Las tareas del bloguero

Estos días, por cuestiones personales, no estoy actualizando esto con la frecuencia que suelo. No se trata de una crisis, sino que no tengo tanto tiempo para actualizarlo, que los que tenéis blog sabéis que hay que dedicarle bastante más tiempo del que parece, no sólo para redactar los textos, sino para darles el formato correcto para verlo en la plantilla, buscar las imágenes, leer los comentarios, revisar la lista de basura, que cada vez es más larga, y demás tareas administrativas. Además hay que esperar a que el texto suba a la red, que puede tardar un rato, si además subes imágenes es más tiempo, si la red está tonta, ni te cuento.

Yo invierto, aproximadamente:

  • 30 minutos en redactar el texto, sin contar el tiempo de preparación –leer diarios y sitios web, tomar notas, etc.–.
  • 5 minutos en buscar imágenes y retocar el formato.
  • 5 minutos en revisar la lista de comentarios recientes.
  • Un par de minutos en controlar que ningún comentario legítimo se ha ido a la lista de basura.

A esto le tengo que añadir:

  • 30 minutos en leer los blogs a los que estoy suscrito en BLOGLINES, suponiendo que no quiera dejar algún comentario.
  • 15-20 minutos para leer la información a la que enlazan los blogs, que no es poca.

Vamos, que entre pitos y flautas le dedico diariamente más de hora y media a la blogosfera, que no es moco de pavo, lo que significa que lo primero que se resiente cuando disminuye la cantidad de tiempo que tengo libre es esto mismo. Espero que dentro de una semana todo vuelva a la normalidad y pueda postear con la misma frecuencia que antes.
Entre tanto, os recomiendo este post de EL GUIONISTA HASTIADO sobre los chistes de contraste. Muy interesante.