Etiqueta: prensa

De benecoles

No sé si soy el único al que le está afectando la publicidad en la televisión, pero tengo la sensación de que me alimento fatal y de que no tengo en cuenta mi colesterol ni mi tránsito intestinal, porque ahora hasta los cuscurros de puerquito sirven para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y al final resultará que un bollycao es más sano que una manzana, no en vano tiene todos los nutrientes para la correcta alimentación de mi hijo. Hay que joderse.
Leo en El País que un informe de la OMS publicado en 1996 demostraba que existía una relación directa entre la alimentación y el riesgo de padecer ciertas enfermedades, vamos, dime qué comes y te diré de qué te morirás. La UE, por su parte, decidió que cualquier declaración sobre los efectos beneficiosos de los alimentos deberían pasar el control de la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) para evitar la publicidad engañosa sobre estos beneficios.
En el artículo citan algunos casos:

  • Actimel, de Danone: La Asociación de Autocontrol de la Publicidad afirma que no está suficientemente demostrado que el L. Casei Defensis -recuerdo que en el anuncio dicen L. Casei Inmunitas, por cierto- ayude a “reforzar las defensas”, tal y como dicen en la publicidad.
  • Benecol de Kaiku: La empresa dice que “reduce el colesterol”, pero resulta que el estanol -que aparece en un reglamento comunitario de 2004- únicamente es beneficioso en los pacientes con el colesterol alto, ERGO no ayuda a mantener el nivel de colesterol bajo en personas con niveles normales. El eslogan No tengo colesterol y no quiero tenerlo, por eso tomo Benecol es engañoso.
  • Knorr Vie: Un caso no denunciado pero cuyo eslogan es erróneo, ya que la OCU afirma que la aportación no llega a las cantidades anunciadas.
  • Vive Soy: Según la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, la empresa debería anunciar que son necesarios tres vasos diarios de la bebida para que ésta tenga un efecto beneficioso sobre la salud, lo que no consta en la publicidad.

No son más que ejemplos, pero me pone del hígado que me traten como si fuera imbécil y traten de hacerme creer que, para mantenerme sano, en vez de alimentarme como dios manda -y dios manda fabadas, hervidos, lentejas, pescado, cocidos, macarrones, ensaladas, aceite de oliva, arroz a la cubana y los demás platos que se han comido por estos lares toda la vida-, en vez de comer menos, en vez de hacer los recados andando y no pasarme la vida delante de la tele, ahora tengo que tomar dos danacoles, tres actimeles, dos vive soyes, cuatro knorrvies, dos cero-ceros y pasarme por la corporación dermomutilativa, que es lo que se lleva.
Estoy hecho un carroza.
Artículos aquí y aquí.
*********************************************
Recordad que podéis participar en el foro y proponer nuevos temas.
*********************************************