Los árboles de los pobres y el perdón de Zara

¿No viene ahora la Baronesa y nos dice que si gana Esperanza Aguirre en Madrid van a hacer otro museo? Hay que joderse. Es que a mí eso de estar en campaña electoral y que salgan unos y otros diciendo que si gana tal partido haremos esto y si no, que les den por saco, me calienta en exceso. Y luego va y dicen en EL PAÍS:

Aguirre ya ha prometido a Thyssen que los árboles del Paseo del Prado frente al museo con el que comparte apellido no se talarán, en contra del proyecto hecho público hace unos meses por su compañero de partido y alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Y los demás árboles, los de los pobres y las pobras, que les den morcilla, que pa eso no tienen el porte y la lozanía de la Baronesa. Si a todo esto le añadimos que Zara ha pedido perdón a los judíos ultraortodoxos por mezclar lino y algodón, ya no me siento las piernas. Que, a todo esto, no sé yo si aunque fueran de algodón del todo no deberían llevar una etiqueta tal que asínnn:

Garantía de pureza

Zara le garantiza que la presente blusa ha sido confeccionada por niñas de Indonesia que todavía no menstrúan, pa tranquilidad de Vd. y de Yavé.

#

Y yo me pregunto si no es que se trata de una campaña de márquetin como otra cualquiera, porque hay que tener morro de pedir perdón a los ultraortodoxos, que mantienen que es pecado tener a un judío de esclavo, que pa eso ya están los asirios, los elamitas o los palestinos, que todo sigue igual. De todas formas, al paso que vamos, Julián Muñoz tendrá que pedir perdón a Greenpeace por haber metido el dinero en bolsas de plástico y no de tela, como dios –con minúscula– manda. Pero claro, Zara puede hacer lo que le salga del lino o del algodón.
En fin. Que hoy estoy enfadado con el mundo.