Cagondiós

Dicen en EL PAÍS DIGITAL que:

Dos mujeres no podrán participar como costaleras en la procesión de Semana Santa de Córdoba porque su cofradía, la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, se lo ha prohibido. El motivo, explican desde la organización, es el poco espacio bajo las faldas del paso: «Hay posturas con un acercamiento físico muy próximo que, si se vieran fuera, podrían decir que son posturas soeces», según palabras del hermano mayor de la cofradía, Manuel Herreros.

El obispo de Córdoba coincide con la cofradía en que no es conveniente que hombres y mujeres compartan el mismo espacio debajo de los pasos por las «situaciones incómodas» que se puedan producir.

Yo me pregunto cómo tienen que llevar a la pobre señora de los dolores –¿alguien ha probado a traducir los nombres como «Dolores», «Angustias» o «Pilar» a un extranjero?–, porque para que la postura fuera soez tendrían que acabar todos con un dolor de riñones que no te quiero ni contar. De todas formas, hay una tela que cubre a los costaleros, como parece ser que resulta, así que no sé quién va a mirar bajo las faldas, teniendo en cuenta que es un acto pío y de la más profunda religiosidad. Y para que se produzcan situaciones incómodas tienen que andar muy juntitos muy juntitos, lo que se solucionaría poniendo a las mujeres las últimas de la fila para evitar levantar algún tipo de pasión entre los costaleros, que digo yo que sí debe de ser muy incómodo el estar en plena procesión del santísimo entierro, con nuestro señor de cuerpo presente y tener el asunto erecto y lubricado, pero bueno.

Yo os puedo contar sin que se me caigan los anillos que cuando era joven y tenía poquitos dineros me apunté como costalero o arrastrador del Cristo de la Sandalia Sudorosa o ya no sé qué cristo era, que pagaban sus buenas siete u ocho mil pesetas y eso entonces era un potosí. Pues si yo tenía diecisiete o dieciocho años, estamos hablando del 1991, más o menos. Echad cuentas. Era una pasta gansa. Consistía el ejercicio en arrastrar la imagen por las calles de Valencia un viernes santo. El armatoste en cuestión arresulta de que llevaba un motorcillo para las luces, como un minigenerador o yo qué sé qué era, que yo de esas cosas no entiendo ni papa. Bajo las faldas del cristo había un hombretón sentado en una silla frente a un volante para que los giros no se complicaran. Éramos ocho arrastrando el paso y junto a cada uno de nosotros había un soldadito marchando en plan desfile soviético, jatetú pa qué coño hace falta un soldadito en una procesión religiosa. Detrás caminaba el cofrade mayor o lo que fuera o fuese, entre un cura y un soldadito de más rango que los anteriores. De repente oímos bajo las faldas una tos seca tipo atjooo, atjooo, atjooo y seguimos. Al rato, otra vez, atjooo, atjooo, atjooo… a la tercera serie de atjós, alguien decidió que pasaba algo, levantó la falda del cristo y salió un humo que ni el incendio del Windsor. Acto seguido, el cofrade mayor profirió algo así como

¡¡¡Cagondiós y la virgen, cagon la puta, que se nos quemaaa el cristo, cagondiós, que se nos quemaaa!!!

Con los pelos como escarpias, paramos el anda, me giro y el sacristán estaba desmayado en el suelo con la falda arremangá, las abuelitas estaban haciéndose cruces sales en ristre, las clavariesas estaban golpeándose las unas a las otras con la teja y los soldaditos jojorijó que te reirás, intentando mantener la compostura y no liarse a tiros con el personal, que habría sido lo suyo.

La cosa acabó como tenía que acabar, quicir, apagaron el motorcico, todos se recompusieron como buenamente tuvieron a bien y la cosa continuó sin más incidentes, claro que el cagondiosytodoslossantos del cofrade mayor fue –y sigue siendo– muy celebrado entre el grupo de amigos que arrastramos al Cristo del Santo Prepucio aquel viernes santo.

En fin, que la semana santa no es lo que era.

Comentarios

sihaya dice:

:)) :)) :)) :)) Esta no me la habías contado nunca :))

jazlima dice:

Es muy gracioso que un cofrade diga «cagondiós»… pensé que ese tipo de insultos sólo lo decían herejes como yo. /guiño/
Ahora, que no me digan lo de las posturas soeces… se sabe que los cofrades la pasan bien entre ellos/as.

Iwi dice:

:)) :)) :))
me parto, qué bueno, ha hecho que se me pase el mosqueo de cuando leo este tipo de noticias.

jordi dice:

No hay ningun cofrade gay que disfrute de rozamientos por delante y por detrás????

Óscar dice:

:)) Sihaya, ¿no te había contado ésta? Pues fíjate si hace años…

Sonia dice:

:)) :)) :)) :)) :)) :)) Ya me imagino los brindis en Semana Santa, «Por el Cristo del Santo Prepucio y su Cofrade Mayor» :)) :)) :))

Óscar dice:

:))
Que no, Sonia, que no, ¿que no te has dado cuenta de que era irónico? Si yo soy de la Hermandad de Nuestra Señora del Traje de Buzo, ¿que no lo sabías? Mira que me prestas poca atención, ¡mala persona!
Jazlima, leñe que me había olvidado de lo de la Falange:
La ideología de Falange es el nacionalsindicalismo, un concepto basado en una interpretación peculiar del sindicalismo revolucionario, con componentes venidos del catolicismo, lo que aleja al falangismo de planteamientos racistas. A diferencia del fascismo italiano, que perseguía un ideal imperialista, José Antonio pretendía una unidad de destino en lo universal (una idea que había sido enunciada con un sentido diferente, aunque no opuesto, por José Ortega y Gasset) como expresión de una comunidad de intereses y hermandad con las naciones hispanoamericanas. Esta idea espiritual de la patria serviría para superar la disgregación social que, a su juicio, el individualismo liberal y capitalista había sembrado en la sociedad europea de entonces y, en particular, en España. En cuanto a lo social, si se exceptúa la renuncia a la lucha de clases, tenía muchos puntos de coincidencia con el socialismo y con ciertas formas de organización anarquista de profunda tradición en los ambientes agrarios españoles, lo que contribuyó al recelo de la oligarquía terrateniente.
Esto era de la Wikipedia.
http://es.wikipedia.org/wiki/Falange_Espa%C3%B1ola

Óscar dice:

Por cierto, ¿no habrá ningún costalero por aquí, verdad? No vaya a ser que la caguemos, dios mediante. :.

jazlima dice:

Listo, gracias Óscar, ahora entiendo un poco más.

Sonia dice:

:)) :)), Ya no se que prefiero si las fallas o la semana santa. Si te vistes de cofrade, voy sin pensarmelo j,ajajja. ¿Incluye gafas y tubo?. Me recordaria a la peli, «mis dobles, mi mujer y yo», si no la has visto te la recomiendo.

Óscar dice:

¿¿¿Yo vestido de cofrade??? Anda yaaa…

Closto dice:

Haz el amor y no la iglesia, dicen los sabios. Gracias a la filosofía de «todo por la fachada» se gana en barroquismo arquitectónico y se pierde en seguridad para el inquilino. A ver si a las monjas les dan un poquito más por el culo, que Dios folla muy mal, que con eso de que no se puede hacer el amor le falta algo de práctica, aunque nos haya jodido vivos a muchos (más en los siglos pasados). Y que aprendan un poco de lo que son las dimensiones.
Bienaventurados los que eligen el camino del señor, pues cuando mueran no recordarán haber malgastado su vida entera.

macorina dice:

Ains, es que los detinos de la estupidez son inescrutables. Posturas soeces… si es que…

sihaya dice:

Han readmitido a las costaleras:
http://www.20minutos.es/noticia/215986/0/costaleras/hermandad/dolores/
(no sé si se verá bien el link…)

Óscar dice:

Ya, ya lo vi, quizá haya sido una campaña y nosotros hemos caído en la trampa. Ahora lo que está de moda es lo que llaman «márketing viral», jatetú qué palabro, pero bueno, quizá hayan intentado algo tipo «amo a Laura», pero en pequeñito.

sihaya dice:

No lo creo… ¿campaña de qué? Quicir, la campaña de «amo a Laura» o la de la ONG del sillón de Zapatero pretendían anunciar algo, éstas qué van a anunciar ¿a las hermandades? ¿a la Semana Santa? Además, las campañas del susodicho marketing viral no suelen aparecer en «los medios» (y lo pongo entrecomillado porque Internet es un medio, pero no se suele considerar tal) más que cuando llevan un tiempo en Internet y de esto no nos hemos enterado por ningún vídeo en el YouTube ni nada por el estilo…

Óscar dice:

Ya, tienes razón, pero a mí me parece bastante raro que ahora las readmitan, teniendo en cuenta que cuando un obispo dice que no es que no, nos pongamos como nos pongamos. De todas formas, alegrémonos, hermanos. 🙂
PD: Me ha encantado la reflexión de que el márketing viral no sale en los «medios», tienes razón.

irene dice:

Bueno, si por contra hay rozamiento entre dos hombres, no pasa nada. Total, desde afuera nadie sabe si uno de los dos (o ambos) son gays 😉
Muy gracioso.

Vaya, vaya… lo que sucede bajo las faldas de la piedad…

charly taxco dice:

K:D K:D K:D K:D YA NI LA CHINGAN PERO SI ES CIERTO YA ME TOCO ESE ROCE Y NO FUE EN ESPAÑA :)) :)) AQUI EN MEXICO TAMBIEN PASA SOLO K AQUI L OBISPO NO LO SABE :)) :)) :)) :)) :))

Deja un comentario