Politonos, sonitonos, explosiones y música de gasolinera

Fat Pedregosa1El 19 de junio murió un chino porque le explotó la batería del móvil. Al parecer, el móvil estuvo expuesto a altas temperaturas durante tanto tiempo que reventó –me explique usted qué tendrá que ver que se recaliente con que explote, ¿sería un móvil a butano?–, le rompió a su dueño un par de costillas que le atravesaron el corazón y murió –el chino y el móvil, claro–. La noticia es muy triste pero me da cierta risilla, que parece de chiste que un móvil explote o de correo electrónico cadena de esos que te advierten de que si te encuentras un móvil tirado en la calle, no lo cojas porque seguramente es de la ETA o algo así. Ahora imagina que te pasa lo mismo que a este pobre ciudadano chino mientras estás teniendo una conversación y tienes que decir algo como “ay, perdona, pero tengo que dejarte, es que me acaba de explotar la batería del móvil, luego te llamo, ¿vale?”. O un sms: “YEGO TARDE. EL MOBIL A ESPLOTAO”. O un anuncio en la tele: “Si quieres gastarle una broma a tus amigos, envía un sms al 7788 con la palabra PATAPUM, espacio y el número de tu amigo. Coste del SMS: la vida de tu amigo”.

GinesitoY hablando de anuncios para el móvil, ¿hay alguien en este mundo de dios que se haya descargado un sonitono –atención: “sonitono”– para el móvil después de haberlo visto en la televisión? Cuando veo los anuncios que hacen durante los intermedios de Los Simpson, por ejemplo –ya sabéis, “lo ideal para llevar el móvil personalizado a la última”–, o por la noche, a últimas horas –con los politonos de orgasmos con el nombre que desees berreados por un maromo o una maroma, políticamente incorrectos, por supuesto– me invade un horror existencial que ni el del cuadro de Munch, oiga. No digo que no sea gracioso llevar, pongamos, un cucú para cuando te llega un mensaje, o una canción de Antoñita Peñuela –a mí sí me hace gracia– o del Ruiseñor del Tormes, me da igual, pero ¿qué gracia tiene lo del paleto? ¿Lo habéis visto en algún teléfono? ¿Y qué me decís de las colecciones de temas tunning en las revistas? ¿Y las tías en bolas? ¡Ah!, ¿y el porno por el móvil pa qué sirve? ¿No es como de Arévalo? ¿Nos encontramos ante los dignos sustitutos de las cintas de gasolinera –música Repsol–?

Y ya que me está entrando el ataque de neorrealismo ibérico, os dejo una serie de imágenes para que disfrutéis con lo último en música Repsol. Atención al de aquí abajo. Fijaos en la esquina inferior derecha. ¡Qué orgullo! “Prohibido en EE.UU.”.  Los de arriba se pueden ampliar si hacéis click en ellos, no os perdáis el primero y leed lo que dice el segundo a la izquierda, qué miedo, señor. Para que luego no digáis que este blog no tiene un fondo cultural importante.

Golfos Tio

Etiquetas para Technorati:

Comentarios

Fer dice:

En efecto, Óscar, no conozco a nadie que se haya descargado un politono, realtono, sonitono o tontitono. Es más, hasta tengo un amigo que, sorprendámonos, no tiene aún móvil (aunque use el de su novia).
Aplaudo, eso sí, tu voluntad cultural. Ya era hora de que la blogosfera saliera al rescate de la injustamente olvidada cinta de gasolinera. Ahora, como mucho, lo único que se encuentran en las estaciones de servicio (nombre políticamente correcto) y de autobuses son, por desgracia, DVDs de contenido erótico.
El futuro ya no es lo que era, no.

Óscar dice:

Pues sí que me sorprende. Yo no conozco a nadie que no tenga móvil. Mi padre tiene uno pero no lo usa nunca. Es lo más parecido a una persona sin teléfono que conozco.

Sí, algo queda, yo alguna vez he visto cosas como Bisbal o Chenoa junto a imitaciones de discos con canciones pirata de películas de Disney. ¡Ah!, y un montón de pornos, sí.

Fer dice:

Curiosa paradoja (o no): debajo de los comentarios, la publicidad nos ofrece tonos gratis con la música del verano.
¿Síntoma del Apocalipsis?

Óscar dice:

:))

Más que una advertencia de la proximidad del Apocalipsis es una señal de que Google (Ads) es una máquina tonta.

Sonia dice:

Yo tampoco conozco a nadie. Para mi el movil es para llamar o recibir llamadas y como mucho alguna foto. Incluso mi anterior movil que no era tan viejo, no tenia ni juegos, en este apartado te venia la lista de la compra y para preparar la maleta.
Lo peor que he visto ha sido los que llevan sirenas de ambulancio o policia, es horroroso cuando suenan a las 7 de la mañana en el tren.

Óscar dice:

¿La lista de la compra? ¿Qué teléfono era? Alucino con las aplicaciones que les meten a los móviles.

Salarino dice:

Jajajja, Antoñita Peñuela, qué joya!!!!!! Mencanta “La Espabilá” (y sería un buen politono) Nunca me he descargado nada de eso, pero hace un par de años hice uno casero con el estribillo de “americaanos, vienen a españa con alegrííaaa…” y tuvo mucho éxito; lo quité tras una situación algo embarazosa en una reunión en la delegación educativa, ejem.
A mi me flipan los que tiene el himno nacional de melodía (sin letra, aunque dales tiempo)

Óscar dice:

¿La espabilá? Esto sí es una conexión chunga, Salarino, y lo demás son coñas, porque yo me la pasé vía bluetooth (ni un duro, oiga), y sí, la tengo en MP3, y a mucha honra. Si la quieres, te la paso y te la plantas en el móvil si tienes blutú. Por cierto, a mí me sonó en el autobús, que estaba a reventar, la tenía a todo volúmen y tardé siglos en encontrarlo. Fue el momento en el que decidí quitarla. ¡Qué vergüenza, señor! ¡Qué vergüenza pasé!

Salarino dice:

Olvido: una vez sí me descargué (o me descargaron, no recuerdo) algo: no era un tono, era una cosa que sonaba cuando alguien me llamaba. Aparte de los pitidos típicos, se oía a una especie de pastor (de ovejas, no evangélico) berreando algo así como “Fulanooo, coge el aparaaatoooo…” mientras de fondo sonaban los balidos del rebaño y el tañer de los cencerros (qué bonito me ha quedado). Mi madre, no muy ducha en la cosa hi-tech, tras telefonearme y yo no responder, llamó a mi hermana alteradísima porque pensaba que me había pasado algo y estaba perdido en el campo (o preso de un comando terrorista merino/churro o algo así).

Óscar dice:

:))

¿Pero cómo se le ocurre a alguien cogerte el móvil y plantarte un pastor para que lo escuche el otro? Es que tiene mala leche, como cuando X le configuró el teléfono en Suomi a Y (no soy ninguno de los dos, conste) e Y, que ya se había aprendido cómo se decía “enviar sms” y “añadir a la agenda” en finés, decidió llamar a la compañía para que le dijeran cómo ponerlo otra vez en español. Si es que no se puede dejar el móvil por ahí, que o te lo roban o te gastan una putada.

Te planteo una pregunta-investigación: ¿cuál será el politono o tontitono o como se diga de tu famosa vecina siniestra? Ahí tienes trabajo de campo (eso sí, toma precauciones).

Óscar dice:

¡Uy!, la siniestra no gastará politonos, que puede acabar con el hueso frontal astillado de tanto darse golpes en la pared. Yo creo que ésta se tuneará el hacha que lleva con fondos de pantalla, que seguro que es high-tech. ¡Ah!, y no sabes cuál es la última:

Me puse a berrear el otro día por el patio de luces, Mariaaanaaa, que esto no puede seguir asííí, que nos tienes a todos hasta los mismísimooos y el asunto derivó, jatetú, que si yo, que parecía muy formal [sic.], seguro que no tenía el graduado escolar. Yo le dije que no sólo eso, sino que también tenía el bachiller y, atención, me pregunta, ¿pero cómo puedes tener el bachiller tú si te pasas todo el día dándole al martillo?, ¿cómo te puede haber dado tiempo?, y esto es tan cierto como que estoy escribiendo este comentario. Está de atar, la pobre.

malayerba dice:

Y qué espanto cuando coges el tren y acabas cerca de una panda de adolescentes, cada uno con un politono distinto y haciéndolos sonar una y otra vez para ¿presumir? de ellos.A mí se me despierta la vena asesina en casos así.¿Pero qué persona normal prefiere que suene un estribillo de Don Omar a oír el entrañable piiiiiiiiiiii piiiiiiiiiiiiiiiiii piiiiiii?Esto es un sindiós, hombre.

Óscar dice:

Hosti, ¿te puedes creer que no tenía idea de quién era Don Omar? Pues me he puesto a buscar y me lo he encontrado en la Wikipedia. ¡¡¡En la Wikipedia!!! ¿Tan famoso es y yo no me he enterado?
Y volviendo a los politonos. Lo del reguetón en general no tiene nombre, pero como politono ya me parece una indecencia.

malayerba dice:

No juegues con la vecina, que cualquier día te espera en un rellano con el hacha levantada, cuidadito con los majaras, hombre…
Así que no sabes quién es Don Omar…feliz tú, hombre, feliz tú.

Deja un comentario