2006

Os explico mi plan de hoy. Después de la siesta nos pondremos a cocinar un asado con verduritas, muy rico –espero–, después a casa de un amigo, que organiza una mini-fiesta. Las uvas no sé si en casa o ya en la segunda sede, eso ya lo veremos. Es posible que terminemos en una disco, pero como el plan no es seguro y tampoco es que me vaya mucho lo de la discoteca en nochevieja, puede que a las dos ya esté roncando. ¿Quién sabe?
Para acabar el año hemos tenido dos noticiones de los de titulares bien gordos. Los dos nefastos, eso sí. Me dan vergüenza la web de la CNN y los comentarios en los foros –decidí pasar de ellos, sinceramente–, mientras la mención al aniversario del tsunami, por ejemplo, se ha limitado a unas imágenes por televisión de los memoriales, como se les llama ahora, sin una palabra sobre la situación de miserable en la que todavía se encuentran los habitantes de las zonas a las que llegó el maremoto, que en muchas ocasiones es exactamente la misma que el día de la catástrofe. Mientras, fotos a todo color de George Lucas con Harrison Ford porque van a rodar otra vez Indiana Jones. Todo está como siempre, más o menos.
Me estoy enrollando. Resumiendo el 2006: El mayor descubrimiento de este año, Isabel Clara-Simó, lo peor, la mujer desnuda, ya sabéis a quién me refiero, :. . Otras cosas importantes y nuevas para mí: el blog y la cibercomunidad, mi nueva condición de parado y el perro -aunque éste aterrizó por aquí en noviembre del 2005–, el horno, que ya manejo con soltura y last but not least, la familia y los amigos, que más o menos van tirando todos. No nos falta nadie, afortunadamente.
No os emborrachéis. Nos vemos el día 2.

Por la boca muere el pez

Nos disponemos a celebrar el fin de año como toca: que nadie se quede en casa, a comer como cosacos y a beber como cerdos –¿era así?–. Siempre igual: navidad, nochevieja, los Reyes Magos, después vendrá la pascua –fallas mediante–, el verano y vuelta a empezar. Con cumpleaños por medio, claro está. Todos estamos bien programados para hacer las mismas cosas al mismo tiempo y si no, somos raros. ¿Qué pasaría si una nochevieja cenáramos una tortilla francesa, un yogur y viéramos una película en DVD? ¿Y si en nochebuena nos fuéramos a un restaurante chino? Supongo que yo acabaré tomando las uvas y un par –o dos o tres pares– de copas de cava, hay que cumplir con la programación y la tradición. No soy nada original. ¿Cuántas veces habré dicho lo de que paso de mi cumpleaños? Pues este año lo he celebrado, sin fiesta, pero lo he celebrado. ¿Cuántas veces he dicho que paso de la nochevieja? Este año, igual. ¿Cuántas veces he dicho que la navidad me toca las narices? Pues ya me veis felicitando la navidad a diestro y siniestro y haciendo las visitas de rigor.
¿Seré un pez?

Philip K. Dick

Hacía un par de semanas que no hablaba de algún autor.

Sihaya me prestó hace unos doce años –que sí, que me acuerdo que lo empecé a leer en un tren de camino a La Cañada para ayudar a tú ya sabes quién– El padre-cosa, una recopilación de cuentos breves de Philip K. Dick que me puso los pelos como escarpias: empieza con el del ojo que observa al narrador –digno de Ibáñez Serrador– y continúa con la invasión de los alienígenas à la Body Snatchers –que con el à la le damos más clase al asunto–, vamos, directo al ruedo. De la mitad de los cuentos ya ni me acuerdo, pero sí me quedé completamente embobado. Es uno de los libros de ciencia-ficción que más me ha animado a leer más del género, y no me voy a poner a discutir sobre si es un género o no, que me cansa el tema.

Los que más me gustan de Dick: (más…)

Herzlichen Glückwunsch!

Kristina, jemand hat mir erzählt, dass du heute Geburtstag feierst. Hiermit unser Geschenk:

Alles Gute zum Geburtstag und guten Rutsch von uns allen.

Las mujeres leen más

Hoy los editores –y desde luego los autores; al menos algunos– tienen muy en cuenta que son las mujeres las que más leen. Se realizan encuestas, sondeos o estudios de mercado cuyos resultados se acatan y pesan o interfieren en las programaciones de la temporada. En ocasiones se llega incluso a modificar los títulos originales para acoplarlos a ese hecho insoslayable –el predominio de un público lector femenino–, hecho que, por otra parte, a nadie espanta ni sonroja ya, aunque a algunos les incomode. En esencia, tal fenómeno no es nuevo. Fue así desde que la novela existe. Lo que ha cambiado es la actitud hacia el mismo.
Ana Rodríguez Fischer.

Cadenas

Anoche recibí chorrocientos correos electrónicos de una persona, entre los cuales había presentaciones supuestamente divertidas, advertencias de que un niño se estaba muriendo en un hospital de Nueva York y que Hotmail cerraba. Directamente las borré.
¿Quién no ha recibido un aviso de que Hotmail cierra? Aquí una muestra:
PASALO A TODOS TUS CONTACTOS POR QUE AHORA SI ES DEFINITIVO
Hotmail se Cierra
Si usas Hotmail manda este mensaje a todos los que sepas que lo usan, de lo contrario el dueño de Hotmail (Jon Henerd) borrará tu mail de aquí.
Hotmail se esta sobrecargando y necesitamos librarnos de gente y queremos saber cuales son los actuales usuarios que están usando sus cuentas de Hotmail.
Así que si tu eres un usuario, por favor manda este e-mail a todos los que puedas, pero si no lo pasas a nadie se borrará tu cuenta de Hotmail.
Gracias por tu cooperación

Mr. Jon Henerd
Departamento de administración de Hotmail.
Evidentemente, si Microsoft decidiera cerrar Hotmail (más…)

Adicción al teléfono móvil

EL PAÍS dice que este año se han vendido 950 millones de teléfonos móviles y que durante el 2007 la mitad de la población mundial dispondrá de una línea. La mayoría de nuevas líneas se venden en América Latina, India, China y África, porque por el primer mundo ya vamos servidos. Y eso que la predicción a mediados de los 80 decía que para el 2000 habría unos 900.000 teléfonos móviles en funcionamiento y resultó que para esa fecha se vendían 900.000 cada diecinueve horas. La nueva revolución es la VoIP y la conexión inalámbrica WI-FI.
La FACUA (Federación de Consumidores en Acción) dice que el uso de los teléfonos móviles puede provocar adicción con efectos psicológicos y emocionales semejantes a los de los cigarrillos y otras substancias: agresividad, mal humor, aislamiento, abandono del entorno social. Según un estudio publicado en la British Medical Journal, el uso del teléfono móvil puede crear los mismos comportamientos compulsivos que cualquier otra adicción. No son uno ni dos los que dicen que el móvil engancha: uno de cada mil usuarios puede ser adicto.
A nadie le gustan –eso decimos–, nadie está enganchado –también lo decimos–, pero si ahora dejaran de funcionar todos, ¿qué ocurriría?
Yo llevo catorce horas –¡catorce!– en llamadas desde el 11 de noviembre.
PD: No os olvidéis de votar por el libro para la lectura sincronizada.

Cerrado por cólico

Pues eso, que hoy cerramos por cólico miserere. El día 1 de enero, cerraremos igualmente.
Que os sea leve.
PD: No os olvidéis de votar por el libro para la lectura sincronizada.

Lectura sincronizada

En el foro hemos organizado una lectura sincronizada: vamos a elegir una novela propuesta por los participantes y la vamos a leer todos juntos. Puede participar quien lo desee, la única condición es, naturalmente, leer la novela. Como no todo el mundo mantiene el mismo ritmo y es posible que algún libro sea un poco más complicado de encontrar, los plazos son los siguientes:

  • Elección de la novela: del 24 de diciembre, al 2 de enero.
  • Lectura: del 3 al al 23 de enero.

Podéis votar aquí.
Las novelas propuestas son:

  1. LUIS SEPÚLVEDA, Un viejo que leía novelas de amor (Tusquets): Antonio José Bolívar Proaño vive en El Idilio, un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar (mal llamados jíbaros), y con ellos aprendió a conocer la Selva y sus leyes, a respetar a los animales y los indígenas que la pueblan, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás pudo hacerlo. Un buen día decidió leer con pasión las novelas de amor -«del verdadero, del que hace sufrir»- que dos veces al año le lleva el dentista Rubicundo Loachamín para distraer las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. En ellas intenta alejarse un poco de la fanfarrona estupidez de esos codiciosos forasteros que creen dominar la Selva porque van armados hasta los dientes pero que no saben cómo enfrentarse a una fiera enloquecida porque le han matado las crías. Descritas en un lenguaje cristalino, escueto y preciso, las aventuras y las emociones del viejo Bolívar Proaño difícilmente abandonarán nuestra memoria.
  2. NEIL GAIMAN, Neverwhere (Norma Editorial): Neverwhere es la historia de un hombre ordinario llamado Richard Mayhew y su viaje por el extraño y peligroso Londres de Abajo. Al ayudar a una joven llamada Puerta, Richard entrará a formar parte de los habitantes del Londres de Abajo. El mundo subterráneo tiene sus propias reglas y Richard deberá aprenderlas para sobrevivir. Richard buscará a Puerta y la ayudará a llevar a cabo su venganza contra los asesinos de su familia. En su camino se encontrarán con personajes de lo más variopintos. Entre ellos cave destacar al Marqués De Carabás, sin cuya ayuda no hubieran podido conseguir su objetivo.
  3. ROSA REGÁS, Azul (Booket): Azul es la historia de una pasión amorosa entre Andrea-una mujer casada, periodista y con una complicada vida social- y un muchacho más joven, Martín Ures, que llega del interior de la Península para descubrir un variado mundo de gentes y trabajos, y sobre todo, esa capacidad alquímica del amor que lo convierte en algo definitivamente peligroso. Cuando la relación parece resquebrajarse, Martín y Andrea se embarcan en un pequeño crucero y, a lo largo de los dos días que dura la escala en una desolada isla griega, descubren la naturaleza real de sus ataduras.
  4. YASUNARI KAWABATA, El maestro de Go (Emecé): Hacia 1938, el jugador de Go Shusai Honnimbo-, imbatible meijingodokoro, está próximo a morir. Es el Gran Maestro de la época, luego de él no habrá ningún otro jugador de tan alto grado. Los maestros, elegidos en el seno de familias nobles, deben integrar el torneo anual en donde compiten bajo la tutela del shogun. El tiempo de Shu-sai, el último de los Honnimbo-, estará medido por la partida con el joven maestro Otake, quien simboliza el tránsito ideal de la tradición a un mundo nuevo, diferente y aún indeterminado. Espectador de excepción de la contienda, Yasunari Kawabata asistió al interminable torneo, que duró casi medio año, con una extensa interrupción de tres meses a causa del agravamiento de Shu-sai. Derrotado definitivamente el 4 de diciembre de 1938, éste muere un año después. El Maestro de Go es la biografía ficticia de un hombre que va al encuentro de su destino con extraordinaria dignidad, una obra impar del Premio Nobel de Literatura 1968.
  5. TRUMAN CAPOTE, A sangre fría (Anagrama): El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran, aparentemente, inmotivados, y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes.

Han propuesto novelas: Gayhetera, Jazlima, Destroyer, Ana2 y yo (no por este orden).

Presented in BRAIN CONTROL

Me encanta Futurama, de Matt Groening. Aunque muchos episodios ya los conozco –los emiten en la Sexta, todos los días a las 15.15–, no puedo evitar quedarme completamente embobado atento a las aventuras. Creo que lo que más me gusta son las alusiones a películas y novelas de ciencia-ficción, los anacronismos –muchos son facilones, sí– y la mezcla de argumentos y diálogos ridículos.
En el mundo del siglo XXXI, la televisión seguirá siendo un entretenimiento de masas, las conexiones a internet funcionarán todavía como la chata, habrá cabinas de suicidio, Visa llevará 500 años muerta, American Express, 600, no habrá reservas de petróleo, Santa Claus aterrorizará desde el año 2801 a todos los niños y sembrará la muerte por el mundo, Urano se llamará Urrecto –para terminar con el grosero juego de palabras–, el hipnosapo ganará todas las competiciones de mascotas y las anchoas se habrán extinguido.
Si veis la serie, atención a la cabecera, cambia algunos días con mensajes de patrocinadores, cuestiones técnicas y advertencias a los espectadores. Para los más friquis, el alfabeto.