Los alemanes tienen la cabeza cuadrada

BanderaalemaniaEsto es fruto de mi conocimiento de la sociedad alemana y está inspirado en cierto post sobre Australia.
El otro día, hablando con un alumno, tuve un encontronazo de lo más desagradable. Me preguntó si me iba a quedar en la empresa a comer y yo contesté que no, que tenía que volver a Valencia para otra clase. Él puso en duda la respuesta con un sí, sí. Yo le dije que, efectivamente, tenía que volver a Valencia y él, otra vez, sí, sí. Después de varios sí, sí, me puse verde y le dije que, en España, la ironía era bastante mal recibida y que yendo a la alemana por estos lares iba a encontrarse con alguna dificultad y con más de uno que pensara que es un imbécil de remate.

Y es que los alemanes siguen pensando que la mejor manera de hacer las cosas es la suya. Y no digo que en muchas ocasiones no sea así, que lo es, a la vista está, pero las relaciones sociales no son lo mismo que diseñar un motor de chorrocientas yeguas desbocadas: las relaciones sociales se basan en estándares arbitrarios, que son diferentes según el lugar en el que te encuentres. Lo que es aceptable en Alemania puede no serlo aquí –como la «fina» ironía alemana– y viceversa. Pero es que los alemanes son especialistas en eso de abrirse a nuevas culturas de boquilla y pretender imponernos el Sauerkraut como el non plus ultra de la comida sana.
Comida Alemana¿No os habéis encontrado a un alemán que os haya dicho que la comida española es muy grasienta? Sí, compañeros, los alemanes piensan eso. Es que la Bockwurst debe de ser de régimen y el pan de semillas –que comen para compensar la falta de fibra en el resto de su dieta, y es que no ven un puerro ni una alcachofa en toda su vida– es de lo más recomendable para nosotros, obesos españoles que comemos tocino a modo de resopón, antes de irnos a dormir. Y luego ¿qué me decís de la comparación del gazpacho con el codillo? Obvio, sale ganando el segundo, es mucho más sano, dónde va a parar, con su calorías que se cuentan de cinco en cinco dígitos. Y que cenamos demasiado tarde y en demasiada cantidad, que luego se tenemos pesadillas. De hecho, todos los españoles vemos con horror el momento de irnos a la cama, todas y cada una de nuestras noches pasamos un infierno provocado por la grasa del filete de tocino que nos hemos metido entre pecho y espalda a las diez de la noche. Freddy Krüger era, en esencia, español, como Íñigo Montoya, pero no dormía siesta porque estaba europeizado.
Mapa AlemaniaPorque la siesta es pecado mortal donde los haya. ¿Qué mayor placer que salir de compras un quince de julio a las tres de la tarde? O hacer deporte. O lavar el coche. ¡Qué desperdicio de tiempo, señor, con la de cosas que hay que hacer y el poco tiempo que nos dejan nuestros miserables puestos de trabajo, esos que no vemos de lo vagos que somos por aquello de las fiestas religiosas, porque en Alemania, la ascensión es día festivo, pero como tiene algo de heroico, místico y republicano pues es aceptable, o la celebración del pentecostés, fiesta laica donde las haya y de vital importancia para los alemanes.
Y conste que lo digo después de haber vivido allí y haber convivido con alemanes el tiempo suficiente como para conocerlos a fondo. Otra cosa son los individuos, sí, pero volvemos a aquello de que si el río lleva, agua suena, o algo así, no sé cómo era. Pero yo lo certifico: los alemanes tienen la cabeza cuadrada.

Comentarios

Brixta dice:

A mí no me gusta nada la comida alemana, pero nada, nada. (La austriaca, sí). He probado cosas que no os podéis imaginar en casa porque mi expadrastro es alemán. Metía un redondo de carne UNA SEMANA ENTERA en VINAGRE, lo rebozaba de especias a tuti plein y pal´horno (al cabo de la semana de flotar en ese megunge asqueroso). ¡Qué asco sólo de acordarme!. Por lo visto es una delicatessen. No quiero ni imaginar lo que no lo es. Puaj.
Y sí, ellos lo hacen todo mejor que nadie. ¿Qué haríamos sin ellos el resto de la Humanidad?.
(Volveré a despotricar más de los germanos. Tenlo seguro. 😛 )

pilar dice:

No estoy de acuerdo en absoluto, a mi personalmente me encata, y además la forma de hacerla siempre es muy elaborado , esa carne que se mete en vino no en vinagre, aunque se heche un poquito de vinagre, si es una delikatesen, me imagino que hayas tenido una mala experiencia porque el que lo hacia era tu ex- padrastro, que solo la palabra ya suena horrible.
creo que tienen que conocer más de la cultura y de la gastronomía alemanana.

LOS ALEMANES SON MAS RAROS QUE LOS PERROS VERDES:CLASISTAS, XENOFOBOS,RACISTAS ,HOMOFOBOS,Y DESCENDIENTES DE LOS BARBAROS Y ADORADORES DE HITLER!!!!!!!!
VIENEN A ESPAÑA COMO TURISMO DE BAJA CALIDAD,TURISMO BARATO QUE CONSUME Y GASTA POCO,TACAÑONES Y PESETEROS COMO LOS CATALANES!!!!!!

Daniel dice:

Enrique de Pucela,tienes toda la razon! yo los conozco tambien y no quiero saber nada de esa gente.
Mi jefe es aleman y es asqueroso. Odio a los alemanes!!!!!!!!!!!!!

Ingolf dice:

Soís pobres bastardos ibericos! No sabeís nada ni de Alemania y su gente, ni de su historía. Debereís ser feliz que podeís vivir del turismo y que visitamos el vuestro país para que os puedaís embolsar dinero. Sabemos comportarnos bien, y pués los ingleses y rusos son aún más barbárico cuándo están borrachos.
Vuestros prejuicios estupidos cuentro los alemanes me muestran que soís nada más de pobres ignorantes!

Alberto dice:

Enrique y Daniel ,pienso igual que ustedes ,es mas deberian de echarles de comer aparte a los alemanes,son animalitos,una mezcla de ballena y gamba jeejejeje……
En nuestras playas se pasan todo el dia comiendo ,bebiendo y groignando .

Óscar dice:

No, yo reconozco que a mí hay cosas de la comida alemana que me gustan mucho, pero no estoy de acuerdo en absoluto con las opiniones que dan los alemanes sobre la comida española, sobre todo con lo que dicen que es muy grasienta. Una persona me dijo que probablemente se debía a que todo llevaba aceite de oliva y a las personas que no están acostumbradas a él les parece que todo es grasa. ¡Pero si se come aquí mil veces mejor que allá! Y me estoy refiriendo a la cantidad y a la variedad de componentes.

In I Go dice:

En mi menos larga experiencia, los alemanes tienen complejo de que su gastronomía es mala cuando están allí. Al menos, en Berlín, no he conseguido que me lleven a un restaurante alemán, por más que me preguntaban que qué quería. Yo, que codillo, y ellos que nanay, que mejor un austríaco o un italiano. Estoy del puñetero Wiener Schnitzel hasta el moño; para ellos es un delikatessen. Eso sí, tamaño sábana.
BTW, Oscar… tú mataste a mi padre, prepárate a morir.

Óscar dice:

Sí, pero es de boquilla, porque ¿has intentado convencer a un alemán de que la mantequilla en grandes cantidades es igual de perjudicial que comer un codillo al día? Seguro que no los sacas de sus costumbres: un huevo al día, panes variados, leche a tutiplén… Otra cosa es que ellos piensen que los platos nacionales –entre los que tenemos que incluir las patatas fritas y el kebab– tengan poca fama, y eso ellos sí lo admiten.

Sonia dice:

Yo no he estado en alemania, pero he probado cosas de alli vendidas en una tienda supuestamente especilizada y tienen cosas ricas.
Pero eso si, el gazpacho es sagrado.

Óscar dice:

No, si cosas ricas sí tienen, amos, ¿¡lo sabré yo?! Es que cuando escribí esto estaba yo torcido… de ahí el tono cenizo. 🙂

Psikke dice:

La cocina mediterránea se está introduciendo poco a poco por estas latitudes, pongamos por ejemplo a Jamie Olivier, el inglés, número uno en ventas de sus libros de cocina, conocidos por su alto contenido en recetas mediterráneas. Se pueden encontrar actualmente en Holanda (que es lo más comparable a Alemania) 10 tipos de aceites de oliva en el supermercado, idem de los vinagres aromáticos… pero los habitantes batavuseros de este lugar están a años luz de alcanzar una cultura culinaria, sin embargo sí que hay un par de restaurantes con alguna que otra estrella Michelín, supongo que deben ser buenos, he comido alguna vez en algún restaurante que me ha sorprendido por la calidad de la comida.
El sábado fui a una fiesta de cumpleaños en la que se sirvieron – entre otras cosas- unos paquetitos de papel ALBAL rellenos de pequeños trocitos de bacalao fresco y congelado (para los no expertos, bacalao que no sabe lo que es una salazón, como tú, y que se ha congelado y vendido preferiblemente al Lidl o Aldi). El bacalao, de un color grisáceo que auguraba momentos espinosos, se regó al introducirlo en el paquetito con algo de vino blanco, se le colocó un poquito de tomatitos de Almería picados, y una cucharada de salsa para espaguetis boloñesa de bote que llevaba como extra «delicatessen»algo de queso rallado Pecorino, lo cual aumentaba el precio del POTE considerablemente». Y pal horno. Sí, estaba bien. Quedaron de p. m. con los invitados, oooooh, pescado fresco al horno, ooooooooh. Pero el bacalao era de calidad ínfima, me lo comí. Sabía que no iba a morir. Esto es lo más chic de lo chic que he comido en una fiesta de cumpleaños. Como tienen un problema culinario compran productos muy vistosos. A mí me gusta particularmente la mezcla de un pepinillo envuelto en una rodaja de salami de ese que huele a crudo. Bonita mezcla de colores retro. Se puede comer también, pero me estoy imaginando una coca de pan con tomate maduro restregado, un chorro de aceite y jamón de pata negra y…. no hay color. La pastelería, muy buena. Lo reconozco, aunque tengo el problema de haber nacido en la ciudad del Sr. Escribá, y no me refiero al del Opus, sino al pastelero, maestro chocolatero.
Si queréis, cuelgo unas recetillas holandesas en algún lugar de la blogosfera, de cuyo nombre no quiero acordarme.

Psikke dice:

Y la capital de Sicilia es Palermo.

Óscar dice:

Oiga, pues me cuelgue alguna receta, tú, que más allá de los maatjes -y me dan una gomitera que me muero-, no conozco nada.
Sí, sé que lo de la comida mediterránea está empezando a causar furor también en Alemania, por ejemplo, pero sólo cogen lo que les conviene y adaptándolo de una manera que les falta añadir queso alemán a la paella, cocinada con mantequilla, claro. También es cierto lo de que la cocina mediterránea se entiende casi exclusivamente como cocina italiana y, en ocasiones, turca, pero de la española o la griega, por ejemplo, nada de nada.

Salarino dice:

A mí es que en Alemania no se me ha perdido nada. Es un país que me da igual. Por no gustarme, no me gusta ni la ópera alemana (aunque reconozca que tiene buenos cuartos de hora). Y si vives o pasas una temporadita en Canarias (como fue mi caso) puedes llegar a odiar con todas tus fuerzas el corte de pelo ése corto por arriba y largo por atrás.

Óscar dice:

Lo del corte de pelo alemán –que va acompañado de vaqueros lavados a la piedra, bigote fino, deportivas y Opel Manta o Tigra o similares– es digno de todo un estudio. Viene a ser el equivalente al mascachapas español –oros, camisetas y chunda-chunda–, pero con más solera, porque ya hace treinta años y ahí siguen, de rabiosa actualidad.

Peritoni dice:

los alemanes son un poco como los parisinos que se creen el top del universo.
Mis padres tienen amif¡gos alemanes que cuando están allí lo suyo es siempre lo mejor y critican nuestra dieta, la siesta y todo lo que comentas. Pero cuando vienen a España comen con verdadera gula, todo les encanta y los siestorros son de órdago.
Y de acuerdo con Salarino: odio ese pelo de hortera.

Óscar dice:

No pienso que los alemanes se consideren el centro del universo, pero sí que convencerles de que algo es mejor que lo suyo es complicadísimo, supongo que porque tienen esa tendencia a aborregarse y a no preguntarse si están cometiendo errores. Más que pensar que son mejores es que creen que la única forma de hacer las cosas, o por lo menos la mejor, es la suya.

macorina dice:

Tengo que decir que me mola la comida alemana. Una buena salchicha es para mí una obra de arte culinario. Y claro que es probable que uno le de un patatús si se alimenta a base de codillo… el mismo patatús que le da si sólo prueba la fabada o el chorizo de cantimpalo.
Y no me parece que los alemanes se tengan nada creído. Al revés. Todos los alemanes que yo conozco están más bien avergonzados de ser alemanes (que no tienen por qué, pero en fin). ¡Si los pobres hacen un montón de esfuerzo para integrarse allá donde van! Y, al menos en Canarias, el turismo alemán es con mucho el más respetuoso con el entorno. Por ejemplo, las mejores guías de senderos son alemanas. Otro tema es que media costa esté en manos alemanas, pero en eso, me temo, tenemos más culpa nosotros que ellos, que para especular y destrozar nos bastamos nosotros solos.
Salarino, yo pensaba que ese corte de pelo lo habían puesto de moda Andy y Lucas 🙂
Fdo: Macorina-Helga

Óscar dice:

Cuando he probado platos tradicionales alemanes, la mayoría de ellos equivalen a dos platos de fabada, tengo que decir. Puede que no lo haya probado todo, pero vamos, estoy convencido de que casi todo, sí. Y es de las comidas que ves y te echan para atrás de puro gelatinosas.
Con lo de que los alemanes son los que más se adaptan, no estoy de acuerdo. Sí es cierto que prueban e intentan unas cosas y otras, pero al final terminan volviendo a lo suyo. Yo estoy en contacto con una colonia alemana bastante grande y te aseguro que lo que veo no es más que la adaptación de sus comportamientos al contexto de aquí, por lo demás, siguen la misma vida. Claro que hay excepciones, pero se adaptan más bien poco. Claro que los españoles no es que seamos el sumum de la integración, que yo he llegado a ver a un grupo de vascas vascas vascas despiporrarse y bailar al son de la Macarena que daba gusto. 😉
De todas formas, sí tienes razón: son bastante más respetuosos de lo que somos los propios españoles con lo que tenemos, en eso, un diez.

Salarino dice:

Jejejeee, Macorina, nooo, el pelo asín es anterior, lo juro. El caso es que, cuando estuve en los USA, uno de mis mejores amigos era de Frankfurt, y le ocurría eso que comentas, que le daba algo de vergüenza ser alemán. Era un encanto, un chaval majísimo. Ahora, llevaba el pelo horrendo (y hablo del año 94 a.A.L. -antes de Andy y Lucas) pero le acompañé a una pelu modernísima y le dejaron essstupendo; ciertamente no parecía alemán con el nuevo estilismo.
En Canarias tuve algún que otro encontronazo hispano-germánico: recuerdo a un devorador de Bockwurst gritando e insultando a un dependiente de una tienda de fotografía por no saber alemán al que tuve que indicar amablemente que si quería que le atendieran en la lengua wagneriana se cogiera un avión a Munich, por no hablar de unos vecinos, a los que llamábamos cariñosamente los Gunter, que no hacían la vida imposible.
Fdo: Salarino-German hostile 🙂

Oh gracias a Dios! Me voy a guardar este post especialmente porque no podría explicar con tanta exactitud lo que pienso sobre esto.
Manda huevecillos de colores lo de la comida grasienta. Yo tuve que vivir eso en casa de una amiga alemana cuando fui alrededor de navidad a alemania. El hermano mayor que no ha salido de Alemania en su vida ante los regalos gastronómicos procedentes de España que traían los dos hermanos de Erasmus en España se río y en algún momento de la noche dijo en plan ironía «que qué raro, grasiento en España» Hijo de la gran Alemania. Como mi alemán por esa época no estaba muy allá no pude replicar como se merecía la ocasión, pero me puse como una moto.
Vamos, ahora resultará que los Alemanes y su dieta es la recomendada por la OMS de lo sana sanísima que es. Porque claro, todos sabemos la guarrada que es ponerse aceite (grasa…yuyu!!!) en una tostada para desayunar y lo sano, sanísimo que es untarse un buen mazacote de margarina en la misma tostada. Todos sabemos cuán sana es la grasa animal. Y no dije absolutamente nada de lo que pensaba de otras cosas como el hecho de que mis amigos alemanes sean vegetarianos, pero curiosamente no vi ni una puñetera vez nada que implicara nada verde. Una dieta basada en pan, mantequilla, queso y zumo no puede ser muy equilibrada que digamos.
A veces van de un prepotente que asusta. A esos les daría yo una lección intensiva de por qué la dieta Mediterránea es infinitamente más sana y completa que su mierda de dieta. Desde que salgo al extranjero y por esos lares me he convertido en una radical en pro del aceite de oliva, ese oro líquido que tan rico está y que es tan sano. Yo creo que lo que tienen es envidia cochina. El próximo día lo voy a hablar con mi intercambio alemán. Quiero guerra y justicia (y sacarme el frustre y que me reconozcan de rodillas que pa grasientas sus salsichas!)

Óscar dice:

¡Encendida te veo, Life’s! No te reconcomas, que no merece la pena. Tampoco es que nuestra comida esté libre de grasas, como ya se ha dicho. Y lo que dijo de la raritud de la grasa en la comida española, es lo que decía yo de lo expertos que son los alemanes en poner de los nervios al más pintado con ese tipo de comentarios. 🙂 Si eso lo dicen delante de mí, salto y me lo meriendo con mantequilla.

Psikke dice:

Lo peor de todo es que los alemanes me dan de comer.

Óscar dice:

Toma, y a mí. 😀

sihaya dice:

Una cosa: el pelo así no es exclusivo de los alemanes (en inglés se llama mullet, y hay páginas enteras dedicadas a meterse con ese tipo de pelo). Es más, entre algunos alemanes (muchos), es símbolo de una determinada clase social, bueno, de «paletismo», más que de clase social, igual que el hecho de veranear en Mallorca, para muchos alemanes es casi un insulto. Eso sí, no quito ni una coma de lo dicho por Omanero, aunque igual añadiría más cosas positivas…

Óscar dice:

Me parto de risa con el mullet, que obviamente he buscado en internete:

jazlima dice:

Yo creo que los alemanes mejor se quedan con lacerveza y listo. Lo único que me gusta de allá son los Die Toten Hosen.

Óscar dice:

Desde luego. Me digan lo que me digan, me parece la mejor cerveza del mundo, junto con la holandesa, la belga y la checa. Y respecto a los pantalones muertos, Sihaya puede hablarte del trauma que tengo yo con ellos.

Iwi dice:

Abajo las fronteras, no juzguemos a la gente por dónde vienen, sino por quiénes son: buenas/malas personas, mentirosos, solidarios, graciosos, mezquinos, arrogantes, generosos, cultos, introvertidos, creativos… El mundo está lleno de todo tipo de gente, de todas partes.
Cada persona es única, por sí misma, incluso en una misma familia la variedad puede ser asombrosa.
Si alguna vez tuvo sentido esta diferenciación por países (con la que queda claro que no estoy de acuerdo), cada vez la tiene menos. En este mundo globalizado no cabe. Generalizar, tanto para bien como para mal, nunca fue tan arriesgado como ahora.

Brixta dice:

Iwi estoy de acuerdo contigo y soy la primera que reniego de los estereotipos, pero cuando surgen es por algo muy a nuestro pesar. Sé que no todos somos homogéneos según nuestra nacionalidad, pero hay cosas que las mamas desde que naces por la cultura que te rodea.
Y sigo afirmando que la comida alemana es una mierda.
Psikke, Jamie Oliver es un fanático de la comida italiana. Se restringe mucho a ella, parece ser que para él es el único país mediterráneo. Aquí se piensan que lo único que comemos son tapas.

In I Go dice:

Brixta, estoy de acuerdo con lo que comentas de la influencia de la cultura que nos rodea. Los estereotipos son simplificaciones, con todas sus limitaciones, aunque suelen tener un poquito de verdad.
Para comida mala de verdad, la inglesa.

Brixta dice:

In I Go, ¿Te refieres al curry? 😉

In I Go dice:

Me refiero a esto.
Siento no haber encontrado una versión en lengua más reciente.

Óscar dice:

Sí. Yo también creo que todas las generalizaciones son inexactas por necesidad. Sin embargo también creo que eso que llamamos identidad nacional sí existe y no es ni más ni menos que el conjunto de experiencias que cada persona ha vivido desde que nació hasta el presente: las comidas, la relación con los demás –arbitraria y que parte de convenciones sociales arbitrarias–, la televisión –nuestro Naranjito, el Un, dos, tres y Barrio Sésamo–, el nivel de ingresos –que en la mayoría de nosotros supongo que o bien se ha mantenido en la austeridad o bien ha mejorado sensiblemente, pero todos hemos conocido o conocemos el ahorro y hemos comido lentejas porque no había otra cosa–, las fiestas populares de cada ciudad y cada pueblo y nuestros veranos en la playa o en el monte con sus correspondientes raspaduras de rodilla. Y eso diferencia a los españoles de los alemanes por el simple hecho de haber nacido aquí o allá y forja el carácter de cada cual, toda vez que también influye la genética, los estudios y demás.
La globalización, creo, no alcanza todos los aspectos de nuestra vida. Sí influye en los productos que podemos adquirir, en las películas que podemos ver y en la cantidad de información que podemos obtener, por ejemplo, pero en Finlandia sigue haciendo el mismo frío que hace treinta años y en España el mismo calor veraniego, condición que influye y mucho en el carácter y el modo de vida de las personas que viven en estos sitios. No quiero decir con esto que el frío haga a las personas más irónicas, pero sí provoca que cambien nuestros gustos, por ejemplo. La globalización cultural, por llamarla de alguna manera, no ha alcanzado, afortunadamente, a toda la población. Creo que los que nos autoblogueamos pertenecemos a un grupo de personas más grande que tiene unas ideas más o menos similares y el gusto por ciertas manifestaciones culturales que no tiene todo el mundo, aunque sólo sea por que nos gusta, digamos y, como muestra, preguntaría a los habituales el nombre de tres películas europeas que nos hayan gustado, el nombre de grupos de música electrónica, tres escritoras españolas y tres países asiáticos que nos gustaría visitar. Y seguro que todos tendríamos respuestas. Si preguntara a algunos amigos míos, seguro que no tendría tanto éxito pero sabrían decirme el nombre de tres modelos de móviles con cámara megapíxel o tres futbolistas que no fueran del Barça o del Real Madrid y conste que no juzgo, sólo constato.
Excepciones las hay en todos los sitios y en todos los lugares y sé que las generalizaciones no son exactas por definición.

Óscar dice:

Mil perdones por el tostón.
In I Go: XDDDD ¡Qué bueno! Obsérvese la puntualización: Esto han sido los godos.

A mi me gusta comer esparragos con salsa holandesa y con tocino! lo malo es que estos alemanes no tienen mucha variedad y platos como el que mencione no se comen a diario, entre semana estos weyes comen basicamente caca.

Maria dice:

Bueno, yo por circunstancias de la vida estuve viviendo en Alemania, Kempten y con respecto a la comida, no puedo estar mas de acuerdo, pero en Alemania en general. No se donde habeis estado o vivido vosotros en Alemania, pero os puedo asegura que en Kempten, la gastronomia no es tan mierda, tienen una leche excelente (siempre desde mi punto de vista), mantequilla, yogures, queso… o cualquier producto lacteo, tienen una muy buena materia prima para cocina, carne, verdura (en verano, en esos dias q hace sol y llueve el mismo dia!jajaja), el problema lo tienen al cocinarlo… (con manteca!!!! hasta el huevo frito… dejando esa mucosidad tan desagradable!!!)…sinceramente creo q no saben cocinar bien (digo bien, porque todo aleman que se aprecie sabe cocinar en mayor variedad que un espanol).
Y lo que mas me gusta es el brezel mit butter! porque el resto de los panes que tienen… menuda porqueria!

derkonstrukteur dice:

…que pena que haya tanta gente que no conozca ni a alemania ni a su gente y opine en calidad de expertos!
la sociedad alemana (como todas) tiene cosas positivas y negativas. quien ha vivido más de 1o años en alemania (como es mi caso) sabrá la infinidad de platos exquisitos que nos ofrece la cocina alemana.
alemania, por su situación geográfica y su historia, nunca tuvo la suerte de enriquecer su variedad culinaria como lo han podido hacer otras regiones del mundo. ( no solo se come «bien» en españa o italia. hay infinidad de regiones que ofrecen tanto o más que el mediterraneo)
sus platos, están basados en un clima extremadamente frío y falta de colonias.
recuerden que el ahora tan de moda «calentamiento global» ya afecta desde hace años a paises tan ricos como alemania.
mi ex-esposa, nacida en sajonia me cuenta que de niña (hace menos de 25 años) salían ya en noviembre a la calle con un metro de nieve y que las temperaturas en invierno alcanzaban los -20 grados.
este clima no favorece el crecimiento de lo que, producto de las altas temperaturas, crece en españa o italia.
para lo poco que han tenido siempre (piensese que europa hasta el descubrimiento de america no conocia ni la tercera parte de lo que hoy come) han desarrollado una serie de platos exquisitos siempre y cuando se tenga en cuenta la variedad de gustos y comensales existentes.
puedo recomendar el «sauer braten» o la bratwurst (que no tiene nada que envidiarle a ningún embutido mediterraneo) y quien lo ha hecho con sus propias manos podría asegurar que los ingredientes son casi insignificantes y simples).
el pan alemán (las 4000 variedades que tienen a diferencia de todo el mundo latino que solo ofrece mucho pan blanco y poco contenido en grasas saludables y proteinas) es exquisito también.
el bretzel ( especialidad sueva!) es de lo mejor que hay en alemania y quien ha probado el «baumkuchen» sabe lo delicioso que es.
en lo particular, recomiendo a todo latino pasar un tiempo en alemania. aprender a respetar a los demás y ha tener sentido de responsabilidad que tanto nos falta y a su vez le recomiendo a mis amigos germanos lo necesario de conocer la cultura «latina» y su delicadeza y potencial a la hora de establecer relaciones humanas.
y no se nos olvide que con toda su comida de mierda nos siguen teniendo en todo en sus manos… (deutsche bank, audi, seat, volkswagen, lidl, lufthansa, easyjet, allianz, deutsche kredit bank, la tan preciada union europea invento alemán(entró en 1958! españa en el 1986!) y un sinnumero de empresas, bancos y transnacionales renombradisimas que impresionan por su servicio ( un término tan degradado en españa) y su calidad.
abran los ojos y pongámonos a trabajar! los alemanes quieren mucho a españa y se siente muy bien aqui porque valoran lo que españa aporta al mundo y sobre todo a europa con su «comida» y su carácter alegre!
lo que digan unos pocos envidiosos o «malinformados» ( uff! hay tantos!) sería mejor comprobarlo en berlin o muenchen, en dresde o weimar en vivo y me dareis la razón!
es lebe deutschland! es lebe spanien!
viel glueck im leben amigos!
derkonstrukteur

Óscar dice:

Hola, Konstrukteur:
Estoy de acuerdo contigo en que no se puede ser tan radical, digamos, que ni toda la comida alemana hace que te duelan las arterias ni la española es lo mejor del mundo. Pero una cosa sí sé: por muchos argumentos históricos que existan, en cuestión de gustos, no podemos decir que alguien sea un ignorante: puedes compartirlos o no, pero a quien no le guste el Eisbein no necesita abrir los ojos, ni mucho menos. Por otra parte, el hecho de que no me guste el sushi y que diga que me sabe a pescado podrido no es una falta de respeto hacia la cultura japonesa ni tengo, por haber dicho eso, que aprender a respetar a nadie. Me parece, con todos mis respetos, que no es lo mismo. Y te lo dice alguien que ha vivido en Alemania mucho tiempo, bin außerdem zweisprachig und ess’ lieber Fabada als jede andere Süddeutsche Spezialität, welche auch normalerweise ungesund und fettig sind, egal ob SEAT Volkswagen gehört. Was hat das alles mit Respekt zu tun?

Yo, argentina dice:

ay Dios!!! ustedes los gallegos… nolopuedo creen las estupideces que dicen , eso,gallegos brutos se llama envidia.Porque los alemanes son los mas intyeligentes y los mas disciplinados de Europa.Yo ,como argentina admiro la eficiencia y la capacidad que tiene ,cosa que a ustedes les falta por mucho. La mayoria de los grandes pensadores de la humanidaden lafilosofia y en la matematica son alemanes.Donde vieron el principio de Gonzales o elteorema de lopez? vamoslo gallegos lounico que saben hacer es poner un almacen! Y encima se ponen a hablar estupideces tamañas!dejense de joder.
Yo argentina gracias a Dios

Uuuuyyy…evidentemente cree el ladrón que todos son de su condición. A quien no sabe leer, mejor no le compres un libro. O sí, a ver si aprenden. De verdad, la gente está fatal de los nervios. A beber todos una Weiss Bier leñe! y a ver si se trabaja más en este país, joé, que lo único que se hace es criticar, so gallegos (nótese la ironía desarrollada tras varios años de contacto con seres alemanes :-D)

Óscar dice:

Yo me estoy haciendo un lío ahora mismo mismamente con mi mismidad: ¿los valencianos también somos gallegos? ¿Y ahora qué coño hacemos con los estatutos de autonomía?
¡Qué ganas de liarla! Para que luego se metan con Ibarretxe.

Ya te digo…ahora para que un catalán te diga…no, es que no soy español y luego le saltarán…pues claro que no, tú eres gallego, amoooos….

Óscar dice:

De verdad, que lío. Antes pensaba en lo de cerrar los post antiguos, pero ahora veo que no, que son una mina. ¿Y que siempre son los mismos?

derkonstrukteur dice:

bueno oscar, que lastima que esto tomase este rumbo.
no creo que nadie tenga el derecho a creerse el centro del mundo y ofender a los demas. sea argentino o congoles.
todas las sociedades tenemos virtudes y defectos y ninguna menos o mas que otras. la sociedad espanola es una sociedad interesante porque ha sido parte de un fenomeno interesante de desarrollo atraves del tiempo y especialmente en los ultimos 35 anos.
es cierto que aqui se come muy sabroso ( lo de si bien o mal hay que discutirlo con un medico! no llego a tanto!) y que la gente es cordial cuando quiere y muy comunicativa.
yo que he vivido en muchos paises de europa y hablo mas de 5 lenguas te puedo solo contar mi experiencia.
comer se come en turquia, ex-yugoslavia, russia, portugal o italia tan bien y tanto como en espana.
y la gente? como dice el sabina: » legal, supermaja, no se, diferente!»… tan genial y simpatica como cualquier «andalú»… creeme!
espana es uno mas del planeta y no la verdad absoluta. criticar a una cultura sin conocerla a fondo sea uno bilingüe o trilingüe puede ser peligroso.
gracias por tus comentarios y tus opiniones. encontre esto de sorpresa y me gustó el tema.
no vale la pena reaccionar contra gente que no es capaz de opinar sin ofender…
un saludo cordial
derkonstrukteur

Maria dice:

Hola derkonstrukteur,
Creo que palabras como «envidiosos», «malinformados», frases que vienen a decir que aquellos que critiquen la comida Alemana son unos ignorantes, y, en definitiva, todas aquellas descalificaciones son una falta de respeto para aquellos que critican la comida alemana, porque vivimos en una sociedad de libre expresiòn (a mi gusto,mejor sin ofender, pero como ofender es relativo…) donde, si una persona siente la necesidad de desahogarse pueda hacerlo en este tipo de foros sin necesidad de que otro le llame ignorante.
Y como creo que todos ya somos lo suficientemente adultos, no veo la necesidad de una persona que intente educar a través de un foro (patético desde mi punto de vista) y dar lecciones de ética y moral (el que esté libre de culpa que tire la primera piedra…, y tu,derkonstrukteur, ya llevas 2!!!).
El tìtulo de este foro es: Los alemanes tienen la cabeza cuadrada, es decir,deberìas saber con el tìtulo a lo que te expones: gente que opina igual o no, que simplemente quiere desahogarse por experiencias vividas.
Quizà te hayas equivocado de foro… pero lecciones de humanidad, ética, moral lo dejamos para nuestros hijos.
Por cierto, este septiembre seguramente vuelva a Alemania para quedarme alli a vivir definitivamente, mi marido es aleman (y cocina mucho mejor que muchos espanoles, jeje, la verdad es que algunos hombres espanoles son un poco vagos en ese sentido!) y no tiene la cabeza cuadrada, que voy a decir yo que soy su mujer…
A ver que tal me va esta vez.
Ahora estoy en Italia trabajando(encantada de la vida!)
(ya ves, somo muchos los que hablamos 5 idiomas y hemos vivido en otros paises!)
Desahogarse es muy sano y evita ùlceras!
Un saludo para todos! y gracias por todos los comentarios, cuando una està triste, a veces no viene mal ser entendida por desconocidos!

Maria dice:

Por cierto con la frase: «bratwurst (que no tiene nada que envidiarle a ningún embutido mediterraneo)» ofendes! Soy extremena, y creo que al llevar 10 anos en Alemania has olvidado el sabor del jamòn ibérico de bellota y el salchichon (el chorizo entiendo q de sabor es mas especial, a los alemanes no les hace mucha gracia y se entiende…). Mi marido, que es alemàn, conoce muy bien los embitidos extremenos y me da la razòn! (no le queda otra! jajaja)

Maria dice:

Es breze! no bretzel!
Hoch Bayern!

Óscar dice:

Neee, hier spricht man nur Hochdeutsch, höchstens Platt… Hier sind stolze Hanseaten und Rheinländer sogar Schwaben willkommen, aber Bayern?! 😛
Es lo de siempre, las falsedades son discutibles, las opiniones, jamás.

Maria dice:

No te gusta babiera? que opinas de los de babiera (a parte de que son como los leperos en espana!,tienen hasta chistes sobre ellos, pobres, y que ningun lepero se ofenda, tengo amigos de Lepe y ya hemos tenido esta conversaciòn…), en particular Algau (disculpa pero no tengo en el teclado diéresis)?
Yo hasta ahora me he sentido muy bien alli, pero conozco el caso de un espanol (de muy buena educacion y familia) que ha tenido problemas con la familia de su mujer, hasta tal punto que su familia le dijo a la cara que los espanoles somos, ojo al dato, «de una raza inferior»!!!!!!!!!!
Es posible que haya, a dìa de hoy, gente (con educaciòn, viajada, con cultura…) que crea ser de una raza superior???!!! Còmo es posible esto??!!! Entiendo que estamos hablando de una minorìa de la minorìa!
Pero me dio que pensar y, quisiera saber si, desde vuestro punto de vista, son muchos los alemanes, en especial Algau, que opinan asi, porque a mi abiertamente no me lo van a decir y son tan educados que con la actitud no se nota… en fin, e dificil saber lo que «politicamente incorrecto» piensan…
Muchas gracias

Maria dice:

Ojo que, cuando me lo contò estuve 30 minutos de reloj riendome, pero despues de unos dias me ha dado que pensar… supongo q es un caso aislado…

Maria dice:

ojo que, cuando me lo contò, estuve casi media hora riendome a boca abierta! pero al cabo de los dias me dio que pensar…

anonimo dice:

es muy chistosa esa foto me da mucha risa los quiero mucho si les paresco hueca no me molesta ya que yo tambien lo pienso y me he metido en centros de rehabilitacion pero no da resultado bueno los dejo que sean muy felices MUA besos para todo el que lea este comentario JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Óscar dice:

No me siento los piños. XD

maga882 dice:

sabesi hablar en aleman, yo si

anonimo dice:

che que gallegos brutos hee!!
dejen de creerse lo mejor locoo!
aguante deutschland!o como sea q se escriba!
que se piensan q españa es on top? pero x favor!
manga de pelotudos!
chau un beso a todos/as y dejen de creerse los mejores!

Alberto dice:

No se puede generalizar. Sin embargo, en todo lo que se dice (prejuicio, estereotipo) hay siempre un pequeño nucleo de verdad. En general ¿Los alemanes tienen la cabeza cuadrada? con certeza. Así como la tienen las guardias municipales en España (tal vez hicieron un curso de formación en Alemania).Si te paran para ponerte una multa leve, por estacionamiento en doble fila de 1 minuto… no existe lo que en otros paises mediterraneos te dirían: «esta vez lo dejamos, pero tenga cuidado la próxima vez». Sí, son cabezas cuadradas como los alemanes. En general ¿Los españoles son envidiosos? sí, con certeza. Lo he comprobado cotidianamente. Si pierde el equipo «España» es SIEMPRE mala suerte. Si gana el equipo adversario es SIEMPRE buena suerte. Eso de la «BUENA Y MALA SUERTE» es tipico español: NUNCA RECONOCEN (o casi nunca) EL MERITO A LOS «ADVERSARIOS». Luego, si hablamos de la universidad la mayoría de las publicaciones son «copia y coce». Lo he podido comprobar, ya que mis investigaciones buscan siempre en lengua inglesa y luego lo compruebo con texto españoles, y veo continuamente que estan copiados. En algunas cosas se parecen (en general) a los japoneses: copia pero copian mal.
¿Los españoles son latinos? Sí, lo son pero no todos son mediterraneos. Los del nord tienen una personalidad colectivista como los alemanes y los japoneses por eso son «cabezas cuadradas». Lo positivo es que, siendo menos individualistas, con respecto a los mediterraneos más creativos,hay meno corrupción y, pues, la administración pública funciona mejor. Pero, que España copia mucho y mal se puede demostrar cientificamente y con datos inconfutables.

nick dice:

A mí no me parece que los alemanes tengan la cabeza cuadrada, lo que queda en claro es que vosotros los espanioles tienen la mentalidad típica latina: envidiosa.

flor dice:

😡 lo latinoos no somoos envideioosoos… XD
X ciertoo los españooles hablaan supeer curadoo con S y con D.. jajajajaa bn curadooo pegan las letraas…
aaaa X ciertoo tal vez algun dia si puedas tener una correcta ortografia en el idoma «aleman» o «german»
comoo le kieraas, llamar 🙂
Bye :* Ciao :* Adios :*

nick dice:

Na ja, hättest du besser Spanisch gesprochen, hättest du auch die Ironie dahinter gemerkt. Aber so ist das Leben. In Deutschland schätzt man Vorurteile sehr, oder?
Übrigens, hiermit die verbesserte Version: Lo que queda ____ claro es que vosotros, los españoles, tenéis la típica mentalidad latina [besser: «románica», da unter «latina» versteht man: «aus Lateinamerika»].
Lo dicho, a prepotencia, no hay pueblo que os gane.
Mfg,
Normalizado.com
Ah! Touché! A propósito gracias por las clases gratis de espaniol que, a mi entender, no necesito.
Tu dominio del idioma de Cervantes no parece ser mejor que el mio a pesar de ser ambos hispanohablantes. «Tener mentalidad latina» es lo mismo que afirmar «los espanioles son latinos»??????!!!!!
Y es muy fácil criticar (en forma irónica o no) a otra cultura en otro idioma. Pero cuando critican la de uno duele, no?.
A propósito: «vosotros tienen» fue tambien una ironía de mi parte.

flor dice:

naaa… mientees, ya vez en los juegoos olimpicoos,,
jajajaja TONTOOS 😀

Gaston dice:

Me he ido de vivir del gran Santiago-Chile de 6 millones de habitantes a un pueblo en el ombligo de Alemania de 400 casas, por lo cual siempre pensé que mis comparaciones de antemano podrían estar sesgadas, por eso, al coincidir mi opinión con el comentario respecto a los alemanes “creen tener la razón en todo” mi jubilo ha sido grande, no estoy equivocado. Obviamente tener esta parada en la vida explica mucho de lo que los alemanes son, las relaciones interpersonales deben ser muy difíciles cuando dos seres son tan iguales y perfectos, es como tratar de juntar imanes de las misma polaridad, quizás por eso los perros son idolatrados como lo son; “pobre ser, indefenso, divertido y tolerante” seguro que necesitas de mi…piensan ellos, sin embargo, la verdad es lo inverso, el Alemán necesita al perro, pero en fin, conviven y conviven bien.
Ante el débil escenario relacional no queda otra que trabajar, y trabajar bien, y aquí si que se sacan buena nota, y claro, no podría se de otra manera, “toda partida tiene su contrapartida”. Por eso le doy mi aprobación a su cocina, no tanto desde el punto de vista de los sabores, que por cierto lo tienen, si no, por la calidad de sus productos, no olvidar que por su ubicación geográfica su dieta ha sido tradicionalmente calórica y hoy logran un buen equilibrio nutricional con los mismos ingredientes.
Por ultimo no podría dar mis preferencias por alguna cocina en particular, depende del día y de la dirección del viento, quizás por una cosa de cuna prefiero la cocina mediterránea, pero por cierto mas por la costumbre que por otra cosa y es que es como todos los placeres de la vida, mi mujer (u hombre) es la mejor del mundo, pero quien no quisiera estar, si se pudiera, con una chinita, alemana u española alguna vez. Pues cierto es que en la variedad esta el gusto.

yoyyfff dice:

Gallegos de mierda!!
aguante Alemania locoo!
ezpañolez coñoz! hablan como el reverendo culo el español

Nicki dice:

uffufff. Estoy haciendo un trabajo sobre el tema «como los españoles ven a los alemanes» y de verdad me quedé muy asustada por lo visto….. Tanto por el artículo como por vuestros comentarios sobre Alemania y los alemanes. Estuve muchas veces en España y lo de la cabeza cuadrada parece ser un estereotípo bastante frecuente. Bueno, lo acepto, casi me río porque hay muchos alemanes que realmente la tienen. Pero los demás comentarios para mí sólo reflejan un mal conocimiento de la cultura. Que no os guste la comida..eso suele pasar con comidas extranjeras…Pero sabe si es buena o mala? Una comida de muy pocos ingredientes distintos puede ser buenísima. Y una gazpacho no es necesariamente más sano que una sopa de patatas. Aquí sois VOSOTROS los que tienen la cabeza cuadrada, juzgando haciendo comparaciones como os vayan mejor. Y a ver si me enseñaís un alemán que dice que es orgulloso por haber nacido aquí. Ahora vais a pensar- la alemana se cabrea ya cuando alguien critica su cultura- qué típico! Pués el comentario arriba de todo es justo lo mismo: Las líneas de un español cabreado por la crítica de la cultura española. Y lo mejor es: Ya se cabrea cuando se critica la hora de su cena- al final me parece que soís más serios y orgullosos de lo que pensamos en Alemania……..

LOS ALEMANES SON LAS PERSONAS MAS RARAS QUE PUEDAN HABER EN EUROPA,LO DIGO PORQUE HE VIVIDO EN ALEMANIA, CONCRETAMENTE EN BERLIN,MIRA QUE SON RAROS,COMO DIGO YO ,SON UNA ESPECIE DE AUTISTAS. MIENTRAS TRABAJABA COMO DEPENDIENTE EN UNA MIERDA DE TRABAJO ,ME GUSTABA OBSERVAR A LAS FAMILIAS, LOS PADRES SON MUY SERIOS PERO LOS NIÑOS DE PEQUEÑOS YA MUESTRAN ESE CARACTER TIPICO ENTRE TIMIDEZ Y ACOJONAMIENTO QUE TIENEN LOS MAYORES,LA COMIDA TODO EMBUTIDOS Y A LO BESTIA,SE PUEDEN COMER UNA SALCHICHA DE UN METRO Y MEDIO Y QUEDARSE MUERTOS DE HAMBRE,BEBEN Y BEBEN SIN MODERACION Y LA VERDAD ES QUE EL FISICO NO LES ACOMPAÑA ,CON ESOS TOCINOS EN LAS CADERAS Y ESAS PIELES ROSADAS, PARECEN AUTENTICOS JAMONES DE YORK ……O MEJOR DICHO JAMONES BERLINESES!,EL IDIOMA DESCIENDE DEL GERMANO ,QUE ERAN TRIBUS DEL NORTE Y SALVAJES!!!! POCO HAN CAMBIADO DE SUS ANTEPASADOS Y LO CONSERVAN CASI TODO…IDIOMA,COSTUMBRES ,CULTURA,.QUE HORROR DE GENTE, A ESOS ANIMALITOS HAY QUE ECHARLES DE COMER APARTE!!!

Club Molt Distingit Cuiner
46009.-Valencia.
Para todos los que les interesara saber sobre la paella, -decir, que en gastronomía, todos los arroces condimentados con la “paella sense mànec” (paella sin mango), pueden denominarse paella, pero el calificativo de PAELLA VALENCIANA, solamente se le dará a las paellas condimentadas con arreglo a la genuina –recepta-(receta) de la PAELLA DE LA PARRETA. Un ruego, puede que hayan probado en alguna ocasión paella, no emitan ninguna opinión, hasta que hayan probado en algunos de los restaurantes de las tres provincias valencianas donde sirven la paella condimentada con arreglo a la genuina receta de la Paella de la Parreta.
Juan B. Viñals Cebriá.-presidente

Deja un comentario