Dance Dance Revolution

Dancing-Arcade 12Si es que dicen que no hay mal que por bien no venga. Leo en EL PAÍS que los niños estadounidenses se pirran con el DANCE DANCE REVOLUTION, un simulador de baile en videojuego producido por la compañía japonesa KONAMI.
De la WIKIPEDIA:

Los jugadores escogen una canción de una lista de canciones disponibles, las cuales suelen tener un ritmo marcado. Durante un juego normal, cuatro flechas direccionales [sic.] permanecen estáticas en la parte superior de la pantalla. Otras flechas se desplazan desde la parte inferior de la pantalla hasta las flechas estáticas en la parte superior. Cuando las flechas en movimiento se encuentran sobre las flechas estáticas, el jugador debe pisar sobre la flecha adecuada en la plataforma. En algunas ocasiones dos o mas flechas deben ser pulsadas al mismo tiempo, lo que obliga al jugador a saltar para pulsar dos flechas a la vez o agacharse para pulsarlas con las manos o rodillas. De esta manera, el juego invita al jugador a bailar según la coreografía establecida para cada canción.


Según EL PAÍS, hay madres que están que pegan saltos de alegría porque sus hijos gorditos y sedentarios se han quitado un par de kilos de encima gracias a DDR, que no es un estado comunista, sino el acrónimo que usan en el diario para referirse al juego. Aquí el testimonio de doña Maureen Byrne, madre y americana:

“Mi hijo mayor, Sean, tenía michelines; estaba rechoncho y, para ser sincera, nos preocupaba”, afirma. “Habíamos oído hablar de DDR, y se lo regalé por su cumpleaños. Pusimos límites a los demás videojuegos, pero le dijimos que podía utilizar DDR cuanto quisiera. Y ahora parece otro niño. Practica deporte y corre, y vemos DDR como el puente hacia un estilo de vida más activo”.

Vamos, que al retoño de Maureen, el videojuego le ha cambiado la vida. Atención al testimonio de la pequeña Anna Potter, cuya intervención sospecho que ha sido manipulada por los pérfidos reporteros, no concibo que una niña hable así:

“Me gusta porque puedes escuchar música y no tienes que pertenecer a un equipo o ir a algún sitio especial a jugar”, dice Anna al acabar la canción. “Si juegas al béisbol o baloncesto, la gente se vuelve muy competitiva”.

Sobrepeso Obesidad
Si mi hija dice eso, le giro la cara, por redicha. ¿No os la imagináis con el mismo aspecto que la de Charlie y la fábrica de chocolate? Volvamos al tema. Tan contento está todo el mundo con DANCE DANCE REVOLUTION que los más de 700 colegios públicos de Virginia Occidental han decidido instalarlo para animar las clases de deporte de la muchachada ya que este jueguecillo «mejora de la presión sanguínea, la puntuación gimnástica general y la función endotelial, que refleja la capacidad de las arterias para suministrar oxígeno», dicen en EL PAÍS.
Bueno, pues con esto zanjamos la discusión de que si los videojuegos son malos. No lo son, señores, porque contribuyen a quemar calorías, que es mejor que ponerse a leer libros, que nos vuelve sedentarios y retenemos líquidos, y digo yo que, ya que han prohibido un juego en Reino Unido porque incita a los jugadores a asesinar a venerables ancianitas a garrotazos, también podríamos prohibir, por ejemplo, La isla del tesoro, porque promueve hábitos de vida no saludables, las novelas de Salgari, por violentas y La historia interminable, por incitar a los niños a imaginar cosas y olvidarse de los valores de la familia tradicional. Hay que joderse.
PD: Buscando imágenes con Google de familias americanas –al final he desistido– me encuentro con este horror. Acepto comentarios al respecto.

Etiquetas para Technorati: , ,

Comentarios

sihaya dice:

Pues oye, a la que salga en la Wii me lo compro y me pongo a perder kilos! Y lo digo totalmente en serio. No digo que sea su función principal, pero ya que la tengo, eso que aprovecho, ¿no? Todo el mundo dice «hay que hacer un mínimo de deporte…».
Amos a ver, NO me gusta hacer deporte… no por nada en particular, es que todavía no he encontrado más que dos «deportes» que me diviertan. Uno es bailar. Y como no es plan aquello de ponerse la música a toda hostia y dar botes uno solo, sin más ni más, pues si sale combinado con brazos (por lo de los mandos de la Wii), eso que me he ahorrado en gimnasio, discusiones sobre «en serio, sihaya, si lo pruebas seguro que te mola, será que no lo has probado suficiente, algún deporte tiene que haber que te divierta. Has probado…? Que ahora tienes x años y hay que hacer algo para no quedarse fofo…» … pues eso.

Óscar dice:

¿Y quién te prohíbe a ti bailar sola en tu casa sin que nadie te vea? Quicir, mola más con gente, claro, pero tampoco está mal dar rienda suelta a tus pasiones de bailarina clásica en la intimidad de tu salón.

Yo tampoco me la compraría para hacer deporte, la verdad, pero tampoco me lo pensaría como tú dices. Compraría el juego si me pareciera divertido –en este caso no me lo parece– sin pernsar más allá. Para eso prefiero aprovechar la bicicleta e intentar quitarme las lorzas, no para volverme un adonis, por cierto.

Carlos dice:

Dance usted, dance usted, dance dance dance usted…..
(Coño) Esto da una pista sobre mi edad…. (tiempos pasados nunca fueron mejores), pero es que al leer el post me he acordado de ese estribillo.
Saludos!

Óscar dice:

:))

Y que lo digas: ningún tiempo pasado fue mejor.

In I Go dice:

Empezando por el final, está bien eso de tener familias lavables.
Es curioso que haya más figuras de los que menos hijos tienen y que todas cuesten lo mismo. Son más caros (por figurita) los afro-americanos y los asiáticos que los latinos, y éstos que los, digamos, blancos.
Echo a faltar indios (de la India y alrededores), árabes (yuyu), lapones y similares (la familia de Marilyn, la de Doctor en Alaska), y, sobre todo, los Native Americans (AKA los indios de la películas). ¿Será que siguen sin contar?
Otra cosa divertida son las mascotas: algo parecido a un pastorcito inglesito para los anglos; un gato, aunque de apariencia afable, pero, eso sí, con toques negros, para los idem; una especie de chihuahua para los latinos; y un chow chino, claro.
Eso sí, se les ve felices a todos.
Y digo yo, ¿no es mejor que se acostumbren a los de carne y hueso?
Da asco.

Óscar dice:

Sí, definitivamente, son bastante mejores las familias de carne y hueso, tengan los miembros que tengan. Que digo yo, ya por meter más mierda de la que en sí misma se ve en la web, que en la familia oriental, el perro podría estar colgado de un gancho y despellejado o, directamente, en piezas detrás de un mostrador o en el plato.

Faltar, faltan cienes y cienes de familias y da muuucho asquito.

Sonia dice:

Con lo pato que soy, seguro que en el estribillo termino escorromoñá.

Óscar dice:

:))

Te veo con los piños en la consola. 😀

hukes dice:

¿El gato será afro-americano también? Algo de egipcio ha de tener, eso sí.

Óscar dice:

Hablando de gatos egipcios. Bartolo ya ha encontrado casa nueva.

¿Gatos afro-americanos? :))

jazlima dice:

Quiero un DDR! Para qué hacer dieta-deporte o lo que sea si se puede adelgazar así? Haberlo dicho antes!
Esas familias dan asco… por lo estereotipado, por la racialización… en fin…

Óscar dice:

😀

No creo que se adelgace tanto como afirma Maureen Byrne, orgullosa madre del niño lorcero, pero algo de ejercicio es, al fin y al cabo.

Cucha, lo de las familias, es lo que tú dices (y no eres la única): para que luego digan que no son racistas.

Brixta dice:

¿No os habéis fijado en que los rasgos de la familia afro-americana parecen blancos tostados al sol? Yo alucino.
En Piccadilly Circus hay un sitio enorme de vídeojuegos y ése lleva bastante tiempo allí. Casi todos los que jugaban (Al menos cuando fui yo) eran jovencitos japoneses.
Si te lo compras, Oma, ten cuidado con tu vecina. Compra una colchoneta o al así, porque cuando oiga los botes ésta no saca el hacha, saca el tanque.

[…] al tema, que me estoy yendo por las ramas. Ayer dije que en Virginia Occidental van a instalar un videojuego para las clases de deporte en todas las […]

Óscar dice:

¿Blancos tostados? 😀 Si es que cualquier parecido de estas familias con la realidad es coincidencia –bueno, no tanto, que he visto fotos de familias por estas weses de dios, que fliparías más todavía–.
Sí, el juego no es nuevo, ya lleva tiempo –incluso por aquí recuerdo haber visto una versión para GameCube–, lo que pasa que es ahora cuando les viene el furor a los americanos.
No creo que me lo compre, pero aún en el caso de que así fuera, a la vecina la mantendríamos a distancia porque instalaría el videojuego en el búnker, no fuera que a la señora le molestara, que eso del calor lo lleva fatal y hasta le molesta que programe la alarma del teléfono móvil, y si esto no es cierto, que Dreamhost fulmine este blog.

kobrazddr2 dice:

DONDE CONSIGOS LAS BENDITAS FLECHAS DE LAS CANCIONES :O

Deja un comentario