Series 2

Estos días estoy viendo los últimos episodios de A dos metros bajo tierra, todos alquilados legalmente en el Telegarci, que aquí no se baja nada con la mula, piratas, que sois todos unos piratas. Va a ser la primera serie de la que pueda decir “he visto todos los capítulos, absolutamente todos”. No es que sea una heroicidad, pero teniendo en cuenta mi carácter, sí es algo notable y hasta sobresaliente. En general he oído y leído buenas críticas de esta serie y, quitando que se está volviendo un poco culebrón y abundan los diálogos profundísimos llenos de metáforas sobre el sentido de la vida, el matrimonio y el arte contemporáneo, es de las que más me han gustado. Me da la impresión de que cualquier serie de más de veinte capítulos se vuelve automáticamente un marujeo de tomo y lomo. Me explico: lo original deja de serlo al cabo de veinte entregas, obviamente, y no parece que los argumentos den para nuevas originalidades, ni en esta, ni en otras. En esta serie, el episodio piloto contiene anuncios de productos de funerarias –glossy para los cadáveres, limpiasangres sin amoníaco y cosas por el estilo–, esperpénticos del todo, bastante divertidos, por cierto y que desaparecen a lo largo de la serie.

El carácter de la madre de la familia protagonista, por ejemplo, una mujer que siempre ha creído en los valores de la familia tradicional, casada porque se había quedado embarazada y que, de pronto, se queda viuda, con tres hijos criados y a los que ya no puede cuidar, pasa de ser un bicho raro divertido a una vulgar atormentada. Aún así, este personaje es todo lo contrario a lo que suelo ver en las series americanas, a. s., mucha peluquería, mucha rubia, dientes anormalmente blancos, muchas tetas y pocas arrugas. Ya por eso me llama la atención. Todos los capítulos comienzan con una escena en la que alguien muere. Durante las primeras temporadas, esa muerte tenía cierta importancia en la acción de cada episodio, pero con el tiempo ha dejado de tenerla. Otra cagada, para mi gusto. Siguen apareciendo las muertes, pero son una excusa para seguir con el mismo esquema, vamos, que pierde chicha. Además, la serie presenta ahora unas tramas bastante menos originales que las del principio, explotadas algunas paralelamente –en algunos momentos hay dos o más personajes a los que les pasa exactamente lo mismo– y con una serie de conflictos bastante habituales en otros culebrones: amoríos, divorcios y muertes varias.
Es importante que los episodios de esta serie no son capítulos independientes, existe una continuidad en la trama, diferente a la de House, por ejemplo –que, por mucho que me quieran vender, la continuidad no se la veo por ninguna parte, si no es la dependencia del protagonista a los analgésicos y su cojera–, e. d., que en A dos metros bajo tierra uno tiene que haber visto los treinta primeros episodios para entender el número 31, lo que la diferencia del resto de series que hay ahora, que son muchas.

Y ya que estamos. ¿No os habéis fijado en la cantidad de series que hacen ahora en la televisión? Hospital Central, House, Anatomía de Grey, Prison Break, The Closer y un montón más. Yo no recuerdo una época en la que estuvieran emitiendo tantas series, quitando, quizá, cuando empezaron los culebrones. Ahora han desaparecido los concursos, por ejemplo, o los realitys tipo peleas entre personas encarceladas –de hecho, he leído que últimamente han tenido que cancelar alguno antes de tiempo–, vale, algunos quedan, pero creo que menos que antes. Algún programa de debate hay –59 segundos, y el del las cien preguntas al presidente, que mira que están dando por saco–, ya no hay de esos programas de impacto en la que podías ver perfectamente a un cocodrilo que le arrancaba la cabeza a un tipo que estaba haciendo puenting o las tradicionales persecuciones por las autopistas de EE.UU., porque anda que no filman persecuciones por allí.
Ya no sé si soy poco original o qué pensando lo que voy a decir, pero siempre que una cadena tiene éxito con algo, las demás imitan esa programación hasta agotarla en dos o tres años. Entonces se produce un vacío, de pronto aparece otro gran éxito y vuelta a empezar. Que digo yo que me facilitarían el trabajo haciendo lo de siempre: canales monotemáticos. Por ejemplo:

  • TVE: Informativos, reportajes y propaganda al gobierno.
  • TELECINCO: Realitys de peleas, shows tipo “Crónicas marcianas”, con tratamiento truculento de los avatares del corazón.
  • ANTENA3: Grandes éxitos de ayer y hoy, e. d., repetición descarada de series, películas tipo “No sin mi hija a la que raptó su padre y se la llevó a Kabul – Basada en hechos reales” con toques de humor ibérico.
  • CUATRO: Series, series, series, series, series y más series.
  • LA SEXTA: Programación y horarios aleatorios.
  • AUTONÓMICAS: Propaganda de los respectivos gobiernos regionales.

Comentarios

Brixta dice:

Me encantaba esa serie. No me perdía un capítulo cuando aún tenía tele en casa, y sólo ví parte de la primera temporada. A mí quién me molaba era la hija, la pequeña de la casa. Esos comentarios sarcásticos y con mala leche, pero con su corazoncito al final. Una pena que no la pudiera seguir.
(A mí no se me caen los anillos por bajar cosas de la mula, pero soy tan pringá que no sé usarla. Aún estoy por bajar un documental que recomendó Malayerba ….. Lo sé, lo sé).

Pikitoni dice:

Ufff, me encanta esta serie. Tengo aún pendientes la 4ª y la 5ª T, pero es que ahora mismo estoy tan saturado de series, y encima cada día veo menos la tele, con lo que los tiempos para ver cosas cada vez son menores.
La madre siempre ha sido el personaje que más me gustó. Es de lo más friki, y lo mejor de todo, por una vez no es una madre en plan Bo Derek.
De la TV actual me quedo tan sólo con Cuatro, y alguna cosita de T5. Gran descubrimiento los informativos de la Sexta (cuando no hablan de deportes, claro está)

Sonia dice:

Me gustaba lo original de los personajes y el tema de como trataban la muerte, pero se me hacia sosita, no se por qué o lenta, no se.
Yo solo veo el canal digita y toooodo series a las que mi chico es mas que aficionado. Lo tenemos mas o menos repartido, yo el ordenador y el la tele, con lo cual hay algunas series que no veo y me gustaria ver porque coinciden con las suyas y aun asi es estresante estar pendiente de ellas.

Ana2 dice:

Pues yo empecé a verla con muchas ganas, pero no se, luego como que me aburrí…se convirtión en más de lo mismo y más de lo mismo!! bostezo:/

Salarino dice:

Yo me canso de las series. Me engancho a unos capítulos pero enseguida se me va el santo al cielo; a House no le acabo de ver la gracia. Anatomía de Grey me ha gustado bastante más. De Dos metros bajo tierra he visto algunos capítulos y me encantaba. Prison Break, CSI Villaconejos y todas esas me dan igual; en plan ocasional prefiero petardadas tipo Sexo en NY o Mujeres desesperadas. Pero soy incapaz de serles fiel, enseguida se me olvida que las ponen, y si me la graban o algo nunca encuentro momento. Un desastre, vamos. Soy la inconstancia en estado puro.
Ahora me lo paso bomba con el programa del Wyoming en la Sexta.

jazlima dice:

A mí me gustó mucho la serie (la vi completa). Igual es como decís… si duran tantas temporadas, la historia ya se va demasiado a la mierda de todas las vueltas que le dan. Pero en conjunto es una muy buena serie, y el capítulo final me la pasé llorando. 🙁 Mi personaje favorito es David.
Un dato: en la televisión por cable de acá, el único canal español que tenemos es la TVE.

Gayhetera dice:

Yo me he visto las dos primeras temporadas. Me encanta la serie. Destila mala hostia a litros. Reconozco que la trama de la novia traumatizada me parece un poco tostón, pero adoro lo fuerte que es que el hijo blanquito y rubio tenga un novio negro policía. Los yankies deben flipar al verlo…

Óscar dice:

Me ha encantado lo del CSI Villaconejos. :)) Yo también soy inconstante con las series, aunque cada vez estoy más pendiente, todo hay que decirlo, y me olvidaba cada dos por tres de la programación. Excepto Expediente X, claro y ya está. El CSI me aburre del todo y eso que al principio me gustaba y aprovechando que el Telegarci del barrio tiene las cinco temporadas, me las he tragado todas, a falta de los últimos cinco capítulos.
Pikitoni, reconozco que la cuarta y la quinta están empezando a culebrear, pero pasada la segunda, creo que lo tienes hecho, la segunda fue la que se me hizo más larga de todas. Yo me estoy cansando de series como House, que te pierdes uno y no pasa nada, con ésta no me ha ocurrido lo mismo, me enganché del todo. Eso sí, estoy esperando como agua de mayo que vuelvan a emitir The Closer.
De todas formas, me da la impresión de que todo el mundo ha visto la primera y la segunda y después, se por una cosa o por otra, dejan de verlo, que creo que es justo en el momento en el que la originalidad empieza a brillar por su ausencia para convertirse en algo bastante más convencional. De todas formas, tal y como están yendo las cosas (quinto capítulo de la quinta temporada), me da la impresión de que la terminaron dignamente y sin grandes cagadas, como dice Jazlima, que aunque sea un culebrón, sí es mucho mejor que otras, ni que decir tiene que la mayoría de series dramáticas españolas, que no puedo con ellas, es que no me van. Y también creo que los espectadores USA deberían flipar con la de besos entre tíos, movimientos pélvicos varios y los mochos anales que se ven en la sala de embalsamar, que menudo humor tienen a veces. Y con la madre, para mí la mejor de toda la serie, que, lo dicho, consigue ser madre dignamente sin dos kilos de silicona.

Psikke dice:

Conozco Six Feet Under, aquí ha sido un éxito, entre el público que ve la serie los domingos a las 23:00. Muy buena serie, pero no puedo seguirla, y todavía no he programado el vídeo después de 8 años, ni lo pienso hacer . Es una de esas series que compraré en DVD. http://www.normalizado.com/wp-includes/images/yahoo/yahoo4.gif
Conocéis Los Sopranos?

jazlima dice:

Los Sopranos es buenísima!

Óscar dice:

Yo no la he visto, pero sé que acaba ahora, ¿no? Tampoco ha durado muchas temporadas, parece que mejor así, no se vayan a agotar.

Sonia dice:

A mi ni las series ni las pelis de mafiosos me gustan. 😛

Óscar dice:

Por cierto, vuelven a emitirla en La 2, todos los días a las 0.30.

Iwi dice:

yo nunca la he visto, pero a mis compañeros de piso les encanta, ahora mismo están en ello, dicen que se van a tragar tres capítulos seguidos. Se los bajan.

[…] Hacen A dos metros bajo tierra en La 2, a las 0.30 todos los […]

Delia dice:

😛
Te encuentro toda la razón cuando dices que esta serie no la puedes llegar y seguir en cualquier capítulo que se te ocurra…
Yo he intentado seguir ya 2 veces la temporada 1 sin suerte… siempre se me pierde algun capítulo y ya luego no se como continuar asi que me aburro y ahí queda… :,,,((
Y claro, “Los Expedientes X” era absolutamente IMPERDIBLE 😛

Deja un comentario