿Entonces la culpa es del maquinista? ¿Pero se han creído que somos imbéciles o qué? ¿Pero cómo se puede decir que cualquiera sabe que el problema es el exceso de velocidad? ¿Quiere esto decir que la próxima vez que, por ejemplo, un maquinista tenga una hipoglucemia van a morir todos los viajeros? ¿Es que me estoy perdiendo algo y no me entero o qué cojones pasa? Pero si el problema no es que haya o no haya una baliza, el problema es que cuatro raíles, cuatro, tienen un garrote en una curva, vamos, que hacen una montañita suficientemente pronunciada para que un tren a 20 km/h pegue un salto. Entonces, si un edificio de viviendas se desploma, ¿la culpa será del hijo de la vecina del cuarto, por dar saltos encima de la cama? Si me intoxico en un restaurante, ¿será por mi culpa por haberme comido un rollito de primavera en mal estado?

Comentarios

jordi dice:

Buenas posfallas…
tranquilizate…. a ver..
Primero tal y como se van a poner las cosas en Polonia, como para pensarse el ir de vacaciones a dicho lugar. Se empieza por los gays y se acaba persiguiendo cualquier cosa, la perra que tienen algunos partidos de ir persiguiendo cosas o a la gente!!!1
A ver,, en lo referente a la jueza y a su sentencia, supongo que se basará en unas premisas y en unos estudios y en unos peritos que habrán dictaminado etc etc etc,,, Vamos a confiar en la justicia, igual si está bien fundada en hechos y en derechos la sentencia.
De todas formas, la justicia ofrece la posibilidad de recurrir las sentencias, o sea que …. puede esta ser revisada. Así que no te alteres tan de mañana que es malísimo para el estómgo, sobre todo luego de Fallas que ya vamos con las fuerzas algo justas..
El hecho de que las sentencias no nos gusten, ni indica que no puedan estar bien asentadas y justificadas, otra cosa es que la señora haya obrado de forma no correcta o valorado mal las pruebas y para ello hay mecanismos correctores.

jordi dice:

ahh y matizo,
Por una parte si queda probado que el conductor iba a una velocidad desproporcionada e incorrecta la culpa es suya y solamente suya, aunque pór extensión, en todos los accidentes laborales acaba resultando declarada culpable la Empresa y no el trabajador. Supongo que la finalidad es la de garantizar las consiguientes indemnizaciones a las personas implicadas y también la filosofia algo proteccionista de toda la politica laboral, pero valida al fin y al cabo de responsabilizar al empresario, ya que deberia haber dado mayor seguridad, o formación o mil cosas para evitar el hecho causante.
Considero , y esto es una opinión particular, que la señora jueza no debería haber culpabilizado solo al trabajador, aunque, en el fondo y por creer en la justicia (cuando se cree en el justicia se cree SIEMPRE Y EN TODOS LOS CASOS Y CAUSAS) consideraré que ha actuado de forma diligente.
Repito que la sentencia es recurrible… así que se puede revisar, y seguramente se tendrá que revisar.

Óscar dice:

Hola, Jordi, aún me dura, sí, ¡qué bien lo pasEmos! 😀
Bueno, que no dudo del buen hacer de la jueza, dios me libre, si yo no tengo ni idea de la sentencia –me he limitado a leer la prensa–, pero la ley no va siempre de la mano del sentido común, muestras tenemos a porrillo. En Las Provincias dicen:
La velocidad fue la causa “determinante” en el descarrilamiento, debido al “actuar descuidado” del conductor. Y es que, según la jueza, “cualquier ciudadano con las nociones más elementales de lo que implica un exceso de velocidad” es capaz de prever un vuelco si se duplica el límite permitido.
Vale, no dudo de que la velocidad fuera la causa del descarrilamiento, pero no se puede afirmar a las bravas que el conductor se despistara, porque no se puede investigar. Y si se hubiera despistado, lo suyo es que el convoy estuviera preparado para estos despistes y que la vía estuviera en condiciones, que, por cierto, todavía no se ha reparado, he tenido ocasión de comprobarlo. Además, hasta que ocurrió el accidente, los vehículos circulaban –y en algunos tramos siguen circulando– a una velocidad superior a la permitida, por no hablar de los anclajes que le faltan a las traviesas entre La Cañada y La Eliana. Que me venga con argumentos del tipo “cualquiera lo sabe” no es de recibo, teniendo en cuenta que en los informes periciales consta que la velocidad a la que circulaba el vehículo en el momento del descarrilamiento era de 60 km/h –los datos constan en la caja negra–, no de 81, tal y como se dijo en RTVV. En el auto, sorprendentemente, se dice que:
… a 40 km/h en la curva donde ocurrió el accidente el tren no descarrila, a 60 km/h el tren tampoco descarrila, a 65 km/h descarrila por vuelco y a 81 km/h lógicamente lo hace también.
No entiendo nada.
También dice la jueza, textualmente:
Con todas estas medidas la seguridad está garantizada.
Lo que quiere decir que el accidente se produjo por obra y gracia del espíritu santo.
No dudo de la solvencia de la juez y de los investigadores, de verdad que no, y será que la sentencia se ajusta a derecho y esas cosas, pero que me digan que la culpa fue del despiste del conductor, me deja muerto matao. Todos sabemos que el metro de Valencia sufre averías constantemente, y aquí seguimos, con anuncios a bombo y platillo de que han comprado nuevos trenes y de que van a inaugurar nuevas estaciones para la Copa América. Todo como siempre.
¡Ay, que me vuelve el resacuzo!

Nika dice:

¡Qué pena! Con todo lo que se ha luchado y se lucha en Europa por los derechos de todos aquellos que no eligen la opción considerada como “normal” por el resto…
Pero qué podemos pretender si en España todavía ni siquiera todos los partidos están de acuerdo para crear y votar leyes que faciliten la igualdad entre hombres y mujeres…

Sonia dice:

Veo que no te viene mal tener cerca el desmayadero, que muy recuperado no te veo.
Lo del polaco, no tiene nombre. :L
Y en lo del tren, si el conductor iba a más velocidad, tenian que haber repartido culpas, que como dices, el sistema tiene que estar preparado para un fallo.

Óscar dice:

Como se ha interpretado que no respeto las decisiones judiciales tendré que convocar una manifestación contra Camps, presidente de la Generalitat, multiplicar la cifra de asistentes por quince, salir, por supuesto, con la bandera de Jaime I, si no con la del Senado de Roma, ponerme a pedir la destitución de Camps por asesino y etarra y por impedir que La Costera se independice.
¡¡¡Arriba Valencia!!!
:))

jordi dice:

Ays mareeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!! Ten cuidadin con el alcohol de quemar…… jejej fallas!!!!
Nooo no se ha interpretado eso, yo solamente dije que aunque la sentencia fuera incompleta, ilógica o rematadamente mala por ejemplo, hemos de creer en la justicia, en las leyes de las que esta emana (ole) y en la democracia que es quien las crea.
otra cosa es que la justicia se imparta bien o mal. De todas formas yo solo hacia constar el hecho de que la sentencia podia y de hecho creo que será recurrida por alguna de las partes. Y por tanto puede ser modificada.

Sonia dice:

Pero si piensas hacerla en Madrid, primero tendrás que pedir permiso a uno que yo me sé que la tiene tomada literalmente fin de semana si, y otro tambien y se de una amiga que te puede decir un par de cosillas si la vuelves a cortar la calle. :))

jordi dice:

Hace años creo que se llegó a plantear la posibilidad de crear un Manifestodromo en Madrid. Creo que igual estaba bien.
Además siempre se podria utilizar en la futura capitalidad olimplica a la que aspira la capital .
De todas formas si lo piensas es bonito que el pueblo tome las calles, se manifieste y viva en ellas, se exprese…siempre es señal de democracia.

Óscar dice:

:)) No, el alcohol de quemar lo dejo para otras ocasiones.
Pues a mí me da no sé qué que el pueblo se tenga que manifestar, porque eso quiere decir que algo muy gordo ha pasado –11 de marzo, manipulación informativa…–, lo idealll es que el pueblo no tenga la necesidad de manifestarse y que se abra la boca convenientemente cuando deposite su voto, que se dice, que el Gobierno debería atenerse a lo que el pueblo ha votado, que es un programa electoral. Además, manifestaciones, también las hubo durante el régimen en apoyo del gordito cabezón cuando no sé cuántos países retiraron a sus embajadores por la ejecución de los miembros del GRAPO. Hay unas imágenes por ahí de la Plaza de Oriente que ponen los pelos de punta.
En cualquier caso, no sé si esta sentencia es discutible, ni si es correcta jurídicamente hablando o no, lo que sí sé es que, como en el caso de Farruquito –al que acaban de rebajar la multa de 72.000 a 18.000 euros porque el pobrecito no tiene dineros, que ya no actúa–, esta sentencia me huele a muerto, y más cuando estamos en precampaña, sinceramente. Si el estado no pone todas y cada una de las medidas que tiene a su alcance para garantizar la seguridad de las personas, apaga y vámonos. Y aquí la Generalitat debería haber invertido en la línea de metro y no en lo del Papa, que no había ninguna necesidad –y quien dice Papa, dice Fallas, Copa América o Ciudad de las Ciencias– y quien quiera algo, que se lo pague de su bolsillo. Y que una sentencia, por muy correcta que sea, atente contra el sentido común, me toca las pelotas, más todavía si dice que cualquier ciudadano lo puede entender. Pues yo soy un ciudadano y no lo entiendo. Si, como se dice en la sentencia, hay un accidente de RENFE y se matan cuarenta personas, el responsable es RENFE, me diga lo que me diga la señora jueza. Pero claro, aquí, como en el choque de Minglanilla, error humano –el pobre jefe de estación, con un móvil que tenía que apañárselas–, o como en Chernobyl, caso que también fue llevado por un tribunal penal. Siempre es la misma historia. Como no estamos hablando de una empresa privada, que entonces sería harina de otro costal.
¡Ea! >:((

Sonia dice:

Cómo se nota que tú no has sufrido los atascos de fin de semana. >:((
Siempre pueden dar vueltas por el estadio de la Peineta, bandera en mano, como el príncipe en las olimpiadas. /guiño/

In I Go dice:

De los PPolacos mejor no hablar.
De la justicia, pues tampoco. Sin embargo, el hecho de que sean uno de los tres poderes no significa que haya que ‘creer’ en ella. Con acatarla vamos servidos.
En cuanto al juicio del metro: ¿era penal o civil? Porque si es un rollo penal la culpa es personal e intransferible, pero si es civil, la que tiene que pagar es la empresa, a no ser que el trabajador fuera autónomo, que no creo.

Óscar dice:

No, no, el juicio era penal y se da por extinguida la responsabilidad al haber muerto el conductor del tren, que era empleado de FGV y había tenido dos semanas de aprendizaje.

In I Go dice:

Pero siempre hay responsabilidades civiles, que son las que indemnizan. Las penales son cárcel, multas y similares, pero no indemnizaciones.

Óscar dice:

Sí, sí, esperemos a que salgan las responsabilidades civiles, pero muchos ya han aceptado las indemnizaciones, así que a esos, poco les espera. Ese juicio tardará, por lo menos, hasta que hayan pasado las elecciones, ¿apostamos algo? Lamarequeva.

In I Go dice:

Los que han aceptado las indemnizaciones ya están servidos. Y lo de las elecciones: TA CLARO.

Kurtz dice:

Dicen que la culpa es del muerto los que no han montado en esa línea de metro en su vida. Si lo tuvieran que hacer como yo cada día, otro gallo cantaría.
Saludos.

jordi dice:

PUes yo voy a seguir creyendo en la justicia y en su independencia. Para todos los casos, para todos.

Óscar dice:

La justicia, así, abstracta, no existe, existen las leyes… ¿no habíamos quedado en que yo no era un abyecto apóstata? Qué lío me estás haciendo. ¿Quién se ha bebido el alcohol de quemaaaaar? =?

Sonia dice:

Yo no creo que la justicia tenga independencia, pues “depende” de quien la imparta y cómo interprete las leyes.

jordi dice:

Hombre yo mas bien diria que la falta o no de independencia de la justicia no viene por quien la imparta (siempre hay un margen de decisión personal) sino en quien coloca a los jueces, fiscales etc. o sea , la falta de independencia del organo judicial viene dado por el ejecutivo que marca a los fiscales y por todo el legislativo que designa a magistrados.
Y si, Oscar, la justicia abstracta si existe, es el conjunto no de normas , sino de principios del ordenamiento y de estrcuturas aprox…. Las leyes en nuestro ordenamiento no son abstratas, sino concretas y muy concretas. Ya que nuestra Constitución y nuestras leyes son todas escritas a diferencia de las anglosajonas por ejemplo donde forma ley la jurisprudencia o la costumbre.

Óscar dice:

No, no, para mí la justicia y la ley no siempre son lo mismo, solo hace falta echar un ojo a las leyes de adopción por parte de parejas del mismo sexo, a la ley de sucesión al trono en España o a las pensiones de viudedad, por poner tres ejemplos que se me ocurren rápidamente. Y la justicia no deja de ser algo cultural y está dentro de la moral, que es absolutamente subjetiva, ejemplo: las penas a asesinos o las indemnizaciones por daños morales, las sentencias de divorcio, etc.

Deja un comentario