Borrachera por sorpresa

Hasta los avisos del ordenador me están golpeando la nuca y las sienes, alternativamente. ¿De qué? De la ginebra. Dicho así parece que debería ir reservando plaza en un grupo de autoayuda, pero que nadie llame a los servicios sociales, que esto no es habitual. Es lo que tienen las borracheras por sorpresa: siempre dispuestas a lanzarse sobre uno y a dejarlo en un estado lamentable. Si es verdad eso de que el alcohol mata las neuronas, debo de estar a punto de la muerte cerebral. Así que cuando le dé a “publicar” voy a volver al sofá, a tragarme lo que pongan en la tele o con la DS. Mañana contestaré a los comentarios que hayan caído por aquí, también en los post anteriores.
Para colmo de males, y termino, a una botella de champán le ha dado por estallar dentro del congelador, con la consiguiente molestia de tener que descongelar todo e ir recogiendo cristales, hielo y agua de todas partes. ¡Ah! y ponte a seleccionar lo que no está lleno de virutas de cristal entre lo que había antes de la explosión. Y ya sé que los hay que tendrán ganas de dirigirse a mí con un “alma de cántaro” y sermonearme sobre la utilidad de retirar las botellas de cristal del congelador cuando uno se va a la cama. Que sí, que sí, que ya lo sé.
En fin, que aquí estoy, esperando a que la aspirina haga su efecto y dispuesto a dedicarme en cuerpo y alma a cualquier actividad que no requiera una gran concentración. Ni dormir puedo, conste.
PD: Ahora que lo releo… ¿se nota que estoy palarrastre?

0 comentarios sobre “Borrachera por sorpresa”

  1. ja,ajaj Se puede golfear pero sin quejarse. Yo estoy para el arrastre pero por la maldita alergia, asi que no te quejes que por lo menos lo tuyo ha sido por una buena juerga.
    Es muy tipico lo de la botella explotada en el congelador, lo raro es que no pase, asi que tranquilo y paciencia.
    Un beso suave de los que no hacen ruido.

  2. Ay, qué putada lo de la botella, qué mal sienta eso, y siempre pasan esas cosas cuando estás peor.
    Yo vengo de ginebra tb, Beefeater en un lado y en otro no tenían y Bombay, pero no me he pasado mucho (raro en mi que no tengo mesura ni control), o será que a veces te afecta menos.
    Hala, que se pase pronto, duerme todo lo que puedas.
    No, no tenemos edad, me he tenido que volver antes que la gente porque hoy era la segunda noche consecutiva y no podía más con mi cuerpo. Si algo tengo claro a estas alturas es que dos noches seguidas no puedo.

  3. Sí, es de esos días en que parece que todo se arrejunta pa putearte y pa poner a prueba tu estabilidad emocional. Porque menuda putada, que no puedes distinguir los cristales del hielo… ¿ves?, pa eso sirve una no frost, para las ocasiones en que te estallan las botellas de cristal.

    Oye, que con dos yo ni me entero, tú, tampoco es que la otra noche fueran muchos más, no, pero me pilló así destemplao y me subieron estupendamente a la cabeza, y no es que esté anémico ni flojeras ni nada de eso. Yo no sé por qué unas veces no te encogorzas ni a la de tres y otras, con cuatro gintonics de nada, coges una trompa que ni Dumbo.

  4. A mí antes las resacas me duraban dos horas y ahora me duran dos días, y eso que soy de muy poco beber. También es cierto que antes el alcohol me llevaba al esperado objetivo de «creo que eshtoy algo borrasho», y ahora, o me pongo malo, o me duermo. Vamos, una fiesta. Recomiendo Actron, combinado de paracetamol+aspirina+cafeína para mejorar.

  5. Para remedios, el de la pasta. Antes de irte a la cama, si no estás muy mal y en previsión de males mayores, se cuezan un plato de espaguetis con un poco de tomate y a dormir. Insisto, si uno ve que tiene el estómago bien y no va a confundir los nidos de pasta con el esparto de las cacerolas. Y si no, al día siguiente agua, el plato de pasta –a ser posible no el mismo que el de la noche anterior–, agua y tele.

  6. Sí, eso mismo pienso yo cuando me pasa: «la próxima vez tengo que ser más cuidadoso, la próxima vez tengo que ser cuidadoso»… hasta que llega la próxima vez y termino achacando la resaca a la mala calidad de la bebida: «claro, era Garrafíter», así que volvemos a lo mismo.

  7. Nada mejor para la resaca que desayunar ibuprofeno, la medicina milagrosa, que tanto te quita la resaca como te alivia el dolor de espalda o te quita las patas de gallo.

    Por cierto, ¿alguien recuerda un refresco que vendían en 1999 ó 2000, de Sueps (o como se escriba), sabor «bitter lemon» (o algo así)? Era como una tónica con limón y no veáis lo bien que le iba al Beefeater. Mis copas ya no son lo mismo sin el bitter lemon de marras. Snif.

  8. Yo al ibuprofeno no le tengo mucha fe, soy más devoto de la aspirina o del paracetamol, es cuestión de gustos, no quitan las patas de gallo, pero van igual de bien para las resacas.
    Con lo de las bebidas yo ya me pierdo bien perdido, es que ni me suena. Ahora Sueps ha sacado una nueva ¿gama? de refrescos, a lo mejor tienes suerte y es lo mismo con un nuevo envase. Y conste que te lo digo sin acritud a pesar de que las nuevas bebidas ésas me dan gggomiteras, y más con la ginebra. ¡Hereja! Con lo güena que está la Sueps de toa la vida…

  9. Yo sí que recuerdo el bitter lemon de Esgüepes, aunque nunca lo probé. Parece ser que en el Reino Unido de la Gran Bretaña y el Norte de Irlanda, AKA Guayominí, todavía se comercializa.
    Véase, aquí.

  10. ¡Ése era! Tan buenos gintonics me hizo… Ay, no sigo, que se me saltan las lágrimas.
    NUNCA jamás en la vida digas que la aspirina es mejor que el ibuprofeno o el Cristo de las Llagas Supurantes se aparecerá en tus sueños y te obligará a lamérselas (a las llagas, me refiero. Si te obliga a lamerle otra cosa, ya no es cosa mía). Cuidadito conmigo 😀
    A lo que iba: el ibuprofeno cambió mi vida y mis dolores de cabeza/resacas ahora duran exactamente siete minutos.

  11. Y dale con el Cristo de las Llagas Supurantes. ¡¿A que te envío a Ntra. Sra. de la Infección de Orina y te dejo patidifusa?! Yo es que sigo siendo más de aspirina que de ibuprofeno, siempre me ha parecido un caramelito placeboso.

    Lo del bitter lemon: KK, ande esté la Sueps de toa la vida que se quiten sucedáneos de gintónics raros.

  12. Anda, claro, pa eso soy el Postmaster o Blogmaster o como se diga en estos casos. Si cambio la fecha de los comentarios puedo responder a cada uno, que si no se me acumula todo en un único comentario largo larguísimo que no se lee nadie.

    Podéis llamarme Amo Clemente y Misericordioso. Con eso me conformo. 😉

  13. Pues te llamaré así, que me chifla la idea. Voy a empezar desde ya…Hasta otro post Amo Clemente y Misericordioso :))

  14. Ah, otra cosa Amo Clemente y Misericordioso: ahora veo mayúsculas donde ayer veía minúsculas (ÓSCAR, COMENTARIOS…). Ahora sí que no sé si sigo ciego del sábado noche o hay más cambios en tu misericordioso y clemente blog…:(

  15. Ahhhh!!! Ya me había apuntado en la agenda «LLamar mañana, urgentísimo, a Alcohólicos Anónimos». Claro, que yo de anónimo ya tengo poco…:)) Alabada sea su Santidad, Amo Clemente y Misericordioso, gracias por cambiarnos esas letras de minúsculas a mayúsculas y vice versa, para que así, gracias gracias, nuestras vidas sean más amenas…

Responder a In I Go Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *