• Y por razones como estas es por las que los traductores automáticos no han superado (ni lo harán próximamente) a los traductores humanos.