Ciencia + ficción = ¿mierda?

Que la ciencia-ficción no entre en el canon, es algo que me molesta. Que a alguien le pueda sonar a marcianito verde, a Xena y a Expediente X, vale. Pero sí hay buena literatura de ciencia-ficción, sí hay temas nuevos y sí hay lectores críticos.
Es cierto, claro, que los comentaristas y críticos de esta literatura suelen ser parciales y valoran los textos según la complejidad de sus argumentos, como en los best-sellers. La mayoría de las reseñas que leo caen en los tópicos de siempre: el suspense, el dichoso planteamiento original, los personajes perfiladísimos y ese tipo de frases, lo que, a mi entender, denota que están sujetos a los patrones del Babelia o del Qué leer y no saben ver más allá.
Evidentemente, si tomamos la ciencia-ficción como punto de partida para poder explorar situaciones que, a priori, no pueden darse en la realidad actual o pasada, es evidente que no podrá valorarse de igual modo a Huxley, a Ballard, a Le Guin o a Aldiss que a Dostoyevski, a Irving o a Houellebecq, porque son incomparables.
Por otra parte, el hecho de que salga un marciano no le quita verosimilitud -recordemos a Dante o a Homero, por poner dos ejemplos-, ya que está en la destreza del autor la capacidad de hacernos tragar esa realidad con una lógica atada y bien atada.
Que hay mierda en la ciencia-ficción, sí, como en el Premio Planeta, por ejemplo, y en el 70 % de lo que se vende en España.
Os recomiendo a Ballard, de lo mejor que he leído últimamente y en ciencia-ficción en particular.

¿Cómo te llamas?

Según El País, los españoles seguimos teniendo los nombres de toda la vida.
Nombres de españolas:

  • María (a secas): 3,15 %
  • María (compuesto): 28,5 % (seis millones de maris, que se dice pronto, con perdón)
  • Carmen (a secas): 2,2 %
  • Carmen (compuesto): 6 %
  • Josefa: 1,7 %
  • Isabel: 1,45 %
  • María Dolores: 1,3 % (¿Alguien ha intentado traducir este nombre a otra lengua? ¿Le habéis explicado a un inglés o a un alemán que una mujer en España se puede llamar María Dolores? ¿Y Angustias? Con todos mis respetos a las Angustias y Lolas amigas de este blog.)

Nombres de españoles:

  • Antonio (a secas): 3,8 %
  • Antonio (compuesto): 7 %
  • José (a secas): 3,6 %
  • José (compuesto): 13,7 %
  • Juan (compuesto): 6,5 %
  • Manuel (compuesto): 6,3 %
  • Francisco (compuesto): 5,8 %
  • Mohamed: 0,2 %
  • César (que lleva tilde): 0,19 %
  • Esteban: 0,16 %
  • Arturo: 0,14 %
  • Jonathan: 0,14 % (Si mis cálculos no fallan -que pueden fallar-, más de 25.000 españoles se llaman como el hijo de Aída.)

Top de 2005:

  • Niñas: 1º Lucía, 2º María, 3º Paula y 4º Laura.
  • Niños: 1º Alejandro, 2º Daniel, 3º Pablo, 4º David

La web del INE se ha caído hoy, pero en el diario aseguran que aquí puedes consultar cuántas personas tienen tu mismo nombre en España o en tu provincia.
Si te llamas Mari Carmen o Toni Pepe, ya estás normalizad@.

Contador

Acabo de instalar un contador invisible, un plug-in que me aparece en el panel de control de la página y he visto que da la información de cuánta gente está conectada en ese momento.
RECOMENDACIÓN: No os lo instaléis. ¡Estresa!
De deltablog.com:

El sistema no registra las visitas si se producen en el panel de administración, sólo las visitas reales en el blog en sí, por lo que, lógicamente, habrá una ligera diferencia entre los resultados ofrecidos por PopStats y los registrados en los programas de estadísticas tradicionales, diferencia que corresponde a las visitas del administrador al panel. También es posible añadir una lista de direcciones IP, por ejemplo la del propio administrador, que no serán objeto de visita añadida, manteniendo así un completa fiabilidad de los datos.

Sputnik, mi amor

MURAKAMI, H., Sputnik, mi amor, Barcelona, Tusquets, 2005
Pág. 155
Si se me permite usar otra vez el ejemplo de los hermanos siameses, éstos no tienen por qué llevarse siempre bien. No tienen por qué esforzarse siempre en comprenderse el uno al otro. Lo más frecuente es, más bien, lo contrario. La mano derecha no sabe lo que hace la izquierda y la izquierda no sabe lo que hace la derecha. Entonces nos sentimos confusos, nos perdemos... y chocamos contra algo. ¡Badabum!

And Madly Teach

  • Título: And Madly Teach
  • Autor: Lloyd Biggle, Jr.
  • Fecha de publicación: 1966

And Madly Teach es un texto breve, de 46 páginas, que cuenta la historia de Mildred Boltz, profesora suplente en Marte. Boltz regresa a la Tierra para tomar posesión de una plaza como profesora de lengua y literatura inglesas después de muchos años de ausencia. La sorpresa llega cuando, después de visitar al superintendente -vulgo: el malo-, le introducen en el método de la Nueva Educación, que consiste en, ni más ni menos, enseñar por televisión:

-No hay exámenes -dijo [el superintendente]-. Ni ejercicios que revisar. Supongo que el sistema de educación en Marte todavía emplea estas cargas inútiles que obligan a estudiar a los alumnos, pero nosotros hemos superado las edades oscuras de la educación. si tiene usted la idea de abrumar a sus alumnos con exámenes y ejercicios, puede ir olvidándola. Esas cosas son síntomas de una mala enseñanza y no lo permitiríamos aunque fuese posible, […].

El asunto se va complicando: los profesores, como Operación Triunfo, compiten por aumentar sus índices de audiencia y, en cuanto uno de ellos obtiene un share muy bajo, ¡zas!, a la calle.

Con exactitud matemática, a las dos en punto Marjorie Mac Millan apareció en la pantalla y la primera impresión de sorpresa de la señorita Boltz fue ver que la profesora empezó a desnudarse. Sus zapatos y medias estaban cuidadosamente colocados en el suelo. En aquel momento comenzaba a deslizar la cremallera de su blusa. La profesora miró hacia el objetivo de la cámara.
-¿Qué es lo que hacéis ahí, pillines? Creí que estaba sola -dijo en un tono cariñoso.[…] La blusa cayó al suelo y lo mismo ocurrió con la falda.
La profesora permaneció durante un segundo ante la cámara ataviada solamente con unos «shorts» y un sujetador. […]

El resto del argumento es menos sorprendente, pero es eficaz, al fin y al cabo.
Sorprende la actualidad de muchos de los motivos temáticos de este relato y, aunque el tiempo no ha pasado en vano -han pasado cuarenta años, ni más ni menos-, algunos planteamientos siguen siendo fuertes. También destaca porque huye de los motivos habituales durante ese tiempo: ni rastro de desastres atómicos, viajes espaciales, marcianos de plastikey y demás babosidades. Eso sí, profunda no es, universal, tampoco y está bastante desordenada. Los personajes van bastante justitos, son una panda de muppets sensibleros, polarizados en uno u otro bando.
Lo que sobresale del texto es el tema de la educación a distancia. El autor toma partido claramente a favor de la educación tradicional -y jerárquica-, donde el profesor transmite los conocimientos a los alumnos. También descuellan algunas escenas en las que los alumnos trabajan por grupos, dando sus opiniones sobre las lecturas y en discusiones plenarias, justamente lo que está de moda en estos momentos entre los pensantes de la enseñanza de idiomas. Biggle rechaza cualquier intervención tecnológica y la destierra para que el profesor ocupe el lugar que le corresponde, respondiendo así a la entrada de los métodos audiovisuales en el aula, que ya empezaba a finales de los 60 en EE.UU., Inglaterra o Alemania.
Este texto es original y su autor es muy poco conocido en España. Es difícil encontrar la traducción -que yo sepa, se publicó en Bruguera en el 71- y el original fue publicado por última vez en 1982 en la antología TV: 2000 en Fawcett Books, pero ya está descatalogado.
Lástima.

  • Artículo en la Wikipedia aquí.

La Coma

AVISOS

  • A pesar del título, esta entrada no tiene nada que ver con el signo ortográfico, sino con un barrio de Valencia.
  • Antes de meternos en harina, lean esta entrada de Fer sobre Lisboa. Y si todavía no conocen la capital del fado, corran a reservar un billete, merece la pena.

TEXTO PRINCIPAL
El Colegio Mayor La Coma es un centro donde se puede recibir una beca de un año (renovable) como residente durante los estudios en la universidad. Tras una entrevista con un comité de selección, los candidatos que consiguen la beca disfrutan de la estancia en un edificio de apartamentos compartidos con una planta de servicios comunes (televisión, biblioteca y hemeroteca, comedor, cabinas, sala de conexión a internet, etc.). Los colegiales -como se llama a los residentes, palabro horroroso ande los haiga- deben participar activamente en la vida del barrio, potenciar las actividades de las asociaciones promovidas por los vecinos y apoyar los planes de mejora de la situación formativa y laboral. Uno puede participar en la Asociación de Majorettes, en Camí Obert, en el Proyecto ProMujer, en la Escuela de Personas Adultas, etc. Asimismo, existe una oferta de actividades internas en las que uno puede -en algunos casos debe– tomar parte: asambleas, cursos, etc. Además, muchos de los colegiales no son españoles: los hay de Latinoamérica, de Marruecos, del Sáhara, de Elda… 😉
El intercambio es morrocotudo y la convivencia no siempre es fácil. Las diferencias entre unos y otros es tan grande, que para evitar el conflicto hay que estar alerta, aceptar actitudes, opiniones y puntos de vista y saber tragárselas como puños, lo que no es más que un ejercicio que beneficia a cualquiera que sea más talibán que Bin Laden, como es mi caso. En definitiva, es una mezcla de personas con unas ideas más o menos parecidas pero con diferentes puntos de vista sobre el modo de llevarlas a la práctica.
En el barrio, las cosas no son fáciles:

LA COMA es un barrio del municipio valenciano de Paterna. Se encuentra a unos diez kilómetros del centro de Valencia. Tiene una población de cinco mil habitantes. La localidad más cercana es Burjassot, a tres kilómetros.
La historia del barrio es breve pero intensa. Fue planificado en los años 60, construido en el año 1985 y ocupado desorganizadamente. Aislado de cualquier núcleo urbano, sin medios de transporte, sin servicios, ni espacios públicos y sin condiciones para ser habitado, se convierte pronto en un gueto de marginación, con graves y profundos problemas de escolarización, paro, sanidad, convivencia, etc.

(De la web del Colegio Mayor Universitario «La Coma»)
Yo viví en este barrio durante un año. Fue complicado en muchos sentidos, no voy a decir ahora que La Coma es un lugar estupendo para residir ni que todo el mundo sea bueno, ¡qué va! Aunque sí es cierto el tópico de que se aprende mucho y se conoce a gente que recuerdas toda la vida.
Mientras escribo este texto, observo la cantidad de conceptos que tengo asociados al barrio:

  • Pobreza
  • Inmigración
  • Paro
  • Exclusión social
  • Gitanos
  • Fracaso escolar
  • Drogas
  • Insalubridad
  • Peligro

¿Por qué? Objetivamente, no existe ninguna conexión entre estas palabras: ni el paro lleva a la insalubridad de las viviendas, ni el fracaso escolar deriva de la inmigración, etc. Todo es una cuestión de estadísticas. Lo que sí es cierto es que estas asociaciones las hace el que más y el que menos y, aunque queramos evitarlo, la MARGINACIÓN en mayúsculas pone los pelos de punta al más pintado.
Yo nunca tuve ningún problema estando en el barrio, ni fui asaltado, ni sentí peligro. Pero lo cierto es que la ecuación MARGINACIÓN = PELIGRO está en la cabeza de todos. ¿Por qué?
Enlaces:

Tulipanes y Biblia

Aquí el regalo de bienvenida que me ha enviado Psikke:

En El País de hoy he encontrado este artículo:

Las Sagradas Escrituras parecen haber quedado atrás en un mundo que aboga por la igualdad y rechaza malas costumbres. Por ello, un grupo de 42 teólogas y 10 teólogos alemanes, muchos protestantes, han dedicado cinco años a redactar una nueva traducción políticamente correcta. Publicada en la última Feria del Libro de Frankfurt, la Bibel in gerechter Sprache (Biblia en lenguaje justo, de la editorial Gütersloher Verlag), la versión despierta la sospecha de que la palabra de Dios, transmitida a los hombres (¿y a las mujeres?) a través de terceros, los traductores, fue manipulada con un cierto sesgo machista, propio de las sociedades en que estos vivían, para ganar popularidad y conversiones.

Me escama la última frase. Así que la Biblia fue manipulada para captar lectores… hm… ¡pues vaya! ¿Ahora se dan cuenta de que hasta las Sagradas Escrituras están corruptas? Pues les ha llevado su tiempo.
El artículo termina con la afirmación: A partir, de ahora, se puede rezar: «Padre y Madre nuestro/a que estás en los cielos». ¿Y el Espíritu Santo? ¿Será un palomo?
El artículo lo podéis leer aquí.