Traspaso gatito

Se traspasa gatito por no poder atender y por alergias varias.
Razón: aquí.
Características:

  • Modelo: Bartolo CX3
  • Edad aproximada: 3 meses y subiendo.
  • Conectividad: USB2 y cable de conexión retraíble (parece macho).
  • Diseño moderno y atractivo en dos elegantes colores: blanco y naranja. Carcasa no intercambiable.
  • Peso a ojo: el mismo que dos cuartos traseros de pollo.
  • Marca: ni se sabe, no parece que tenga mucho peligrín. Eso sí, compatible con INTEL MAC, no Windows.
  • Tonos de llamada: politonos y MP3 (maullidos estándar).
  • Funciones de mensajería instantánea: ronroneos exageradamente ruidosos.
  • Interfaz del usuario: Gato STANDARD 2.0, Edición McLaren.
  • Funciones de memoria y capacidad: 3MB, ampliable con mucho amor.
  • Autonomía: 3 horas. Puerto de alimentación para pienso canino. Indicador analógico de de panza llena en la parte inferior de la carcasa.
  • Juegos incluidos: Cometealperiquitoqueestámuyrico v3.1 y Dog Training, Edición Correquetepillomanolillo. Juegos descargables vía perro, pelota y mosca.
  • Funciones de voz: responde a “gatoooooooo”, “misimisimisi” y “lamadrequeteparió”.

Otras funciones:

  • Compatible con perro callejero / gos gorilero.
  • No hipoalergénico
  • Cola enroscada.

Contenido del paquete de entrega:

  • Gato.
  • Carga de alimentación para dos días.
  • Todo el cariño del perro Manolo.

Observaciones:

  • Ruego a los blogueros de Valencia y provincia un algo de caridad, ya que esto está convirtiéndose en un guión de Disney (a estas horas los pajarillos cantan, las nubes se levantan, el perro Manolo ronca y el gato Bartolo descansa de tanto jugar con el perro, que se nos han enamoriscado).
  • Es extremadamente cariñoso, incluso con el perro Manolo, quien, a su vez, se ha adaptado perfectamente al nuevo inquilino y no se separa de él, no así los periquitos, Basilio y Basilio II, que no lo pueden ni ver.
  • Fotos: Se facilitarán en cuanto tenga unas decentes para colgar.

Comentarios

jordi dice:

Uys un gato!!!!! Con lo ariscos que son!
Yo tuve una en casa (Paquita) que era muy antipática y hasta cuando ibas a dejarle comida erizaba los pelos y doblaba la columna como en posición «voy a saltar y arañarte todo»….. Por cierto la tal Paquita (promiscua gata de pro) cuando tenia su plato lleno de comida, en lugar de hacer buen uso de el, salia por los tejado de los corrales y llamaba a sus compañeros-sexuales (gatos de corrales vecinos) para que se comieran las viandas, mientras ella miraba desde una esquina del patio. Solamente se acercaba al plato cuando ellos habian terminado.
Mi gata Paquita no concia el movimiento feminista ni sus puntos ideológicos (prometo que no la llevé a clase de Religión ni la tenia apuntada a la Sección Femenina, aunque algunos podais pensar lo contrario).
Y dicho lo dicho de Paquita (palabra que es todo verídico) cuando pienso en un gato solamente me viene a la cabeza materia prima para un Chino….
Que burro esto hoy!!!!

Óscar dice:

😀

Y digo yo, ¿no te apetece tener un gatín? ¿Eh? ¿Eh? ¿Eh?

Carlos dice:

Y no podría ser una «gatita» de solo dos piernas? 😀

Óscar dice:

No, no, ésas no se traspasan, digo yo.

jordi dice:

uys ya lo de los animales mutiliados me parece cruel!!! /guiño/

Óscar dice:

Conste que a mí también.

Jose dice:

pObRe GaTiTo BaRtOlO…No lo echaras de casa, ¿verdad? :O

Óscar dice:

No, no, tranqui, por eso hay que buscarle casa a la mayor brevedad. Tú, que eres valenciano,… ¿a que conoces a mogollón de gente que quiera un gatito?

Jose dice:

Solo a mi mismo, pero ya tengo dos perros y tres gatos. Menos mal que vivo en casa y no piso… Pero creo que ya he llenado el cupo. Nunca he entendido por qué puede molestar un gato/a en una casa (o piso); en cambio, sí un perro/a. =?

Óscar dice:

Molestar no molesta, pero alergizar, sí alergiza, de ahí la urgencia, si no, por mí, plim.

Jose dice:

Vaya…además de declarar mi sexualidad abiertamente, he admitido mi amor hacia la fauna… :))
Weno, pos suerte pa Bartolo… 🙁

jazlima dice:

Lástima que no lo puedas mandar para Argentina, yo lo adoptaría con gusto!

Sonia dice:

joo que lastimita con lo mono que lo presentas, indagaré por ahi. Pobre manolito, que mala suerte tiene.
¡Que bueno que volvieron las caritas!. Eres un sol 😀

Óscar dice:

Ya, pero a Bartolo le pilla un pelín lejos lo de irse hasta tus tierras.

gurb dice:

Ya veras ya…En 4 días te habrá; descuartizado el sofa, arañado las cortinas y sometido al Manolo (10 años llevo yo sometido por el que me tiene a mi). Y cuando vayas a meterle buya pondrá esa caroooona de ‘soy un pobre gatitoooo’.
Que lindos son los felinos.
Y como se entere de que eres alergico no se separara de ti, lo notan.

Óscar dice:

Pues Manolo está completamente rendido a sus encantos. Lo único que no lleva bien es que al gato, cuando se le cruzan los bigotes, decide que ya está bien y dobla el lomo, acto seguido el perro Manolo ladra con el consiguiente bufido de gato y vuelta a empezar, hasta que dios quiere, se tranquilizan y se ponen a ronronear o a resoplar, respectivamente.

jazlima dice:

Gurb, tu descripción me hizo acordar al gato con botas de Shrek. :))

jazlima dice:

Óscar: ufaaaaa! :,,,((

Óscar dice:

:))
No, si lo que yo te digo que esto está pareciéndose cada vez más a una película. Sólo falta el burro (dios no lo quiera).

jazlima dice:

No te metas con el burro que es lo más de lo más. K:D

Óscar dice:

No, si con el burro no me meto, lo que digo es que es el que falta aquí ya… espero que no llegue, porque si no, me voy yo. Bueno, ahora que lo pienso, el perro Manolo tiene unos orejones… ¿que no lo disfrazaremos de burrico?

Sonia dice:

El ogro es el que los echa del bosque como dueño que es de su hogar, ¿a quien te recuerda? :)) :)) :))

Óscar dice:

:)) :)) :)) :))
¡Qué mala persona!

gurb dice:

!el burro es buenisimo!
Con ese tic en el ojo y diciendo ‘yo no necesito tratamiento psicologico yo no necesito tratamiento psciologico’

Óscar dice:

A mí se me hizo un poco pesado. Mi favorito es el muñeco de jengibre y los autómatas de la primera.

jazlima dice:

Vos serías el ogro (coincido con sonia :P), el gato con botas Bartolo, el burro Manolo… cartón lleno! Sólo te faltaría una Fiona!

Óscar dice:

Y con los periquitos, ¿qué hacemos? Que no sean los que explotan en la primera…

Sonia dice:

:)) :)) :)) :)) pues no hay papel para los pajaros
Yo tambien soy fan del burro. :

Sonia dice:

Un inciso con permiso del dueño
Gurb mira tu correo y tu blog y dame tu opinion porfa.

sihaya dice:

¡¡Por favor, por favor, que alguien se lleve su gato!! Aparte de más personas, yo soy una de las damnificadas por la invasión felina y no me puedo acercar a 20 metros de zona no descontaminada biológicamente (incluyendo al propio Óscar, que cada vez que quedemos para un café, me tendrá que hablar por un altavoz o pasar su ropa por una cámara de descontaminación de ropa -también conocido como ropa recién salida de la lavadora- para que yo no me convierta en a) Darth Vader por ataque de asma brutal b) un Profundo con los ojos saltones si me entra algo de gato en los ojos o c) una mezcla de las dos anteriores -dios, ni Lovecraft pudo imaginar nada peor- Yo si queréis pongo ojos de gato de Shrek y voz de carajillera afectada para daros penita…

Sonia dice:

:S Niña no hace falta, lo hemos captado.

sihaya dice:

Sonia dijo: «No hace falta, lo hemos captado»
Eso quiere decir que te quedas con el gatito, eh, eh?? 😛 ¿que te damos penita los dos y acoges al minigato con botas? 🙂

Óscar dice:

:)) :))

Me temo que no, Sihaya.

PD: Certifico lo de la descontaminación. De hecho ayer saqué unos pantalones y una camiseta fresquita del armario para ir a su casa.

Iwi dice:

Yo no es por fastidiar, pero hace dos años salvé a la linda «Pelusi» de una muerte segura en una obra (era tan mona, tan salada, tan pequeñita y tan blanca). Como soy alérgica, intenté colocarla, como fuera, pero no me fue posible. Es dificilísimo. Al final se la quedó mi madre, que ya tenía dos más y juraba no volver a adoptar. Se la solté por todo el morro. Pasaron meses hasta que por fin la aceptó, y ahora es su favorita. Pero que no vuelvo a rescatar animalitos porque luego no hay manera de colocarlos. Yo aprendí la lección.

Iwi dice:

(la linda Pelusi es gatita, se me olvidó decirlo)

Óscar dice:

Ya, ¿por qué te crees que el perro Manolo está aquí? Pobrecito, pobrecito, pero nadie se lo quedaba, qué bonito, qué bonito y todo el mundo tenía un minipiso no apto para chuchos, qué chiquitín, qué chiquitín y va por los 30 kg y subiendo.

Yo también estoy aprendiendo, sí.

Sonia dice:

Sihaya, va a ser que no, aunque si que me dais penita. :,,,((

Salarino dice:

Uy, es que lo de la alergia puede resultar tremendo, aunque es algo extraño: mis padres siempre tuvieron gato, y mi hermana es alérgica, pero mientras vivía allí, no pasaba de cierto estornudeo si el Pirracas se le frotaba mucho. Sin embargo, desde que abandonó el hogar paterno, no se puede acercar a sitios en los que haya o haya habido michinos. Este último verano había alquilado una habitación en una casa rural en Francia y se pasó la noche de paseo porque no podía dormir, asmática perdida por el micifú de la dueña.

Peritoni dice:

Nosotros tenemos perro y no sería buena idea mezclar (a parte de que los gatos no me gustan, aunque así pequeñines son tan ricos…).
Óscar, por un poco más quedátelo, si hasta Manolo lo quiere, unos antihistamínicos y a volar. 😛

Óscar dice:

Ya, dicen que la alergia a los gatos es mu jodía y que va en serio lo de que la gente se ahoga con los gatos. Sí, vamos a tener que buscar un hogar a Bartolo rápido, porque al paso que va al final Manolo no querrá separarse de él.

A todo esto, ya comen del mismo plato, literal. Ayer los teníais que haber visto comiendo huesos de cocido los dos, insisto: el gato come huesos de cocido. No siii, al final va a ser verdad aquello de to se pega.

Querido Óscar:
También nosotros tenemos 3 gatos 3, por lo que el cupo estaría cerrado. Ahora bien, te señalo la siguiente bitácora de la amiga Melisa en la que se señalan casos de perros y gatos en busca de adopción:
http://ninemoons.blogspot.com/
Un saludo muy cordial.

Óscar dice:

Sí, la había visto hace ya tiempo, pero se me pone un nudo en el estómago. El otro día, no sé si viene al caso, pero yo lo cuento, unos amigos de mis padres me contaron que sus hijos habían traído a casa dos cachorritos que habían encontrado en el arcén de una carretera. Se quedaron con uno y tuvieron la suerte de poder colocar el otro en una casa de confianza. ¿Se puede ser peor persona? Sí, no me cabe duda, pero abandonar a perros en la carretera –y otras cosas peores que les hacen a los pobres– es una cosa que no puedo entender. Sé que hay cosas más duras aún, pero estamos hablando de animales, ¿no? 🙂

Deja un comentario