La Alicia en el País de las Maravillas de 1915 es muy yuyante. Pero es maravillosa.