• Una familia estadounidense se ha escandalizado por la novela que están leyendo los chavales en tercero de la ESO. Que es un libro inapropiado para la edad, dicen.

    *Arremangándome para responder*

  • ¿Qué es la autoestima? Un apunte muy breve

    ¿Qué es la autoestima? Un apunte muy breve

    Mucha gente habla de la autoestima como equivalente a «quererse a uno mismo / a una misma» cuando, en realidad, es un concepto que no es positivo o negativo en sí mismo. También escucho decir que tal persona «tiene la autoestima muy baja», como si fuera algo inmutable a lo largo de la vida y que fuera el resultado de las decepciones pasadas o incluso el maltrato. La autoestima, para mí, es un constructo un poco difuso, que no se entiende a nivel popular y que tenemos tendencia a asociar con valores como la humildad o la resignación.

    La autoestima, en general, es la valoración que hacemos de nosotros mismos, incluyendo nuestras cualidades, habilidades y defectos y que emerge de cuatro pilares fundamentales:

    1. Autoconocimiento. Conocerse a sí mismo, tanto las fortalezas como las debilidades, nos permite aceptarnos tal y como somos, sin compararnos con los demás.
    2. De lo anterior surge la autoconfianza: la creencia en nuestras capacidades para afrontar los desafíos de la vida. La autoconfianza nos permite tomar decisiones, asumir riesgos y perseguir nuestros objetivos.
    3. La autoaceptación es otro pilar fundamental y se refiere a la aceptación más o menos incondicional de nuestras imperfecciones y errores como parte de la vida, sin resignarse, sino aprendiendo de ellos para mejorar continuamente.
    4. La consecuencia resulta ser el autocuidado, que se refiere (sorpresa) a la medida en la que tenemos en cuenta nuestro bienestar físico y mental.

    Ni tener la autoestima alta significa ser arrogante o soberbio, ni lo contrario significa ser humilde. Tampoco es correcto pensar que la autoestima se vincula exclusivamente en cómo nos ven los demás o que solo se trata de sentirnos felices todo el tiempo. La autoestima también implica aceptar nuestras emociones negativas y aprender de ellas.

    La autoestima es una compleja red de pensamientos, sentimientos y comportamientos que influyen en nuestro bienestar general. Cultivar una autoestima sana es un proceso continuo que requiere dedicación y esfuerzo y todos y todas hemos sufrido por tener un pobre autoconcepto, ajustado a la realidad o no. Una autoestima saludable se traduce en un mayor bienestar emocional, mejores relaciones interpersonales, mayor éxito en la vida personal y profesional, y una mayor capacidad para afrontar los desafíos de la vida, eso está claro.

    Recuerda, y creo que eso es importante, que la forma en que nos vemos varía constantemente, según lo que nos ha ocurrido ese día, depende del cansancio, de lo que hemos comido, de la educación que hemos recibido, de si estamos en paro, de si nuestro cuerpo no es normativo y de muchísimas otras variables, casi todas fuera de nuestro control.

  • Odio los festivales de navidad del colegio. Este año les he puesto a cantar Eres tú, la de Mocedades de Eurovision del año del catapum. El año que viene toca Ojete Calor.

  • La familia cristiana

    Dicen en EL PAÍS que la Archidiócesis de Madrid calcula que dos millones de personas han asistido a la manifestación a favor de la familia cristiana y contra el laicismo del gobierno. O ha ido toda la ciudad de Madrid, pero toda, o los 500 autocares iban muy llenos. Pues nada, con los millones y millones y millones de católicos que apoyan a Rouco y sus compinches, que la Iglesia pague IVA y demás impuestos, igual que yo me pago mi bono de 2000 abdominales en el gimnasio, ¡¿no te jode?!

  • "Leyes de mercado", de Richard Morgan

    He terminado Leyes de mercado, de Richard Morgan –gracias, S. y S.–, en la edición de Gigamesh –ya sabéis: portadas horrorosas y líneas en Times que se hacen eternas– y lo recomiendo por segunda vez. Es rápido y fácil de leer y, además, no pude predecir cómo acababa hasta que leí las últimas páginas, lo que le agradezco de todo corazón. Ahora mismo acabo de pillarme Carbono alterado, del mismo autor, para empezarlo en cuanto me haya zampado el plato de arroz con pollo que me está esperando.

  • Segismundear

    No ha prosperado. Segismundear no ha tenido fortuna. Y, sin embargo, ¡qué cargado de espiritualidad está ese vocablo! Segismundear es soñar. Soñar un gran personaje que por su cargo, por sus obligaciones, por sus responsabilidades, no debe soñar. No puede entregarse a los poéticos desvaríos del ensueño, y, sin embargo, sueña. Su espíritu libre es más fuerte que las imposiciones de la realidad secular. Segismundea Luis de Baviera, el constructor de tantos castillos agrestes, el amigo de Wagner. Segismundea Isabel, la esposa de Francisco José, tan fina, tan sensitiva, que levanta frente al mar, en un jardín, allá en una isla, una estatua a Heine. Todo gran personaje que segismundea nos es simpático. El espíritu, en el segismundeo, triunfa de la materia. Con el segismundeo, el rey Luis y la emperatriz Isabel descienden para ascender. Descienden de la pompa vana del trono para ascender a las regiones de la pura y etérea poesía.

    AZORÍN: Pensando en España (1940)
    ¿Y tú? ¿También segismundeas?

  • Contador

    Acabo de instalar un contador invisible, un plug-in que me aparece en el panel de control de la página y he visto que da la información de cuánta gente está conectada en ese momento.
    RECOMENDACIÓN: No os lo instaléis. ¡Estresa!
    De deltablog.com:

    El sistema no registra las visitas si se producen en el panel de administración, sólo las visitas reales en el blog en sí, por lo que, lógicamente, habrá una ligera diferencia entre los resultados ofrecidos por PopStats y los registrados en los programas de estadísticas tradicionales, diferencia que corresponde a las visitas del administrador al panel. También es posible añadir una lista de direcciones IP, por ejemplo la del propio administrador, que no serán objeto de visita añadida, manteniendo así un completa fiabilidad de los datos.