Categoría: Lenguas

Morir de amor: en japonés, 草 significa «hierba» y «me parto de la risa»

En este vídeo, @muffintoppu explica el por qué utilizan el kanji (que significa «hierba») cuando quieren escribir «LOL» o «jajaja». Es ese tipo de cosas con poca utilidad práctica pero que da mucho gustito saber.

Al parecer, hace tiempo, se escribía el kanji para «reír» , que se pronuncia «wara». Con el tiempo, se extendió escribir W en romaji (la primera letra de wara) para ir más rápido: WWWWWWWW se interpretaba como «jajajajaja» con el sentido de «me meo de la risa», como LOL. En algún momento, alguien pensó que WWWWWWW recordaba a la hierba. De ahí se dio el salto a escribir , el kanji que significa «hierba», para decir que te estás partiendo.

Si no te ha explotado el corazón es que no tienes sentimientos.

Más sobre esto:

  1. Japan Insider tiene este artículo.
  2. Hay un hilo de Reddit sobre el tema.
  3. Y también está este post en Japanese with Anime.

¿Para qué aprender una lengua “que no sirve para nada”?

De todas las lenguas pre-europeas que se hablan en Norteamérica, únicamente el Navajo está “a salvo” de la desaparición a corto o medio plazo. Según Ethnologue, unas 170.000 personas la hablan como primera lengua, aunque la mayoría habla inglés con fluidez.

La muerte de las lenguas es un fenómeno habitual. Según Austin y Sallabank (2011), entre el 50% y el 90% de las lenguas que se hablan en la actualidad, más de 6.000, habrán desaparecido o estarán en una situación crítica dentro de 80 años.

Según la UNESCO, la vitalidad de las lenguas se puede clasificar en:

  • Lenguas “a salvo”.
  • Lenguas “vulnerables”, si las generaciones más jóvenes no hablan la lengua fuera del ámbito familiar.
  • Lenguas “en peligro”, si las generaciones más jóvenes no hablan la lengua.
  • Lenguas “en peligro severo”, si sólo la habla la gente mayor.
  • Lenguas “en peligro crítico”, si sólo hay algunos hablantes muy mayores.
  • Lenguas “muertas”, si no se puede localizar a ningún hablante.

¿Y qué? ¿A quién le importa que se muera una lengua? Si una lengua está muerta ya “no sirve para nada” y entonces, ¿para qué hay que mantenerla? ¿Es necesario que se estudie en las escuelas? ¿No es un lío tremendo esto de hablar tantas lenguas? Hay quien mantiene que algunas lenguas “no tienen utilidad” y que “es una tontería enseñarlas en el colegio” porque “para eso ya tenemos una lengua de todos” y que todo ese esfuerzo para aprenderla debería dedicarse a hacer algo “verdaderamente útil”, como aprender inglés. Suele ser la misma gente que dice que el catalán es una lengua “moribunda”, la lengua materna de cuatro millones de personas.

La UNESCO, por cierto, tiene un atlas lingüístico en el que pasarse las horas.

Referencias

  • Austin, P. K., & Sallabank, J. (Eds.). (2011). The Cambridge handbook of endangered languages. Cambridge University Press.

Ronda de memes sobre lenguas, lingüística comparativa y filología.




Y por razones como ésta, la vida es muy corta para aprender alemán.

De mis clases.

Este vídeo de Marcel Danesi explica cómo las palabras nuevas entran a formar parte del corpus diario de los hablantes. Da un dato que no termino de creerme: el número de palabras inglesas actualmente en uso son 170.000. Me parece una barbaridad. Está claro que para Danesi, 170.000 es el número de palabras estimado de todos los hablantes de la lengua; en otras palabras, no todos los hablantes disponen de tantas: unos tendrán un número de palabras P y otros tendrán un número Q. Tomando los números de palabras distintas hará 170.000.

Nagy y Anderson (1982) decían ya hace años que hay que coger con pinzas las cifras que salen publicadas sobre la extensión del vocabulario de los hablantes porque no hay criterios unificados para contarlas: ¿contamos absolutamente todas las palabras o sólo tenemos en cuenta los lexemas? ¿Son matar, mato, mataste, mataríamos palabras que debemos contar por separado o como una sola? En el primer caso, palabras con gran número de morfemas (p. ej., terminaciones), como el español o el húngaro, tendrían un número desproporcionadamente alto de palabras en comparación con otras que apenas tienen flexión, como el danés o el inglés. Por ejemplo, según el primer criterio, los chavales de tercero en EE. UU. saben unas 25.000 palabras en inglés o unas 2.000, si sólo contamos morfemas, e. d. me parece una diferencia enorme sabiendo que el inglés apenas tiene flexión, pero bueno.

Aunque de momento no parece que vayan a ponerse de acuerdo en el número de palabras del inglés, merece la pena verlo:

Referencias

Nagy, W. E., & Anderson, R. C. (1982). The number of words in printed school English. Center for the Study of Reading Technical Report; no. 253.

Para los que dicen que el alemán es difícil por la declinación. El húngaro tiene 18 casos. Dieciocho. Pero lo mismo daría el finés o el estonio. Ganan las lenguas urálicas por goleada.

Cuando tienes más sonidos que signos (2): sobre cómo el irlandés usa 18 signos para 44 fonemas

El otro día dije que el irlandés me enamoraba el alma con su ortografía. Pero con irlandés no me refiero a un señor que bebe mucha cerveza y escribe como un HOYGAN. El irlandés moderno o gaeilge es la lengua celta que se habla en Irlanda además del inglés y es un idioma que apenas ha cambiado en los últimos 450 años, más o menos. Según la versión inglesa de la Wikipedia, entre 40.000 y 80.000 personas hablan el irlandés con fluidez, más o menos un 2% de la población de Irlanda (de la isla, no de la República) y desde 2005, es una de las lenguas oficiales de la Unión Europea ​(Wikimedia Foundation, n.d.)​.

(más…)

Cuando tienes más sonidos que signos (1): lenguas y alfabetos extranjeros

Siempre he sido muy fan del irlandés. Tiene una ortografía alucinante. Yo creo que es la lengua con más haches y acentos por minuto. Y poner una mayúscula detrás de una minúscula en una palabra me hace llorar de amor. Ar na hinscríbhinní móra, is fiú inscríbhinn Chamalieres a lua. Táibléad luaidhe atá ann, agus ceithre fhocal is trí scór le léamh air. An aibítir a úsáidtear, is í an leagan lámhscríofa den aibítir Rómhánach í . Esas bh y esas mh con doble tirabuzón inverso y triple salto mortal. ¿Y ésás palabras llénás de tíldés?

(más…)

En alemán de Colonia, las palabras iglesia y cereza se pronuncian igual. La clave está en que se ha neutralizado la realización [ç] del sonido /x/, que suena igual que un gato cabreado, y el sonido sch. Ambos son indistinguibles.