• Nos vamos a la mierda. La noche más cálida en Dinamarca en 149 años, con 16 grados de mínima.

  • Helsinki

    Pie de página en El Confidencial: “Una instantánea de Helsinki, la ciudad en la que todos sus ciudadanos hacen todo bien.”

  • Pues va a resultar que lo de aterrizar aviones en carreteras es verdad: un F35 de la fuerza aérea finlandesa aterrizó ayer en una autopista del país. Y yo que creía que eso era una leyenda urbana.

    Qué locos están estos fineses.

  • Dani Bordas

  • Alarma

    La gente puede decir idioteces muy grandes. Pero cuando se trata de asuntos que son difícilmente criticables, la estupidez alcanza unas cuotas insuperables.

    Hoy, la AEMET ha emitido una alerta roja en Madrid por lluvias muy intensas y ha recomendado a la población que se quede en sus casas, a ser posible. Este mensaje ha llegado por móvil a todos los dispositivos que se encontraban en Madrid y ha emitido un sonido de alerta. La ciudadanía ha protestado porque:

    1. Qué susto, un móvil vibrando y pitando. Inaudito (cuánta razón, ¿qué se habrán creído?, ¿un móvil pitando y emitiendo notificaciones?).
    2. Qué inconsciencia, si ese aviso se llega a enviar a la gente en un estadio, podría haber pasado una desgracia (por ejemplo, que los móviles de 40.000 personas hayan sonado a la vez, hayan entrado en resonancia y les haya reventado los tímpanos a todos).
    3. Qué ilegalidad, usando mis datos personales (esos que mantienes a buen recaudo y que no das a nadie cuando usas otras apps en tu móvil).
    4. Qué inconsciencia, esas alertas están para lo verdaderamente importante (como una buena bomba nuclear, un ataque zombi o que se haya muerto María Teresa Campos).

    No sé qué se habrán creído estos de la AEMET para enviar una alerta así a lo loco. Total, 100 litros de agua por metro cuadrado en 2 horas es una tontería.

  • Finlandia es un lugar maravilloso: ya puedes abortar

    people walking near the church

    Finlandia es un lugar genial, donde la educación funciona a las mil maravillas y nadie tiene problemas de alcoholismo. Bueno, igual de esto último no he leído un informe de la ONU o de la UE o de la OCDE, pero si me pongo, lo encuentro.

    Danmarks Radio cuenta aquí que las mujeres ya pueden abortar en Finlandia hasta la semana 12 de gestación, no como antes, que sólo se podía hacer (1) cuando existía un riesgo razonable para la salud de la madre, (2) cuando la mujer ya tenía 4 criaturas o (3) cuando tenía menos de 17 años o más de 40. El permiso se debía obtener de dos doctores/doctoras en medicina. La ley que contemplaba esos supuesos, vigente en los últimos 50 años, se ha derogado y ahora ya se puede abortar como en el resto de los países nórdicos, e. d., que Finlandia, este país de fantasía, acaba de entrar en el siglo XXI.

  • ¡Dame!

    Dice El País que nos gastaremos un 6% más que el año pasado durante la Navidad. Ahí van los datos:
    1. Gasto medio por hogar: 904 €
    2. De ellos, para regalos: 520 €
    3. Media de regalos por familia: 10
    4. En la UE: 11 – 18
    5. Gasto en comida: 218 €
    6. Gasto medio por regalo: 50 € (superior a la media europea)
    Desconozco las condiciones en las que se ha realizado la encuesta, el perfil del encuestado y los demás datos, así que hay que tomarse estas cifras con la debida distancia. De todos modos, un gasto de 904 € por familia o, para verlo mejor, 150.000 pesetas (y omito lo de “antiguas”, que es una memez como la copa de un pino). ¡150.000 pesetas! ¿No es un disparate?
    La tradición de los regalos a los niños me parece bien, yo recuerdo los cincos de enero con mucha ilusión, de ésa que daba gustirrinín del bueno. Incluso me acuerdo de un año en el que los Reyes Magos le trajeron a una perra que teníamos un tentetieso enorme. No se me olvidará en la vida la cara que puso la tía cuando lo vio. Estoy seguro de que sabía perfectamente que era para ella. Le duró 20 minutos, lo destrozó completamente. ¡Pero qué 20 minutos más bien aprovechados y disfrutados!
    Volviendo al tema del gasto, me parece muy sano regalar cosas a la familia y a los amigos –si mis ídem leen esto me dirán que me aplique el cuento, ¡apañados están!-, pero de ahí a que la navidad se convierta en a) una sangría familiar, b) una obsesión por conseguir el regalo X, c) una peregrinación, d) una obligación, va un trecho.
    Pienso que los regalos los puede hacer Melchor, Gaspar, Baltasar, San Nicolás, el Niño Jesús o Rita la Cantaora disfrazada de Morlock, se pueden recibir en cualquier momento -no porque la tradición obliga-, deben ser voluntarios -si le hago un regalo a la cuñadísima, tengo que regalarle también a la cuñadona-, no deberían implicar un sacrificio económico -520 € me parece un despilfarro innecesario- y, si es para un niño, un regalo debería educar, ya que estamos corriendo el riesgo de que el espíritu navideño se convierta para ellos en un ¡dame!, ¡dame!, ¡dame! (léase con avaricia).

  • Tulipanes y Biblia

    Aquí el regalo de bienvenida que me ha enviado Psikke:

    En El País de hoy he encontrado este artículo:

    Las Sagradas Escrituras parecen haber quedado atrás en un mundo que aboga por la igualdad y rechaza malas costumbres. Por ello, un grupo de 42 teólogas y 10 teólogos alemanes, muchos protestantes, han dedicado cinco años a redactar una nueva traducción políticamente correcta. Publicada en la última Feria del Libro de Frankfurt, la Bibel in gerechter Sprache (Biblia en lenguaje justo, de la editorial Gütersloher Verlag), la versión despierta la sospecha de que la palabra de Dios, transmitida a los hombres (¿y a las mujeres?) a través de terceros, los traductores, fue manipulada con un cierto sesgo machista, propio de las sociedades en que estos vivían, para ganar popularidad y conversiones.

    Me escama la última frase. Así que la Biblia fue manipulada para captar lectores… hm… ¡pues vaya! ¿Ahora se dan cuenta de que hasta las Sagradas Escrituras están corruptas? Pues les ha llevado su tiempo.
    El artículo termina con la afirmación: A partir, de ahora, se puede rezar: «Padre y Madre nuestro/a que estás en los cielos». ¿Y el Espíritu Santo? ¿Será un palomo?
    El artículo lo podéis leer aquí.