Otra vez la America's Cup

Ernesto Bertarelli, propietario del Alinghi –el barco que ha ganado la America’s Cup otra vez– y, por lo tanto, quien decide sobre la sede del evento, piensa convertir a la ciudad en un centro turístico de lujo, como si fuera Mónaco. Pero le molesta el puerto industrial. Resulta que puede alterar el buen transcurrir de la competición, además de que tantos camiones resultan poco adecuados a la imagen de lujo decadente a lo aristocracia de Marbella que se pretende dar. Al margen de esto hay una cifra, 12o millones de euros, que es lo que la ciudad tendría que pagar para poder organizar otra vez la puñetera regata.
Ya sabéis lo que pienso. Ahora tengo otro argumento más. No sé exactamente qué dará más dinero, si la competición o el tráfico de contenedores del Mediterráneo, lo que sí está claro es que estos políticos que tenemos por gobernantes ya no se conforman con la construcción de megacomplejos chungos que no son más que fachada –empezando por la mierda de exposiciones de la Ciudad de las Ciencias–, sino que necesitan bajarse los pantalones para que se celebre la Fórmula Uno y ahora también la Copa América. ¿Cuándo dejará de desarrollarse la ciudad siguiendo los dictados de las empresas privadas? ¿Para cuándo una preocupación urbanística que gire entorno a los ciudadanos? Mierdad’ciudá.

Etiquetas para Technorati: ,

Comentarios

In I Go dice:

Yo tampoco sé qué dará más dinero dentro de dos años, cuando se vuelva a disputar la copa esa. Lo que sí sé es que ampliar el puerto es una apuesta de futuro y la copa y la F1 un tente mientras cobro, además de convertir la ciudad en un parque temático. Este es uno de los grandes males que veo en las ciudades pseudo-ricas de hoy: suponer que el futuro está en los turistas atraidos por estos eventos, del que, en gran medida, la culpa la tenemos nosotros (bilbainos): el Guggenheim y su puto efecto.

Óscar dice:

Yo tengo clarísimo que la inversión de futuro es un puerto industrial, no un evento que atrae a un turismo decadente que no siempre beneficia a la comunidad.

Sonia dice:

De fuera vendrán y de tu casa te echarán.

Óscar dice:

Eso mismo he pensado yo cuando leí la noticia.

Peritoni dice:

Me temo que hasta que no cambie el color político…y aún así por hacer la puñeta y llevar la contraria.
Y falta muuuucho para eso.

Óscar dice:

¿Para que cambie el gobierno regional? Para mi jubilación.

Fenómenos como éstos tienen, a mi juicio, una sola ventaja: la de dar a los ciudadanos la exacta percepción de lo que sus munícipes y demás jerifaltes públicos entienden por urbanismo: las ciudades vendidas al mejor postor, convertidas en escaparates de “eventos” (me resisto, por mucho que la RAE trague con esto como con todo, en llamar “evento” a lo programado hasta el milímetro: desgracias que acarrea haber estudiado latín), sin importar una higa la vida diaria de sus habitantes.

Óscar dice:

Tú lo has dicho: …las ciudades vendidas al mejor postor. Es exactamente como resumiría lo que está pasando en esta ciudad.

¿La vidad diaria de los habitantes? Pues hombre, teniendo en cuenta que ha vuelto a ganar por mayoría absoluta, entiendo que muchos valencianos de la capital consideran que la alteración de su vida diaria –y la degradación del entorno y una ciudad menos social y…– es bastante menos importante que poder ir a tomarse un refresco a un bar en el que le cobre ocho euros. ¡Ocho!, ¡ah!, y aún la gente te dice jatetú, que nos han cobrado ocho euros, ¡qué bien va nuestra ciudad! Esto ya parece París. A partir de ahí, me lo creo todo.

Fer dice:

Yo creo que lo que le daría pelas a Valencia sería, directamente, poner a prostituirse a toda la calaña política vendida al ladrillo, a los eventos y a la madre que los trajo.
Y con lo que saquen, que organicen lo que les salga de las narices. Pero que no lo hagan con el dinero de los contribuyentes, coño ya.
(Respuesta aplicable a cualquier otra ciudad española del estilo).

Óscar dice:

En otro sitios ocurre lo mismito que aquí, pero es que por estos lares me parece taaan descarado que no concibo cómo la gente traga con eso. A no ser que yo esté turulato perdido y no me haya enterado todavía de lo molón que es que los cuatro pijos decadentes de Europa y parte del extranjero –porque hay que ser pijo decadente para que un barco suizo gane una regata… ¡un barco suizo!–. No conozco las situaciones de otras partes de España, pero si es tan descarado, me cambio de pasaporte, tú.

Salarino dice:

En Valladolid hay una tienda de ropa naútica (que ya son ganas, poner una tienda así en Valladolid) que hace furor entre los pijos, y tooooodo lo que venden (polos y bermudas, basically) lleva logos etc de la Americascap ésa; además sortean entradas o algo así para ir pallá, y el escaparate está llenito de nudos marineros, banderines y demás parafernalia. A mí eso de vestirte de patrón de yate en plena meseta me parece… me parece… no encuentro la palabra adecuada, sorry.
Me pilla cerca de casa (la tienda), y siempre que paso me acuerdo de tí, jejeje…

Óscar dice:

Teniendo en cuenta que la competición la ha ganado un barco suizo, lo de la tienda de ropa me parece una cosilla de nada, tú. /guiño/
¿Será que nos estamos perdiendo algo y que no entendemos las quisicosas de la nauticá y la navegación?

jordi dice:

o será que tal vez estemos sacando las cosas de contexto, o mas bien cegados politicamente y sacamos los pies del tiesto?
o tal vez confundamos el tocino con la velocidad?
Digo yo, como decia un anuncio hace años “con mi poquito ingles y mi luzil…” la politica de grandes eventos puede gustar o no, pero para nada tiene que ver con muchas de las otras carencias que se puedan tener o noen una ciudad, provincia, región….
en cierta medida parte de las infraestructuras que criticamos no son sólo culpa del Gobierno municipal, hay otras (digo trenes, digo hace tiempo recuerdo cierta entrada sobre lo mal comunicada que está Valencia con Puçol en tren…..) que son competencia del Estado, igual que el Puerto, no es competencia meramente local etc etc..
Por tanto me parece bien que critiquemos la celebración de grandes eventos, pero puntualizando bien…
Valencia es una de las excepciones, donde los políticos no se apoyan nunca para nada,
Recuerdo Barcelona, con el apoyo de todos los partidos con la finalidad de obtener siempre ventajas…. publicidad, mejora etc etc… y otra de las por cierto candidatas a obtener la copita de marras hace años,,,que se quedó a las puertas….
Ahh por cierto,,, no veo raro que se vendan cosas marineras en la meseta…
aqui mismo se vende ropa de nieve…. y que yo sepa,,,, en Valencia de nevar nada….
Y si, los pijos tienen esa mala pata de no evolucionar, siguen siendo pijos siempre y visitiendo similar….. que le vamos a hacer! …….

gurb dice:

En Barna mas de lo mismo, igual que comentáis los de Valencia y los de Bilbo. Una lacra. Es un tema que me tiene muy quemado, en serio. Se están cargando mi ciudad, los que la han vendido apartando de un manotazo a los que vivimos en ella. Asco, dan asco.
Y que rabia me da que los principales servicios que se están creando sean destinados al guiri, que no hay cojones ni de cobrarles la eco-taxa (un euro al día en concepto de usos de los servicios que presta la ciudad;transporte publico, parques etc).
Joder! que los impuestos los pagamos nosotros!
Y eso de que es bueno para le economía no me sirve. Las economía basada en el turismo no es sostenible por ningún lado, despersonaliza las ciudades y convierte a sus habitantes en simples siervos.
Estoy muy mosqueado con el tema.Y encima no me dejan dormir.

gurb dice:

Y viendo como esta el patio en la Peninsula…ya no se si es tanto de colores politicos como de dignidad en el oficio de la politica.
Aqui uno de los artifices en este mix especulativo-turistico ha sido Mr. Clos, al que han puesto de Turismo en el gobierno del Estado. Ya vereis ya… este tío va a meter hoteles hasta en los monegros.

Óscar dice:

Pues fíjate que yo no veo que se estén sacando las cosas de contexto, francamente. La ciudad necesita otras inversiones, en urbanismo precisamente, sólo hace falta intentar aparcar en el centro de la ciudad –y no tan en el centro, ya sabes–, intentar buscar un colegio del ayuntamiento para tus hijos o coger un metro que, puestos a sacar estadísticas, resulta que sale a dos muertos por año, que hay que joderse. Por otra parte, es lo que dice Gurb, no sé hasta qué punto se puede sostener el turismo como fuente principal de ingresos de la ciudad, más cuando se hace a costa de ampliar el puerto, de cargarse una zona como el Cabañal –que es el barrio más representativo de la ciudad–, ceder a la buena de dios terrenos a empresas privadas para que construyan lo que les salga del balón –como el nuevo estadio del Valencia C. F., que está en un suelo que he pagado yo con mi contribución– y más bajo el pretexto de que se hace para descongestionar la ciudad y se traslada, jatetú, a la zona de mayor tráfico de todas. ¡Coño! O estoy tonto o esto no hay por dónde cogerlo.
En Valencia, Gurb, el asunto del turisteo será igual, creo, que en Barcelona, con la diferencia de que allí ya existe un bienestar que aquí no imaginamos ni a alcanzar, empezando por la vida cultural y terminando por los servicios sociales. Ya me gustaría a mí que Valencia se pareciera más a Barcelona. Y conste que no estoy quitando hierro a lo que tú dices, ni mucho menos. No sé –porque de eso no tengo ni puta idea– lo de la sostenibilidad del turismo como fuente de ingresos. A priori dudo de su funcionamiento. Pero confieso que necesitaría más de una explicación –y más de dos–.

Óscar dice:

No, no, no tiene nada que ver con el color político, en todas partes cuecen habas, que se dice. Claro que como aquí gobierna el PP, pues es lo que veo.

gurb dice:

Lo que mas me duele de todo este tema es que los barceloneses no estamos haciendo nada. En la historia de esta ciudad ha habido un montón de revueltas y levantamientos populares por parte de sus ciudadanos. Y ahora…nada.
Dejar de ir a votar, es la única reacción. Muy triste.
Sobre los servicios sociales; como todos sabemos ‘la hierba del vecino siempre es mas verde’, y te diré algo; en esta ciudad si llega un guiri encontrará hotel, información turística y toda la ayuda necesaria. En cambio, los centros de acogida para menores están saturados, miles de personas viven en el limbo de la pobreza, las comunicaciones en tren dan pena (eso sería economía coño, invertir en una buena infraestructura de comunicaciones, por. ej) y así un largo etc. La industria del turismo, cada vez mas, va de la mano del famoso ‘pelotazo’ nacional, de allí que no sea una actividad sostenible=beneficia a unos pocos y jode a los demás.
En Valencia, los valencianos tenéis que hacer uso de esa ‘mala llet’ vuestra (no es en tono peyorativo, al contrario, es eso de “valencians, mala llet i bona orxata”) y meterles caña al Zaplana y los suyos…
Aquí ,que se dice lo del “seny i la rauxa”, creo que la ‘rauxa’ la tenemos donde la iglesia el sentido del marketing y el ‘seny’ se ha convertido en una mera excusa para colar cualquier cosa por pasta.

jordi dice:

Al menos en Valencia no tenemos que pagar por aparcar en la calle como allí sucede.
Quiero decir, además de las zonas azules, alli tienen las verdes creo…. y son para residentes que también han de pagar.. es asi?
De todas formas veo dificil conciliar algunas mejoras con el mantenimiento de la vida rústica… salvando distancias.
Oscar, en lo que respecta a la vida cultural, cierto es que aqui la gestión es y ha sido de pena… el teatro solo tiene horario de funcionarios… y subvencionado(como en el resto del pais).. y por lo demás en el fondo creo que cada pueblo tiene la oferta cultural que se merece…
tampoco veo yo por Valencia gran alegria al acudir a determinadas cosas…. si exceptuamos las presentaciones falleras…..(las aceptaremos como animal de comapañia)
Y perdón, pero creo que si se extrapolan al gobierno local demasiadas cosas que no le corresponden.

Óscar dice:

Iba a meterme contigo después de haber dicho lo de “la oferta cultural que se merece”, pero ahora que he respirado profundamente diez veces, ya no voy a hacerlo. 😀 Sólo digo que yo me merezco más que una presentación fallera…, creo.
Lo de la vida cultural de la ciudad, no tiene nombre alguno. Las obras de teatro que llegan aquí no dejan de ser unos bodrios como la copa de un pino, y cuando, efectivamente, hay algo que merezca la pena, ¿a cómo están las entradas? ¿A 40 € en platea? Amosanda, que para gastarme 40 € en una función estoy yo, pudiendo ir al cine con ese dinero, ¿cuántas veces? ¿Cinco? ¿Seis? No hay color. Además de eso, parece que más allá de Zorrilla, Guillem de Castro o Muñoz Seca hay un abismo insalvable. Y cuando hay algo que se salga de los libros de texto de secundaria, es de esas en las que sale un tío en el escenario con una dentadura postiza en la mano, en silencio, por supuesto. Os contaría una vez que me entró la risa floja en una obra serisísima y modernérrima en el centro de la platea de Principal, años hace ya, pero eso es otra historia.
Respecto a conciertos, por ejemplo, no hace falta que te diga cómo está el patio. En la Feria de Julio, por ejemplo, podrían cambiar el programa, o durante las fallas, por ejemplo, que no sólo de museos y de teatros vive una ciudad. Si es que hasta las noches en vela, copiadas del ayuntamiento de Madrid, son verdaderos churros. ¿Y la cacareada escena de la CAC? ¿Hay vida más allá de Tchaikovsky? Cero.
Tenemos un bodrio de festival de cine, tenemos un bodrio de festivales folklóricos, tenemos un bodrio de ópera, tenemos un bodrio de Museo de la Ilustración, tenemos un bodrio de festival de teatro clásico, tenemos un bodrio de museo de las ciencias, tenemos de todo, eso sí, León tiene mejores colecciones de arte moderno, para festivales de teatro, el de Mérida… vamos, ¡que viva la Copa América!

Fer dice:

Por alusiones: ¡viva el festival de teatro clásico de Mérida!
(Mérida: dícese de la única ciudad que no quiere ser capital, aun siéndolo).
Eso sí, curiosamente se ha hablado estos días del impacto del timo de las nuevas maravillas del mundo en el turismo (véase la entrada de hoy en mi blog).
Me parece vergonzoso que todavía haya quien defienda esta mercantilización de la cultura, en plan “hagamos un museo/ópera/mamotreto para que la gente venga a verlo, aunque nos carguemos la ciudad”.
De pena, en serio.

sihaya dice:

Amos a ver… aunque la oferta cultural no es todo lo que debiera, hay iniciativas, que no sé de dónde parten, pero si parten del PP, al Cesar lo que es del Cesar: Circuito café teatro: vale, no son profesionales, no suelen tener grandes presupuestos… pero oye, son baratííísimas comparadas con el resto del teatro, y… ¡hay algunas buenas, divertidas y transgresoras (aunque no siempre todo a la vez)! Luego, el ciclo de teatro de Sagunto no suele estar nada mal, no es que todas sean buenas, pero alguna hay de vez en cuando y no excesivamente caras. Y luego ya, si te mueves fuera de teatros oficiales, hay obras muy buenas y dignas, eso sí, a 15 leuros la entrada, que te da para dos cines. La cuestión aquí es que muchas de esas cosas no están lo suficientemente promocionadas y no nos enteramos de na.
Eso sí, de conciertos por ejemplo no hablo, que no tengo ni idea 😛
Todo esto no quiere decir ahora que “vivimos en el mejor de los mundos posibles”, pero que no siempre todo es tan malo en Valencia, xe.
Por otro lado, suscribo 100% la parte del aparcamiento, el nulo fomento del transporte público, la cutrez del carril-bici en una ciudad plana y con 320 días de sol al año, el abandono absoluto de uno de los parques más largos de de europa (el río, que por el día, estupendo, pero no conozco al guapo que se acerque de noche, ni el mantenimiento es el que debiera ser).
Pero bueno, mucha gente está encantada con la copa américa, a mucha gente le ha dado trabajo “aunque sea temporal” y, mal que nos pese, sí, ha “situado a Valencia en el mapa”. Otra cosa es que a mí me la pele la Copa América, la Fórmula 1 y me parezca deleznable lo que ofrecen en la CAC, pero entiendo en parte que haya gente que esté tan contenta “y mira tú lo bonica que nos ha dejado la ciudad la Rita”.
P.D: Joer, cómo se nota que tengo tiempo, menudo tocho he soltado, disculpas
P.P.D: No sabía yo lo de la llet i la orxata, gurb. Me encanta enterarme de qué se dice por ahí de nosotros :))

malayerba dice:

¿He oído turismo?
De acuerdo con todo lo que ha dicho Gurb, con una salvedad:no sólo es malo porque la economía que se sustente en el turismo cutre se expone a que en cuanto Croacia vuelva a ser lo que fue, Barcelona se va a comer los mocos, sino porque la oferta cultural que por ahí se mencionaba TAMBIÉN pasa a confeccionarse a gusto del visitante, amén de que barrios tan emblemáticos como la Barceloneta van a ser casi derruidos para hacer de ellos otro Lloret de Mar, por no hablar de la degradación del centro histórico, la desaparición del comercio de barrio para ser sustituido por otro tipo de comercio…¡si hasta las rebajas en el textil duran apenas quince días, porque tienen prisa por sacar la ropa de otoño para el guiri que la encuentra baratísima y se la lleva a capazos!
Otrosí:sí, hay zonas verdes de pago.Algo que a la mayoría de residentes de l’Eixample les permitió sacar el coche del parking y ahorrarse una pasta.Por una vez, acertaron en algo.
Más: el tan cacareado nivel de vida catalán.Señores:el 20% de la población catalana vive bajo el umbral de la pobreza.Una quinta parte.Mayoritariamente ancianos y madres solas.Emergen los llamados “nuevos pobres” a montones, y el precio medio del metro cuadrado en esta bonita ciudad es de, atención, 6000 euros.
Por último, lo de que la organización de eventos no influye en otras partidas del presupuesto municipal…en fin, en el invierno 2003-2004 y los dos posteriores no se pudo montar la “Operación frío” porque al ayuntamiento no le quedaba un real después del Fòrum.La pasta no es ilimitada, y si se gasta en una cosa, luego no queda para otra.

malayerba dice:

Sihaya:mi abuela siempre dijo que “valencià i home de bé, no pot ser”.Nunca supe de dónde venía esa inquina, pero mira.

jordi dice:

A ver, jeje Oscar respira jejeje
Cuando digo que se merece, no es individualmente, sino en conjunto.
Si la gente en masa solamente va a ver a Concha Velasco, tendras una oferta similar a Concha Velasco..
Y eso pq la administración pública no funciona culturalmente, ni la autonómica ni la nacional por extensión.
Tema teatro.
Hace un mes fui a ver a la CNTC, un montaje estupendo de una obra de Guillem de Castro donde por fin vi al elenco interpretar de forma correcta…. y….. eramos cuatro filas.. un sabado noche…..
En el Principal entre seman los horarios de las funciones son para “funcionarios” yo a las 7.30 todavia etoy entrando en Valencia, así que dificilmente puedo ir al teatro. Este horario viene ya establecido desde la epoca del psoe…….. y estos de ahora no lo han modificado….
El circuit de cafe teatro funciona… cierto… “algo es algo” tal vez pq la gente va a verlo.
En los teatres de la Gene…. desde hace 20 años me da que siempre trabaja el mismo actor,,,, un tal… .. mejor me lo callo.
Tienes tb el concurso de bandas de musica, que por cierto no está nada mal y donde no va nadie a verlo. si exceptuamos a los seguidores de las bandas que vienen de los pueblos..
El cinema del mediterrani, es un concepto pobre, obsolteo y caduco, que nacio mal desde el primer momento…
y asi seguiria y seguiria….
La oferta en el fondo la creamos todos. Esto es una pescadilla que se mueve la cola.
Y digo ahora a todos,, cuantas veces hemos dicho,,, “actua X que está supergenial… y al final no fui”…..

Óscar dice:

Yo no soy tan optimista con la vida cultural de esta ciudad, ni mucho menos, porque exceptuando las regatas y las fallas, no hay nada más en lo que el gobierno municipal invierta ni un duro, y la Generalitat, menos todavía. El circuito café-teatro está muy bien, pero no es suficiente ni de lejos, al margen que es todo una gestión privada privadísima, vamos, que renquean por todas partes.

La copa sí ha dado trabajo –temporal, ya sabes– y la gente está contentísima con cosas como pagar ocho euros por una coca-cola y ver unos barquitos a una distancia de tres km. ¡Ah!, y la gente también está a favor del trasvase del Ebro y contra la emisión de TV3 (catalanes tenían que ser) y también hay gente que vota a España 2000 y que cree que el valenciano es una lengua distinta al catalán y, por supuesto, de mayor abolengo, faltaría más, y que la visita del Papa fue proyección internacional y que en el metro no tiene que invertirse dinero, para qué, y que las bicicletas estorban y también los habrá que se compren un chalé en Polaris Guol. ¡Ay!, qué me da, ¡ay!, que me da…

¡¡¡VIXCA VALÈNCIA!!!

Ya lo he dicho.

😛

PD: Jordi, yo casi prefiero unos juegos florales a un concurso de bandas. ¿Has ido alguna vez? Yo fui y se me cayeron los buebos al suelo.

Deja un comentario