24.02.2015 Hip hop en maya (zuhutil) Un comentario

Balam Ajpu

Los miembros del grupo guatemalteco Balam Ajpu han decidido ponerse a componer hip-hop en zutuhil, una lengua maya hablada en el suroeste de Guatemala. En este país se hablan 21 lenguas además del español – un lío de la hostia a la hora de redactar documentos oficiales. El más hablado es el castellano. Después el quiché, el quekchí y el kakchikel, todos ellos emparentados con el zuhutil. [Sigue leyendo →]

01.02.2015 Macy McCockrann y la sanación por medio de la lengua danesa 4 comentarios

Macy McCockrann es sanadora. Sana con las palabras y la música. Yo amo a Macy con todo mi hentrekott.

La historia Macy McCockrann es la de cualquiera de nosotros: Macy sufría de toda clase de fobias. Según ella, los miedos abarcaban cualquier aspecto de su vida. Cuenta que incluso era incapaz de llevar a su hija al zoo por le miedo que le provocaban las jirafas (jirafofóbica perdida). Por supuesto, nuestra amiga sufría lo que ella asegura que es fobia a los animales de cuello largo, es decir, que ella soportaba en silencio fobias para las que incluso no existe una palabra en griego, que mira que es difícil. Así que un día se levantó hasta el coño de todo y decidió dejarlo todo atrás, incluyendo las fobias, los miedos, a su marido y a su hija, para emprender un viaje de búsqueda interior por Europa. [Sigue leyendo →]

20.01.2015 Para ser profesor de idiomas no hace falta ser nativo, de verdad que no

El mejor profesor de una lengua extranjera no tiene por qué ser quien mejor lo hable sino el que mejor lo sepa enseñar. Pero durante muchos años en España hemos sido muy gilipollas con eso y por encima de todo, lo importante era ser nativo. Parece que las cosas están cambiando, por fin.

Yo, sin encanvio, soy un profesor hestupendo.

Casi cualquier ciudad o pueblo, por muy pequeño que sea, cuenta con una academia de inglés. Y no es menos habitual que en esos mismos centros de enseñanza las clases ya no sólo las impartan profesores nativos venidos de países anglosajones. Al contrario, cada vez más personas locales, que han mamado el lenguaje de Shakespeare desde pequeñas, se ponen al frente de un aula para dirigir a nuevos alumnos en el aprendizaje de este idioma.

Este cambio puede responder a varias causas. Pero sobre todo a una realidad incontestable: que cada vez más personas, sobre todo jóvenes, dominan el inglés y encuentran en la enseñanza de esta lengua un nicho de mercado donde desarrollarse profesionalmente. Porque ya no es sólo un negocio para extranjeros y la demanda no hace más que crecer en los últimos años.

Para dedicarse a ello, muchos optan por formarse en carreras como Magisterio o Filología Inglesa. No obstante, existen pocos títulos reconocidos a nivel internacional que acrediten que una persona está capacitada para ser profesora de inglés. Uno de ellos es el denominado Celta (Certificate in English Language Teaching Adults), uno de los certificados más prestigiosos en formación de profesores, reconocido por la Universidad de Cambridge. En el Estado sólo hay 14 centros que lo imparten y en Euskadi sólo uno: la London School of Languages, que tiene cuatro academias en el territorio.

«Antes un nativo podía dar clases de inglés aunque no tuviera formación como profesor. Ahora, en cambio, las academias son más exigentes y sí piden titulaciones más específicas».

De este artículo en El Diario Vasco.

16.01.2015 La libertad de expresión en Dinamarca

Hobbiton, 2015. Con el de hoy ya llevamos cuatro tormentas-huracán (???) en dos semanas. Aquí imágenes de Egon, el del lunes. Han anunciado una nevada gordísima para el domingo y hay rebajas por todas partes.

Es decir, nada nuevo.

Lo que sí ha habido es una discusión gordísima sobre la libertad de expresión a raíz de los atentados. Los daneses siempre aluflipan con que son los más democráticos y más libres del mundo mundial y que pueden decir lo que les sale del mismísimo coño (o sea, del fisse). Yo sólo me pregunto qué habría ocurrido si el Jyllands Posten hubiera publicado una caricatura similar a la de hace unos años pero usando un Cristo en vez de la cara de Mahoma. O de la reina, no sé. No estoy implicando nada, únicamente pienso que la discusión habría sido diferente.

Porque de la situación en España ni hablamos, claro.

Con la publicación de las caricaturas, la web se llenó de estos banners.

(Con la publicación de las caricaturas, la web se llenó de banners como los de arriba… los daneses son libres HATOPET.)

30.12.2014 Las lenguas de Suecia, el romaní y el caló

El otro día iba yo por un Ikea en España leyendo los nombres en sueco de los productos que tenían allí y pensando anda, mira, Skuförkånken significa silla, y Gärgånvörgjar es grifo, casi como en danés y llegué a la conclusión de que los que les ponen los nombres a los productos no ganarán el púlitzer, la verdad. Si la empresa fuera española y la tienda estuviese en Liverpool tendríamos the water tap Grifo, the fork “Tenedor” y the lamp “Lámpara”. Es una lástima porque todo quedaría mucho más bonito en mi opinión si usaran cualquiera de las lenguas de Suecia además del sueco de toda la vida, a saber: el finés, el meänkieli (emparentado con el anterior), las lenguas sami (también de la misma familia), el yidis (una mezcla de alemán y hebreo) y los dialectos varios del romaní.

Sí, el romaní es esa lengua indoaria usada por millones de gitanos en Europa y es verdad que está relacionada con el sánscrito. Peeero no es lo mismo que el caló, que es lo que se habla en España. Hombrepordiós. [Sigue leyendo →]

29.12.2014

Lo de abajo es lo que escribí antes de volver a casa por navidad (vuelveee, akasa vuelveee). Luego pensé en que podía titular el post ¡Hola, cacos! y lo desactivé.

A estas horas ya he bajado de un avión que me ha llevado de Hobbiton a Los Puertos Grises y estoy esperando a subir a otro que me va a llevar al Capitolio. De ahí tengo que ir en tren hasta el Distrito 12 a pasar el solsticio de invierno; por exigencias del guión, claro, porque si por mi fuera, sacrificaría a mi primogénito con tal de no celebrarlo nunca más. El problema es que no tengo primogénito, así que no puedo sacrificarlo. En un par de días volveré a Hobbiton con una obstrucción arterial y una esperanza de vida menor para celebrar que empezamos el 2015. Como si es el 4920.

Ni estoy más cerca de la embolia, ni he acortado mi esperanza de vida: de hecho ha sido el solsticio menos pantagruélico de las últimas cuatro (¡cuatro!) décadas.

23.12.2014 Merry Xmas (el hipérbaton) Un comentario

Have a Merry Christmas, You Will!

Nota: una de las características de Yoda es el uso de al menos un hipérbaton en cada frase (Dangerous and disturbing this puzzle is). El hipérbaton es una figura retórica que consiste en alterar el orden natural de las palabras dentro de una frase, como hacía Bécquer en sus rimas:

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar.

Que es a tope de poético. Lo normal habría sido:

Las oscuras golondrinas volverán a colgar sus nidos en tu balcón.

22.12.2014 Un comentario

Every language has words that are startlingly close in pronunciation to other, ruder words and no one is better at finding them than language students. During one Spanish class, I wanted it known by all and sundry that the answer was “J”, or “jota”. The Spanish “t” sound is softer than the English, but I over-softened it and shouted, “joda!”, or, “fuck!” – in the imperative, no less, so I sounded like a porn director with no specific vision.

Mistranslations are another danger. During an English conversation exchange, a Mexican student translated the Spanish term for “manual labour” directly into the immortal sentence, “hand jobs are getting cheaper”. Moments later an American classmate tried to complain that she was hot. Unfortunately, estoy caliente means “I’m horny”.

[…]

Only 10% of communication is verbal, so when you talk on the phone you lose a startling amount of your language-learning arsenal. My first phone conversation in Spanish was pretty embarrassing. I lost the thread halfway through so I just said, “sí … sí … sí” until he hung up. How to get past it: Just say “sí … sí … sí” until they hang up. Only kidding. A lot of it is just nerves, so ease yourself in with questions you know the answer to, like “Nos vemos esta noche, verdad?” which means “We’re seeing each other tonight, right?”. Remember, you’re not as vulnerable to looking stupid as you think: because of noise and patchy reception, asking someone to repeat themselves seems totally natural on the phone.

No sé de dónde se saca que sólo el 10% de la comunicación es verbal, pero bueno. Leído en este artículo de The Guardian sobre los peores momentos en el aprendizaje de una lengua extranjera.

19.12.2014 Nuestra lista de lecturas para secundaria (que lean, lo que sea, pero que lean)

El otro día dije que me parecía una bobada lo de hacer leer a los clásicos en la escuela cuando no se está preparado. En mi opinión, hay que leer. Novelas medianamente aceptables, vale, pero hay que leer y hay que encontrarle el gustito a la literatura antes de pasar por el Mío Cid.

En la Escuela Internacional Høgwarts de Pequeños Trølls de Hobbiton hemos decidido que íbamos a hacer una lista para que los estudiantes de mi clase, de 15 y 16 años, eligieran una novela para leer durante las vacaciones. ¡Una!, no vaya a ser que se les licúen las neuronas o tengan convulsiones. Todos muy entusiasmados con la idea. Al final, la de danés se ha rajado. La de global perspectives, también. Sólo quedamos la de inglés (que da literatura) y yo (que además de las lenguas extranjeras doy religión, pero eso es otro tema). Cada uno ha propuesto cinco novelas sin saber lo que había escrito el otro. Las únicas condiciones que pusimos fueron que estuvieran escritas originalmente en inglés y que pudiesen sacarase de las bibliotecas públicas de Hobbiton. [Sigue leyendo →]

17.12.2014 6 comentarios

Ayer me llevé a los trolls adolescentes allende la frontera, a visitar el mercado de navidad de Mordor y a comer salchichas hasta terminar ahítos. Pero salió el día más horroroso del mundo y acabmos en el centro comercial (espíritu navideño a tope), protegiéndonos del viento huracanado y de la lluvia. Volvimos de Mordor a Hobbiton en un autocar soviético con las puertas y la calefacción estropeadas, en plena hora punta de salida de clase  y con un grupo de segundo de primaria de otro colegio con ganas de liarla parda. Por supuesto, había una parada cada 500 metros y un trayecto de 35 minutos en coche por una carretera nacional terminó durando más de una hora y tres cuartos. Mis ganas de matar iban en aumento hasta que llegamos a Rivendel y bajaron los de primaria. Pude respirar. Pero en la parada siguiente subieron cinco señoras con cinco carritos con cinco bebés que decidieron ponerse a berrear al mismo tiempo hasta que entraron en resonancia y sentí que me iba a explotar el cráneo. Al llegar a Hobbiton quería cambiar de profesión por la de carcelero.

Todo esto no tiene interés ninguno; lo cuento porque creo que me merezco un aumento de sueldo y autobús de empresa.

← Anteriores