Metrosex(s)ual

Andaba yo por las cercanías de Valencia buscando un bar para comerme un bocata cuando me encontré con esto:

MetrosexSual

Inmediatamente, foto al canto. Entré en el bar y me pedí una brascada con un nombre que pretendía ser la mar de ingenioso y que se quedaba en tontería insípida. No es la primera metedura de pata que he visto en palabras terminadas en –sexual:

  • hetereosexual (digo yo que sobra la hache)
  • homoxesual (pronunciado, no escrito, en un programa de Canal Nou)
  • esterosexual / stereosexual (ésta la pongo yo de mi bolsillo, pero tengo que confesar que nunca la he oído de alguien que estuviera hablando en serio)

De todas, la que parece que ha pasado a mejor vida es metrosexual. Ya era hora. ¿Qué ha sido de los metrosexuales? ¿Su desaparición es fruto de la selección natural? Es que de oírla todos los días en la televisión hemos pasado a un silencio sepulcral. Que no es que me preocupe, todo sea dicho, que a mí me pareció desde el principio un contubernio de L’Oreal y Nivea para vender más cosméticos para hombres. No me parece mal, obvio, que existan estos productos, ni mucho menos, y cada cual que se ponga en la cara lo que mejor le venga o con lo que se sienta más cómodo, pero lo de la metrosexualidad tantas veces mentada se ha quedado en agua de borrajas. Digo yo que si tan normal y tan chachi es que un hombre se ponga cremas, ¿para qué inventar una palabra? Me da la impresión de que cuando se decía Fulano es metrosexual, lo que en realidad se pretendía decir es Fulano se depila las cejas pero no es maricón, que lo sepas, con lo que todo el mundo tan contento. Oiga, pues si tenemos que especificar es que tan liberados no estamos y tan bien no lo vemos, porque si fuera así, no necesitaríamos distinguir al metrosexual del maricón, digo yo, y conste que uso estas palabras sin mala leche.
Otros dirán que lo de metrosexual era una opción, que se dice ahora, vamos los abiertos de mira de toda la vida. Y pienso yo que para eso ya teníamos otras expresiones –castizas pero igual o más expresivas, referidas a las preferencias culinarias–: que si éste es más de pescado, que si aquél es más de carne, que si a Marianín le da igual, que si pobre Julianín, que es vegetariano a la fuerza.
Mi conclusión es que lo de la metrosexualidad no pasó de moda estúpida –me refiero a la palabra–, así que menos mal que en la RAE no les dio por certificarla, aunque no me he molestado en ponerme a buscar, todo sea que me la encuentre de morros en el diccionario. Y de paso voy a acuñar un nuevo refrán:

Palabra de moda, palabra de sobra.

He dicho.

Comentarios

Sonia dice:

La originalidad a veces espanta.
A mi lo de metrosexual, siempre me ha sonado ha sexo medido con cinta métrica, con lo cual no le encontraba el sentido.

Es un híbrido idiota, el vocablo «metrosexual», tan ilegítimo como «homófobo» u «homofobia», que, etimológicamente, sólo significarían «enemigo de la igualdad» y «animadversión por la igualdad». Y te lo dice un homosexual algo curtido en lides idiomáticas y fuera del armario, para que nadie diga.

Salarino dice:

La palabra era (y es) horrenda. Yo siempre la asocié a «tío que se depila», y la verdad es que es más sencillo decir «Fulano se afeita tó» o «Mengano se arranca los pelos a mordiscos» que «Perangano es metrosesuá».
Espero que el bocata no fuera de las sobras de las depilaciones.

Iwi dice:

Me pido un «L’Itaca». Cuando te lo comes , ¿te aparece Penélope o Kavafis te da un aplauso?

Óscar dice:

Doctor: Satamente, lo de homofobia es igual de horrendo y no tiene ni pies ni cabeza, claro que sí creo que la palabra es más necesaria que metrosexual que casi me parece un invento comercial, como el día de la madre. La cuestión en homofobia es que, supongo que por analogía a hetero, a pasado a considerarse homo = gay, palabra con la que cualquier compuesto suena peor todavía: gayfóbico me parece un palabro bastante feo. Y aquí nos topamos con la falta de una palabra castellana igual que la alemana schwul o la inglesa gay –que me niego a usar, por cierto–, que no son despectivas, por lo menos la primera.
Y Sihaya me dijo en persona, después de leer el post, que existe ahora la palabra ubersexual –donde uber viene del alemán über, que es igual que hiper–. Busco en inten-né y me encuentro con el primer resultado:
- ¿Cómo es el ubersexual?
En primer lugar se acabó eso de la depilación, las cremas de día y de noche y de preocuparse por ir a conjunto de pies a cabeza.
Ahora se lleva cuidarse pero sin excesos, tener un aspecto masculino y estilo propio. Tener confianza en sí mismo, pero sin caer en el narcisismo.
- ¿Quién es el icono ubersexual?
George Clooney es a ubersexual lo que Beckham lo fue a metrosexual. El hombre que volvió locas a miles de mujeres en su papel de pediatra de Urgencias vuelve a resurgir y con más fuerza si cabe.

Salarino: ¡Qué arcadas me han dado! 😛
Iwi: El que me pedí fue precisamente L’Itaca, pero no me salió nadie, era una simple brascada de toda la vida. ¡Ah!, el camarero me insistió en que le dijera el nombre del bocadillo para su satisfacción. 🙁

jazlima dice:

Ubersexual?! Son todos términos ridículos. Óscar, paso a adoptar tu refrán, estoy totalmente de acuerdo.
Acá se le dice itaca al arma que usan los policías.

Óscar dice:

A mí la palabrita también me da grima, me suena a ubre 🙂
Seguro que la palabra que se pone rápidamente de moda, cae al poco tiempo en el olvido.

In I Go dice:

Yo creo que ya está pasada. La oí hace meses y no la vuelto a oir últimamente. Cosas de la moda.

Óscar dice:

Del todo. Lo que me fascina es que, con eso de la moda, hasta haya palabras que molan y otras que no, igual que ponerse las gafas de mosca, que ahora es de ordinarios. Pues a mí, qué queréis que os diga, lo de metrosexual nunca me ha parecido guay del Paraguay, como dicen en el anuncio.

jazlima dice:

Dejen de inventarse palabros… 😛

DeLiA dice:

¿Bocata?
¿Que es una Bocata?
Suena rico y hasta hambre me dio 😛
Aunque… de leer lo que dijo Salarino me dio… cosas 🙁
Jajajaja

In I Go dice:

Bocata: bocadillo, emparedado, sandwich.

Óscar dice:

Satamente, yo suelo decir bocata antes que bocadillo, supongo que por que es más corto. Con el mismo sufijo -ata se formaban sustantivos: tocata (tocadiscos), segurata (guardia de seguridad), pero ahora creo que ha caído en desuso.

DeLiA dice:

Aqui una tocata es un evento donde tocan distintas bandas musicales no profesionales, y ahí tienen una posibilidad de hacer un pequeño Concierto que comparten con otras bandas mas
🙂

Ramiro Gabriel Rubio dice:

Pucha estos pedazos de campesinos ignorantes no entienden que ser metrosexual es cuidarse a uno mismo…no me interesa si a ustedes les gusta tener una uniceja o usar ropa arapienta…pero no es el problema de los metrosexual que la palabra este de moda o no estupidos….no entiendes que es mucho mas que eso….es sentirse bien con unos mismo….si nos gusta cuidarnos lo hariamo se llamar como se llamara
por favor muerte al ignorante…de acuerdo con doctor hache

Deja un comentario