Yo compro música con iTunes: Mariza

Foto 0Me encanta Transparente, un disco de la portuguesa Mariza. Lo descargué ayer de iTunes y no lo he escuchado completo dos veces. Y ahora mismo está sonando en mi ordenador.
Mariza es una de las cantantes portuguesas más conocidas internacionalmente; fadista, por supuesto. He leído por ahí que, hace tiempo, detestaba el fado porque, y no puedo evitar copipastearlo en portugués, que queda mejor, dónde va a parar:
«…tal como na maioria dos jovens portugueses, tinha-se na ideia que o fado era uma marca dos anos salazaristas, que encarceraram o povo luso às raízes e o alienaram da mentalidade moderna da restante Europa.»

Vamos, que el fado está asociado en Portugal a la dictadura. Tate.
El disco me lo descargué de iTunes, la tienda de música de Apple. Me costó 10 € y se descargó en unos tres minutos. Me encanta el programita y la tienda virtual ésta, que he estado desde que he encendido el ordenador hurgando discos y más discos y más discos. La mayoría de ellos está a 10 €. Cada cual que se descargue de la mula los archivos que quiera, pero yo no la uso.
Considero que el precio es razonable. Si en las tiendas vendieran los cedés a 10 euros la gente compraría más y se descargaría menos, quizá no acabaríamos con la piratería, pero seguro que aumentarían las ventas. Así que si me ofrecen la música que busco a ese precio, me la descargo y encima tengo la conciencia como los chorros del oro, en lo que a consumo cultural se refiere, estupendo, que en lo demás, cuando me da por hacer limpieza de conciencia barro todo, levanto la alfombra y ahí que lo dejo, tú, que lo otro me costaría un potosí en psicoterapeutas.
Otra de las cosas buenas que le veo a la tienda de Apple, que parece que me hayan pagado por este post, pero no, más quisiera yo, es la mismita que con la mula, buscas lo que quieres en cualquier momento: que has escuchado una canción en la tele que mola, buscas en IMDB o con Google mismo, averiguas el nombre y te conectas a la tienda, buscas, pagas –va rapidísima esta parte, no tienes que andar confirmando y reconfirmando– y te la descargas. A los cinco minutos la tienes en el ordenador. Haces una copia en un cedé, por aquello de la seguridad y por no tirar el dinero, y los iPODeros de este mundo ya pueden pasársela al cacharrín, tú. Puede que algunas cosas no estén, de hecho creo que faltan un montón de cosas, pero para un oído poco exigente como el mío es más que suficiente. Si hay portuguesas ya me doy con un canto en los piños. ¡Ah!, y libre de virus. ¡A la rica canción, oiga!, ¡pal nene y la nena, pal cultureta y el mascachapas!, lo tenemos todo, señora, una canción, un leuro, un cedé, diez titos, señora, ¡a la rica canción, oiga!
La cultura debería ser gratuita y panaccesible –palabro inventado por mí, porque yo lo valgo–, pero a falta de pan, prefiero pagar 10 que 18, ¿ánde va a parar? Ya sé que estoy contribuyendo, primero, a que una empresa se haga rica –cuando puedo conseguirlo gratis en un par de días con los P2P–, segundo, a que las discográficas sigan en sus trece de no abaratar el producto y, tercero –como siempre–, a perpetuar las miserables retribuciones de la mayoría de artistas sujetos a contratos basura, sí, eso está claro. Por una parte, no quiero comprar cedés a 18 € porque me parece un robo, por la otra, tampoco creo que la piratería sea la solución, ya que los artistas también pierden. Conclusión: lo compro más barato y no pirateo. Todos tan contentos, si es que soy un genio, tú, aunque no lo parezca.

Como a água da nascente
Minha mão é transparente
Aos olhos da minha avó.
Entre a terra e o divino
Minha avó negra sabia
Essas coisas do destino.
Desagua o mar que vejo
Nos rios desse desejo
De quem nasceu para cantar.
Um Zambéze feito Tejo
De tão cantado q’invejo
Lisboa, por lá morar.
Vejo um cabelo entrançado
E o canto morno do fado
Num xaile de caracóis.
Como num conto de fadas
Os batuques são guitarras
E os coqueiros, girassóis.
Minha avó negra sabia
Ler as coisas do destino
Na palma de cada olhar.
Queira a vida ou que não queira
Disse Deus à feiticeira
Que nasci para cantar.

PD: Por alguna razón que no sé, no accedo ahora a Google, con lo que no he podido colgar las imágenes que yo quería, excepto la primera, esa sí que me ha dejado. Volveré a intentarlo más tarde. Ahora me pongo a contestar a los comentarios.

Technorati Tags: , , , , ,

Comentarios

Yamayo dice:

10€ por un disco sin soporte físico me parece un robo, y más tal y como están las cosas, por 5 euros me lo pensaría, pero por 10€ ni hablar, a menos que el grupo en cuestión se lleve un gran porcentaje, y nunca es el caso.
Yo llevo mucho tiempo bajando por descarga directa y tardo lo mínimo que mi conexión permite, hace años que no uso emule para bajar música. Además nunca me he cruzado con un virus en un disco.
A parte, en iTunes no puedes conseguir discos sin pérdida de calidad por la compresión, por no hablar de las restricciones en el uso de los ficheros (que últimamente están quitando o están en ello).
Discos físicos a 5€, verás lo que venden, y yo el primero que se haría una estantería nueva.

Óscar dice:

Fíjate que a mí lo de no tener el cedé en mis manos es algo que no me preocupa mucho, la verdad. Los que tengo en mi ordenador he terminado abandonándolos por ahí, en cajas cerradas, ya nunca los saco.
De la compresión, ni idea, a mí me suenan estupendamente. Claro que también soy poco exigente con eso, seguro que es como dices, pero a mí en los altavoces no les noto nada raro.

hukes dice:

A mí me gusta coleccionar átomos, así que procuro siempre tener en CD la música. Si la paso o no a la computadora, eso es otra cosa, aunque la mayoría de mis discos están ya digitalizados y en el iPod.
De lo de bajar música de P2P no me gusta por dos razones: 1) me gusta tener los CDs y 2) aunque esté haciendo rica a una compañía, por lo menos les paga algo a los artistas, aunque sean migajas. Con P2P ni siquiera eso ganan.

Óscar dice:

Hombre, la mula sí creo que tiene una ventaja y es que muchos grupos que antes no los conocía ni su padre se han dado a conocer a través de MySpace y ahora están ganando bastante dinero gracias a que la gente puede descargarse las canciones gratuitamente –vía P2P, MYSPACE o donde sea–. otra ventaja es que puedes probar contenidos, digamos, para comprarlos después. Y también puedes conseguir cosas que, de otra forma, sería imposible, aunque ahora con internet puedes adquirir casi cualquier disco o libro del mundo.

También es cierto lo que tú dices. Al menos, con las descargas legales y el disco original, a los artistas les llega un pago, mínimo, pero les llega.

Iwi dice:

Antes de que existieran los discos ya existían músicos, y algunos hasta vivían, y muy bien, de ello. ¿Cómo? Con las actuaciones.
Yo entiendo que en el futuro la música será gratuita y panaccesible, y la manera de ganarse la vida de los músicos y cantantes, tocando, cantando, que internet fuera un mero medio de difusión del producto que luego ofrecerían. Ahí si que no se llevan nada las compañías. El fallo de esta teoría podría estar en la financiación de la grabación de los discos, pero con el avance de la tecnología no me parece un escollo tan insuperable.
Ya escribí mi opinión al respecto en un post : http://samikasmiles.blogia.com/2006/102601-piratear-de-internet-musica-si-pelis-no-tanto.php
Siento hacerme publicidad y poner un link tan largo, es por no repetirme, que me da pereza. 🙂
Aún así sigo comprando algún que otro disco de unos pocos cantantes que me gustan mucho. Y definitivamente, para disco físico, mejor descarga.

Óscar dice:

A mí me gustaría que el futuro fuera como tú dices, realmente es lo que ha sido toda la vida: accesible desde internet de forma gratuita y el pago de conciertos. De hecho ya le pasa así a Anthony and the Johnsons, por ejemplo. ¿Cuánto costaban las entradas en Madrid? ¿45 euros? Con esos precios sí se hace negocio.

Salarino dice:

A mí me gusta tener el cedé; si se trata de clásica u opereos, NECESITO tener el cedé. Además, es muy complicado encontrar este tipo de grabaciones en descargas legales o ilegales, y me encantan los libretillos con las fotos, los detalles de las grabaciones, letras de arias, etc., no lo puedo evitar. Sin embargo, con las moderneces me da igual; como el tiempo me ha demostrado que mis gustos, en estos terrenos, son tremendamente volátiles -lo que hoy me apasiona mañana me puede aburrir mortalmente- pues sí que practico la descarga tanto itunera (que me parece un invento fantástico) como mulera (ejem). Pero que no me toquen los cedeses que me vengo arriba.

Óscar dice:

Yo no soy tan fan de los cedés, pero sí reconozco que mola mucho tenerlos. De todas formas, con iTunes puedes tener el disco en unos minutos, en total puedes tardar unos diez minutos –tirando por lo alto– entre que lo descargas y lo grabas por si las moscas.
Una cosa, ¿se nota lo de la compresión que decía Yamayo? Supongo que si te gusta la ópera tendrás un equipo fiable –siempre he pensado que los aficionados a la música clásica son bastante más exigentes que el resto, pero es un prejuicio–, bueno, eso, ¿notas la diferencia?

Sonia dice:

Si el artista o grupo me gusta, me lo compro original. El problema que he tenido con estos cd’s es que por el anticoping no he podido ponerlos en el ordenador ni siquiera para escucharlos y menos pasarlos al ipod. Lo cual me parece una faena /humo/.

Óscar dice:

¿Seguro que no hay una forma de pasarlo al iPod?

Salarino dice:

Buena pregunta. Sí que se nota según cómo. Me gusta el buen sonido, pero no soy ningún fanático de la “alta infidelidad” ni nada por el estilo. Tengo el mismo equipo desde hace once años, y saca un sonido perfecto a los cedeses; se nota cierta pérdida de calidad (nada extremo, sólo un poco de falta de profundidad y de separación entre los instrumentos) si en lugar de poner un cedé le enchufo el ipod directamente (me compré un cable para hacerlo) Si los mp3 los grabo en cedé y la muestra original está bien comprimida (o como se diga) apenas se nota merma ninguna, caso de itunes, por ejemplo. El problema es que la era digital, en genral, ha supuesto una reducción considerable de la calidad de los sonidos en sí. Por no soltar más rollo, en este vídeo y artículo explican algo:
http://www.microsiervos.com/archivo/musica/calidad-musica.html

Óscar dice:

He leído el artículo y me he quedado con los ojos como platos. Me quedo con: “cada vez tenemos mejores reproductores y la calidad de la música es peor”.
Yo no tengo el oído suficientemente educado como para apreciar las diferencias –me he quedado muerto con lo de la distancia entre los instrumentos–, yo con el iPod voy que chuto.

Salarino dice:

Perdón por el tecnicismo. “Separación de los instrumentos” se refiere a cierto “espacio” sonoro entre ellos como para diferenciarlos nítidamente. Distinguir violines, fagots, oboes, violas, solos de clarinete etc, es decir, que no suene todo como un sólo chisme, sino que realmente se aprecien las individualidades.

Sonia dice:

Lo mismo hay algun programa pero yo lo desconozco. Esto tambien me pasa con los últimos de la oreja de Van Gohg.

Óscar dice:

¿Qué programa usas?

victor dice:

-Hola,al figura que decia que compraria los cd´s a 5 euros decirle que si eso que los regalen ya de paso,cuanta incultura hay con respecto a la producción de un disco,no solo cobran el Teddy Bautista o Ramoncin si no unos cuantos curritos a los que dejais en el paro los emuleros,de nada sirven las autoexcusas de que las discográficas o la SGAE se estan haciendo de oro,porque querido amigo,cada vez hay menos compañias,cada vez se sacan menos discos al mercado y cada vez de se arriesga menos con propuestas de lo mas hortera debido a todo lo anterior,la gente ha perdido la ilusión por comprar un contenido multimedia,el que sea,porque le dan a un botoncito y ya está,si alguno de los que lea esto tiene mas de treinta,como yo,que recuerde cuando se estaba un fin de semana comiendo pipas porque se habia comprado un vinilo nuevo,y ¿que mas daba? la satisfación valia la pena.

Deja un comentario